AL PUEBLO, PAN Y CIRCO…


Lo anunciaba hace unos días… la cara dura y desfachatez de la clase política en su conjunto no tiene límites… Y hoy, en algunos titulares de prensa aparece la misma reflexión…
De seguir las cosas así, cuando el pueblo esté totalmente asfixiado por la crisis, se quede sin casa y pronto sin pan, los chivos expiatorios, los primeros en caer, serán los de la clase política… De eso no cabe duda… Ayer lo comentábamos en la cena… Cuando llevaban en la Revolución Francesa a los reyes a la guillotina, estos decían que no pasaba nada, que todo estaba bajo control… Eso pensarán los políticos cuando de verdad se pongan las cosas muy feas… Serán los primeros en caer, porque el pueblo, mientras tenga pan y circo, va tirando, pero cuando ambos conceptos empiecen a escasear en sus vidas, no se quedará con los brazos cruzados, impasivo… se liará, como en otros momentos históricos, una bien gorda… Qué así sea… porque el momento histórico lo requiere…

Seamos como Dioses…


No nos queda más remedio… Tal y como están las cosas, a veces es mejor abstraernos de las mismas y mirar el paisaje crítico como una producción cinematográfica donde, a cual director de orquesta, deseamos no apartarnos en exceso del guión. Sin embargo la apuesta de Jesús el Cristo cuando dijo eso de que no debíamos pensar como hombres, sino como Dioses, no deja de ser impactante. Lo hablaba esta mañana con Mario, antes de marcharnos al centro de la vorágine. Tenemos necesidad de dignificar a lo humano ahora que lo humano, y su modus vivendi parecen que va a girar en torno al caos. Es hora de rebuscar entre los valores más profundos un endiosamiento que nos permita sobrevivir a cuantos acontecimientos ocurran a partir de ahora. Afrontar los momentos difíciles no con dolor y sufrimiento, sino con la valentía de un guerrero, con el orgullo de un combatiente. Debemos mirar al futuro como dioses, y ser partícipes, en la medida de nuestras fuerzas, de aquello para lo que hemos sido llamados… Seamos como Dioses…

NACIONALICEMOS LA BANCA Y EL FUTBOL…


No lo digo yo, que no entiendo un carajo de economía… Lo dice alguien que fue banquero y que hoy ha dibujado una perspectiva nada optimista para el futuro del mundo del capital. La verdad es que en los postres, que siempre suele ser un poco de queso fresco (yo lo acompaño con miel), la cosa ya pintaba mal hasta que, el exbanquero ha dicho que igual que las carreteras están nacionalizadas porque son un servicio necesario, también debería ocurrir lo mismo con la banca, porque los créditos son necesarios para construir un país, y sobre todo, para construir una vida en la que, el ciudadano medio, se hipoteca hasta las cejas (algunos, los más, hasta el culo) porque, como todo dios sabe, hay que dormir bajo techo. Y digo yo, puestos así, ¿por qué no nacionalizamos también la agricultura, y la vivienda y el fútbol? ¿No son estas tres actividades tan importantes para nuestras vidas? Pues hagamos una cosa… Primero nacionalicemos la agricultura y paguemos a los agricultores un precio justo por su trabajo… Luego hagamos lo mismo con la vivienda, y paguemos un precio justo por la adquisición de las mismas… y un precio justo no debería ser más de una quinta parte de nuestro salario, que también, y dicho sea de paso, debería ser justo, y no todo nuestro salario entero más el de las próximas siete generaciones. Y con el fútbol, hagamos lo mismo, paguemos a esos niñatos que se lo pasan pipa en el campo un precio justo, y nada de esas millonadas por jugar al fútbol (¿por qué no se pagarán millonadas por salvar vidas, a los investigadores, por ejemplo?). Y también a los políticos de salón, esos que viven de la política y hacen de ella su modus vivendis… a esos, directamente, dejemos de pagarles… ¿como? Votemos a esos partidos que asuman que la actividad política no es una actividad económica, sino una actividad de servicio al pueblo… y que como servidores, deben pleitesía a la potestad de la sociedad civil. Por cierto, mientras merendaba hoy con un astrólogo conocido, me decía que la crisis, según los astros, no acaba más que empezar, que lo fuerte lo viviremos a partir del 2010… No me ha extrañado nada, ¿total? En el 2012 es cuando se acaba el mundo (por cierto, ya sería la tercera vez, y a la tercera va la vencida, en menos de media década que se acaba el mundo si tenemos en cuenta las otras fechas apocalípticas: 1987 y 1999, )… Así que aún nos quedan unos tres o cuatro años de buen rollito… disfrutémoslos…

Madrid… Madrid… Madrid…


Llegué anoche tarde… Cené con mi amiga Belén en un restaurante paquistaní en la zona de Lavapiés… Allí, en un pequeño apartamento situado entre dos centros de yoga, pasé la noche… Por la mañana, había un ritual en uno de los centros de yoga el cual llaman antanaje… No asistí… me quedé dormido del cansancio del viaje. A las ocho estábamos desayunando y acompañado por esta hermosa amiga. Dos horas más tarde, a las diez, estaba en la plaza Chueca con Alicia, una vieja amiga que nos conocíamos casi de la infancia más adolescente pero con la que nunca había tenido un encuentro, a pesar de los años de amistad. Ha sido realmente emocionante y de lo cual hablaré con detenimiento en el futuro… Más tarde, comida cerca de Plaza Castilla con Luis Valls, socio de nuestro pequeño grupo editorial, en una de esas torres gigantescas que hicieron con los chanchullos de la ciudad deportiva del Real Madrid. Increíble las vistas… Con el tratamos la reunión de mañana, la presentación de mañana, la crisis, el futuro sello Welton y cosas sobre lo divino y lo humano… A las cinco de la tarde estaba tomando una manzanilla con el amigo Jaime, hablando de futuros proyectos editoriales para Nous… Y ahora, encuentro con Mario para tratar la presentación de mañana… Y el día no ha terminado, y mañana será terrible… Así es Madrid, y su acelerada vida… ya echo de menos «La Montaña»…
(Foto: Javier León y Luis Valls Taberner en Torre Espacio, Madrid, preparando los Estatutos para el Grupo Editorial Noumicon, noviembre de 2008)

Viaje a Madrid…


Hoy salgo de viaje a Madrid. El motivo principal es la presentación del libro de Mario Conde la cual será el jueves a media tarde. Hay otros motivos, como reuniones con autores, con amigos… También firmaremos en notaria la constitución de la SL que englobará a nuestros sellos editoriales: Séneca, Nous, Welton y Phylira. Dicho así, parece como si fuéramos a fusionar una gran compañía editorial. Nada más lejos de la realidad. Modestos sellos editoriales recién nacidos y que sobreviven a la crisis a base de imaginación, o como dice mi amigo Carlos, también conocido como el editor paracaidista, el merequetengus o el Tetus: imaginación contable al poder.
El viernes quizás conozca a Quintero de mano de Mario. Será gracioso ver al Loco de la Montaña, osease, el que suscribe, con el Loco de la Colina, y con el Loco de los Asientos. Entre locos anda el juego…

Coche Oficial…


Mi tío Lolo siempre dice eso de que un verdadero político nunca cobra por servir a su pueblo, sino que se entrega al mismo porque en su vida ha sido capaz de organizarse de tal manera que sólo le queda, bajo el prisma de la inquietud política, servir a los demás. Mi tío Lolo, sabio, gentil hombre, generoso como pocos y un real servidor a su pueblo, así lo hizo desde que muy joven entró en política, exiliándose más de una vez en tiempos difíciles. Tal y como está el tema, sería un imposible metafísico convencer de esta filosofía a la rapiña de políticos que tenemos en nuestro país (hoy me ha dado por la política, ya lo siento). No todos, eso es cierto, pero sí la mayoría, buscan un interés vanidoso, material, o de cualquier otra índole que nada tiene que ver con la sensibilidad de servir al pueblo. Un ejemplo claro lo tenemos cuando vemos a esos que se autodenominan de izquierdas cabalgando por las calles con grandes vehículos oficiales… Miren al señor Ernest Benach, muy nacionalista y muy de izquierdas y gastando al erario público la friolera de más de ochenta mil euros en un A8. Empecemos ahora a sumar todos los coches oficiales que existen en España y creo que más de uno se caería para atrás… Lo comentaba la amiga María José el otro día… Menudo ejemplo para la ciudadanía… Esos son los valores que quieren inculcar… Que lo hagan los conservadores se lo podría perdonar porque lo llevan en la sangre… Pero gentes de izquierdas… progresistas… ¿saben cuanto consume y contamina un A8? ¿Por qué no, dando ejemplo, viajan en un coche ecológico, hibrido o similar? En fin… me caliento y no puedo parar…

(Foto: Javier León en la Sierra de Ronda con coche híbrido. Mayo de 2008.)

El Rey es un crápula, de mucho cuidado…


Un radical, eso es lo que es el señor José Antonio Barroso, alcalde de Izquierda Unida de Puerto Real. Un radical con un par de cojones, sí señor, por llamar las cosas por su nombre y ser juzgado por ello. Pues mire, señor Barroso, como usted es un radical y yo un desmesurado, añado a su afirmación lo siguiente: el Rey es un crápula… de mucho cuidado.
Así me solidarizo no con su radicalidad, que la respeto, sino con su valentía, la cual le hace valedor de mi más sincero compromiso solidario. Si le van a juzgar a usted, que también me juzguen a mí… Pero antes que lo hagan, por favor, que juzguen, ya sea en la Tierra o en el Cielo, las irregularidades de este señor Rey, de esta señora Democracia y de esta furcia Justicia. Por favor, que no se sientan ofendidos los que no se lo merecen, que haberlos, haylos…
Y es que existen algunas luciernagas (y digo luciérnagas porque lúcidos ya quedan pocos) que están cansaditas de esta sociedad hipócrita en la que en momentos de crisis los de arriba se jactan de su suerte y piensan que están por encima del bien y del mal…
Está claro que éste será el último Borbón en el trono, así que lo disfrute y que siga con sus artimañas para posicionar a toda su familia, que falta les hará cuando ya no tengan acceso a esos ocho millones de euros anuales + los trapicheos con los fondos reservados… Menuda cara dura tenemos los españolitos…

¿Secretario de Cultura?


Ayer vino a mi casa una exdiputada del partido donde milito para proponerme como secretario de cultura en la supuesta y futura ejecutiva local. Ejecutiva, que por cierto, tiene dividido al partido, por lo que habrá dos listas aspirantes a… (puntos suspensivos para que cada uno imagine a qué aspiran los políticos actuales, de entre los que me encuentro).
Por cierto, la otra lista no ha contactado conmigo porque al parecer sólo les interesa las fuerzas activas del partido, que debe ser algo así, y según mi subjetiva interpretación, todos aquellos que trabajan por y para el partido y tienen poco o nada de tiempo para trabajar por y para el pueblo. Entiendo la decisión, porque en mi caso, en estos dos últimos años ha sido más de lo segundo que de lo primero.
Viene con la propuesta en un momento de confusión política interna bastante pronunciada, sobre todo, a raíz de ver como miembros de dicho partido defendían, desde una ignorancia supina, las desventajas de las energías alternativas, comparándolas incluso a la planta de residuos radiactivos que tenemos a pocos kilómetros de aquí. Mayor barbaridad es un imposible metafísico. Una aberración y un insulto a la… ¿inteligencia?
Vamos, que un partido progresista tenga un discurso tan parecido al patético discurso que el señor Aznar tuvo hace unos días con respecto al cambio climático me hace mucho qué pensar.
Con estas palabras no quiero parecer un infiltrado de la oposición, sino un crítico maldito que acabarán quemando, y con razón, en la hoguera de la ignorancia. La actitud rancia de un pensamiento equívoco no me preocupa tanto como las artimañas políticas de un lugar aislado a las corrientes contemporáneas del buen hacer. Así, la decepción es doble.
Aún así, la cosa sigue sin estar clara, ya que cuando algo está roto desde la base, es difícil arreglar con pegamento improvisado de la noche a la mañana.
Si estamos en política buscando una cuchara donde beber de la sopa boba, andamos mal encaminados… eso parece ser la práctica común en la mayoría a aspirantes a coche público, dinero público y vacaciones públicas, así que me toca dar ejemplo… El estar ideológicamente en banca rota te permite la sutileza de poder elegir donde mendigar un trozo de pan. Es el principio de la libertad pura… puedes viajar hacia cualquier parte porque el viento sopla con fuerza… sólo debes desplegar las velas… Así que ante la ética y el buen hacer, por suerte no podré asistir a la próxima asamblea donde, por una parte, tendría que defender ideológica y pragmáticamente todo cuanto pienso, y segundo, obedecer precipitadamente a mis impulsos de repugnancia política. Mejor que el tiempo aclare las sospechas y ponga a cada uno donde realmente le corresponda. La corrupción política y los intereses particulares no tienen parangón…

Nos están tomando el pelo


Leo en el periódico Expansión algo de lo que ya he hablado anteriormente y que, sin embargo, no deja de sorprenderme. El artículo es de Manuel del Pozo y se titula: «¿Qué sueldo le pagamos a Botín?». Realmente, no estoy nada en contra de lo que ganen los directivos de la banca. Ante todo prima la libertad privada y personal del individuo par el individuo. Lo que si me pone los pelos de gallina es saber lo que ganan estos directivos que han provocado la quiebra del sector bancario, y que, para más Inri, solicitan ayudas públicas para ayudar al sector… ¿Qué está ocurriendo realmente? Sólo se me ocurre una tesis ingenua: los partidos políticos necesitan a los banqueros para financiarse. También a la sociedad civil para que pague los impuestos y los voten una vez cada cuatro años, pero como tenemos una sociedad civil estúpidamente dormida y asimilada, es lo que menos les preocupa. Así, siendo como somos, está claro que el juego de favores y favoritismos va a seguir continuando en una sociedad que, como mínimo, tienen un marcado carácter corrupto. Ya lo advertía Sartre en sus «Manos sucias»… y de ahí que cayera en una profunda depresión angustiosa… He dicho…

MUM: Hacia la Moneda Única Mundial


La experiencia con la eurozona ha sido razonablemente buena y nos hace pensar que la tendencia futura debería ser, precisamente, poder internacionalizar una moneda que diera estabilidad a los países más pobres y facilitara el intercambio en un mundo globalizado. Esta crisis podría ayudar a promover la idea y trabajar sobre la misma, a sabiendas de lo difícil, tal y como están los egos nacionales, de que se pueda implantar a corto plazo. El catedrático Jesús Lizcano, entre otros, argumenta las ventajas infinitas de la moneda única, pero antes ya lo hicieron otros como Keynes en 1944, por lo que no estamos ante una idea nueva, a pesar de ser utópica y revolucionaria. Está claro, por los movimientos que se perciben ante la crisis, que la misma no fijará una ruta clara hacia ese propósito. Tendremos que esperar seguramente a una crisis mayor a la que estamos viviendo para que los países reaccionen y busquen políticas revolucionarias que cambien la codicia nacional y personal de los más ricos hacia una tendencia cada vez más generosa, pues el futuro, o será generoso o no será.

Condenación de mi hipoteca


Oscar me envía un interesante artículo sobre lo que está ocurriendo en esta crisis y sobre las decisiones de «inyectar» dinero a la banca para salvar a un sector en quiebra. Muchos nos preguntamos porqué inyectan dinero a la banca y no inyectan dinero a las familias que sufrimos los desvanes de la banca y el sector inmobiliario con unas hipotecas que ya no podemos pagar.
El economista Nouriel Roubini ve con buenos ojos que se inyecte dinero público, es decir, nuestro dinero, el que pagamos con nuestros impuestos, a unos bancos que, por otro lado, nos están sableando cada mes todo nuestro sueldo. Así que, como en el Monopoly, la banca siempre gana… Este señor dice que lo mejor es que cierren los mercados un tiempo, antes de que se siga desplomando el percá, que no el parqué, algo más… Y digo yo… ¿debemos hacer nosotros lo mismo? ¿Cerramos nuestros negocios y dejamos de trabajar a ver qué pasa? Quizás la mejor opción es que cierren también los bancos y no nos cobren, durante un tiempo indeterminado, nuestras queridas hipotecas… ¿no sería lo más justo? Porque ya puestos, o todos moros o todos cristianos… Así que, aunque yo no sea economista, ahí va mi receta:

1) El pobre ciudadano medio que no pueda pagar la hipoteca que no la pague. Condenación de la hipoteca a costa de esos 100 mil millones de euros que se va a inyectar a la banca.
2) Cuando el banco amenace con expropiar la propiedad, que otros pobres ciudadanos medios hagan presión y dejen también de pagar su hipoteca.
3) Cuando el banco vaya definitivamente a expropiar la vivienda, que el propietario de la misma y otros propietarios solidarios «okupen» la vivienda para hacer presión política.

Otra opción es hacer presión para que el gobierno inyecte liquidez a nuestros bolsillos… ¿como? NO PAGANDO LA HIPOTECA… TODOS… y como diría un amigo… ¡a la mierda! Y luego, como diría el poeta, «que nos condenen si quieres, a la más grave pena, por haber cometido, un delito muy leve… que me llamen ladrón, por robarle sus sueños…»

Consagración de una nueva Logia en Huelva


Esta semana está marcada por las reuniones en los hoteles AC. Primero en Málaga por motivos editoriales y hoy en Huelva por motivos masónicos. Curiosamente, mañana vendrá a Córdoba de visita para tratar temas editoriales el amigo Luis, amigo, a su vez, de AC, de Antonio Catalán, propietario de la cadena hotelera y antiguo propietario de la cadena NH.
A lo que iba… En Andalucía existen 24 logias de las cuales sólo nueve están constituidas por miembros españoles. No es de extrañar que hoy, en la consagración de la logia Hesperia de Huelva, casi todo el ritual haya sido en inglés. Incluso los jefes de Andalucía son todos ingleses. Se supone que la consagración de una nueva logia es motivo de alegría y normalmente es el Gran Jefe el que debe realizarla… Pero el mismo no estaba, y aún me pregunto porqué… Quizás tuviera otros asuntos más importantes que atender… En fin, un día agradable con gente muy agradable, entrañable y llena de luces… TAF…

Namaste


Namaste es un saludo que aprendí en India y que significa «me inclino ante ti». Recibo desde Alemania el link de dos páginas muy interesantes con noticias positivas y utópicas… vamos, de las que a mí me gustan y de las que poco se destilan estos días… Así que las comparto por si queréis disfrutarlas… y por su puesto, me inclino ante las mismas… Namaste amigos…

http://www.revistanamaste.com/
http://www.pocapoc.net

Reunión en Málaga


Por la mañana temprano estaba trabajando como peoncillo de albañil en la interminable casa nueva, futura sede de Séneca y posiblemente casa rural por la imposibilidad de poder pagar esas hipotecas que seguramente, tal y como está el patio, heredarán con cierta admiración, o quizás normalidad en ese futuro hipotético, nuestros nietos y biznietos. Antiguamente se heredaban bienes, y actualmente la tendencia será heredar deudas de nuestros ancestros. Dejé de poner la «lechada» en el suelo y casi sin tiempo para comer me fui a Málaga con Oscar, nuestro director de colecciones locales. Allí teníamos un encuentro para preparar la presentación del libro de Antonio Tellado, escritor malagueño que ha editado con nosotros «Última Memoria» y Juan Domínguez, director de la colección local de Málaga y una gran persona. Lo bueno de ser editor es que te permite conocer a gente muy interesante y entablar conversaciones que te abren de alguna forma la perspectiva de las cosas. El enriquecimiento de estos encuentros promueven amistades y filiaciones hermosas y duraderas. Mañana, viaje a Huelva para un nuevo encuentro, esta vez con los Hijos de la Viuda.

(Foto: Oscar Morales. Antonio Tellado, Juan Domínguez y Javier León en Málaga preparando la presentación en el Ateneo del libro «Última Memoria». Octubre 2008).

Amrit Vela


Tengo varios amigos que se levantan a las cuatro para meditar. Algunos de ellos, como el empresario y banquero Joaquin o el conocido Mario Conde se levantan a esas horas para practicar lo que en oriente se conoce como Amrit Vela. Consiste en una meditación matutina, horas antes de que se levante el sol, con el fin de aprovechar esos momentos únicos para encontrar la quietud apropiada y poder, de alguna forma, ser más conscientes de la vida. Amrit significa el “néctar que se produce en la meditación”, y Amrit Vela significa literalmente “la hora de amrit o la hora de la ambrosía”. Yo, que soy de la escuela de Unamuno, el cual dicen que dormía más de catorce horas, prefiero otro tipo de meditaciones, o al menos, no a tan temprana hora, porque, como dice mi madre, la noche es para dormir. Quizás con el tiempo cambie y me vuelva más estricto… total, la vida es un cúmulo de hábitos, algunos más buenos que otros… de eso se trata, de cambiar y modificar conductas con tal de ser mejores…

Mario Conde


El amigo Mario ha abierto un blog muy interesante el cual recomiendo en este enlace:

Allí encontraréis, en la sección espiritualidad, algunas cartas que le enviaba a la cárcel, medio por el cual nos conocimos y llegamos hasta la locura de montar la Editorial Séneca y la Editorial Nous y otros proyectos que tenemos entre manos y alma.
En fin, Mario es una persona muy interante, en lo humano y en lo divino, en lo material y en lo espiritual. Merece la pena leerlo, conocerlo y abordarlo.
(Foto: Luis Valls. Javier León y Mario Conde en Los Carrizos, con motivo de la primera reunión con Luis Valls para la creación de un nuevo sello editorial, julio 2008)

Aznar y el CAMBIO CLIMÁTICO


No quiero ir de rojillo danzarín, pero hay cosas que me sacan de quicio. Este Aznarín, desde que dijo aquello de «¿tú tienes vacas locas, amigo Schröder?», creo que no ha levantado cabeza… Claro que sí amigo Aznar, claro que sí que había vacas locas en Alemania, y en España… ¿Pero acaso te parecía raro? ¿Tan raro como para no darte cuenta del engaño de las Azores? Que no Aznar, que no había armas de destrucción masiva, que lo que había era petróleo y otros intereses estadounidenses en la zona… Y que lo del cambio climático no es un cuento chino… que va en serio… ¿es que no lo ves? Claro que no… como no viste lo de las vacas locas o lo de las Azores…
Dice Aznar: «la mera duda sobre el origen antropológico del cambio climático es causa automática de eco-excomunión«. Y yo, que soy «lisensiado» en antropología, no sé a qué se refiere con eso del «origen antropológico del cambio climático». Claro que es causa automática´de excomunión, y más si viene de la boca de una persona excomulgada de la psique de la humanidad… Alma en pena, deberías callar antes de seguir diciendo barbaridades… O como mucho, apuntarte a alguna causa que beneficie a la humanidad, y no seguir fastidiándola con sandeces…

(Comentario a cuento de las últimas declaraciones del Sr. Aznar, persona non grata en este blog, pero que merece ser escuchado para saber lo que no hay que hacer cuando se es mayor… La foto que acompaño la tomé ayer en Granada. Me sorprendió ver como una empresa que debe tener una sección de «medio ambiente» utilice un vehículo tan poco medioambiental como un todoterreno… Algo así le pasa a Aznar…)

Foto: Javier León. Todo terreno ayudando al «medio ambiente». Tomada en el Albaicín de Granada. Octubre 2008).

GRANADA


Tierra soñada por mí, dice la canción. Aún recuerdo cuando con la friolera de unos veintitantos añitos me presenté con mis barbas y mi indumentaria de hippie alternativo a las puertas de la universidad. Siempre fui un mal estudiante. En Barcelona no había conseguido la nota media exigida para estudiar ninguna carrera así que me fui con mis bártulos, aprovechando que además andaba enamorado de mi primera novia granadina, a la ciudad de los sueños. Cuando llegué a la universidad y vieron mi pobre currículum me ofrecieron dos alternativas: o estudiar empresariales en Ceuta o trabajo social en Linares. En toda España, sólo podía optar a esas dos carreras. El trauma que supuso cambiar una ciudad como Granada por aquella gota de aceite llamada Linares duró años. Por suerte, Linares supo enamorarme con sus cosas y acabé por olvidar a la tierra soñada. Eso sí, cada vez que vuelvo, se me pone la carne de gallina por su belleza y esplendor. Ayer estuve paseando por la tarde por sus calles, su Albaicín, su Alhambra… Sí, lo típico, como algún día hizo también el escritor romántico Washington Irving enamorando con ello a su público con sus Cuentos de la Alhambra. Nos dejamos llevar por el embrujo y dormimos en el ya viejo hotel Toyota Prius, a dos mil metros de altitud, entre la niebla espesa de la profunda Sierra Nevada. Anja cogió un avión hacia Alemania y yo regresé a la Montaña con ese sabor meláncolico que te deja en el paladar esa ciudad única… Mañana toca viajar a Málaga…
(Foto: Javier León, la Alhambra vista desde el Albaicín, Granada. Octubre 2008)

VER MATAR A UN TORO…


Recibo la iniciativa de una amiga para parar de una vez las corridas de toros. Es una iniciativa que, como pacifista y vegetariano convencido que soy, aplaudo en parte, y digo en parte porque me parece de lo más hipócrita. A veces me irrita cuando se defienden cosas como “salvemos a los toros” o “salvemos a las ballenas” y luego, horas más tarde, se meriendan un trozo de vaca vuelta y vuelta… En oriente, la mayoría son vegetarianos, y los que comen carne suelen ser mirados como bichos raros… Aquí, en occidente, lo normal es que se sacrifiquen millones de animales al año y lo veamos como algo “normal”… sangre… sangre… sangre… Eso sí, que no me toquen los toros o las ballenas o la chinchilla… a esos no… a la vaca sí… y al ternero, y a la oveja, y al conejo, y al gallo o la gallina viendo cocer sus carnes en cualquier asadero mientras nos relamemos a cual animales hambrientos… en fin… vivimos en una sociedad hipócrita… qué le vamos a hacer… Luego se extrañan de las guerras, de la violencia doméstica, del maltrato a las mujeres, de los asesinatos, de las mentiras, de los robos… ¿Qué se puede esperar de una especie que se alimenta de cadáveres? Una vez vi matar a un toro… pensé que no soportaría el verlo… pero quería experimentar en mis carnes la sensación ante la muerte y ver como el griterío clamaba sangre… Sensiblerías aparte, no es de extrañar que algunos dóciles opten por la ensalada, la pasta con champiñones y el arroz vegetal… No seamos buenos a medias… No salvemos al toro y dejemos morir a su vaquita hermosa y lechera como si por el hecho de ser femenina no tuviera igual derecho a la vida…
(Foto: Javier León, viendo matar a un toro en Zarzuela de la Sierra, Cuenca, julio de 2003).

La Convergencia Armónica


Hace muchos años, poco después de la Convergencia Armónica, me llamó recién llegada de México porque tenía un regalo para mí. Resultó ser el juego del Tzolkin, el Calendario Maya el cual pronostica el fin del mundo, o de la historia, para el 2012… Toda una sorpresa que me impactó dada mi juventud de entonces… Según el Tzolkin, mi verdadero nombre no es Javier, sino Águila Solar Azul. Ella regresó a México con su marido y sus hijos, dejándome al cargo de trescientos libros para que intentara venderlos… Pero siempre fui un verdadero desastre con las ventas… Y sigo siéndolo pues, a pesar de que mi vocación se ha visto colmada y ahora puedo considerarme afortunado en lo profesional, sigo sin vender un libro… Dura la vida de editor…
En fin… su libro “De vuelta a Casa”, siempre me ha perseguido en todas mis mudanzas a lo largo de medio mundo… Hoy, despaquetando cajas de las últimas mudanzas me he encontrando de nuevo con él después de muchos años… He mirado en ese milagroso internet y allí estaba ella… tan dulce y hermosa como antaño… Ha sido emocionante contactar con ella… Me ha bastado saber que está bien… y que sigue soñando y amando la vida… Todo un regalo…

(Foto: Javier León, puente sobre el río Tejo, en Lisboa, Portugal, julio 2008).

RECETAS ECONÓMICAS O DEL QUIÉN DA MÁS…


El niño se me acercó mientras yo paseaba por las calles y los caminos de Mount Abu. Me pidió alguna rupia y le miré cómplice, como si de alguna manera entendiera esa necesidad de subir la mano con valentía para, sin perder en ningún momento el orgullo o la dignidad, esperar algún tipo de respuesta. Lo miré fíjamente, con cierta compasión humana, diría que con cierta empatía porque, a otra escala, el occidental que tenía en frente suya representaba a una sociedad en crisis, no sólo económica, sino de valores. Me agaché y le di la mano. Lo miré con fijeza. Creo que el entendió el gesto. Sonrío como nadie lo había hecho antes. No pudo dejar de hacerlo, ni siquiera cuando hicimos la foto o cuando nos despedimos casi en silencio. Le di las gracias.
Ese niño anónimo del Rajastán indio con el que paseaba tan sólo hace unos días no sabe quién es Alan Greenspan, ni sabe que tras la burbuja tecnológica sufrimos una burbuja inmobiliaria que ha llevado a la quiebra a todos los mercados internaciones. No sabrá de las recetas del premio nobel de economía Paul Krugman, ni siquiera entenderá qué significa eso de tener una hipoteca. En ese momento, no tenía ni una rupia en mi bolsillo. Apenas tuve ninguna más de dos segundos en mi cartera. La última semana estuve en la India practicamente sin dinero. ¿De qué forma tenerlo mientras veía a mi prójimo dormir en la calle, deambular perdido en búsqueda de algo qué comer? ¿Cual es la receta para ese rostro anónimo? Aquí en occidente quizás nos embarguen la casa por falta de pago… Tal vez ese sería el menor de los males… Me pregunto qué pasaría si mañana fuera a la tienda de la Charo y no tuviera galletas, o leche, o frutas o… Me pregunto si fuera yo el que no tuviera algunas monedas sueltas para poder comprarlas… ¿Recetas, señor Krugman? Dice que es la hora de la política fiscal, de que los gobiernos inviertan en puentes y ferrocarriles, en carreteras y autopistas… Esa es su receta… y por eso, y algunas otras barbaridades, le dan el premio Nobel y se queda tan pancho… Hay algo que el señor Krugman no entiende… El Sistema que hemos inventado y que fomentamos hace años que hizo aguas… De no modificarlo desde sus cimientos, habrá una crisis mayor en la que Charo, el niño de la India y el que suscribe temblarán de pánico. Y además, todas esas autopistas y todas esos ferrocarriles sólo servirán para refugiar la miseria en sus cunetas, como ahora ocurre en la India o cualquier otro país en vías de desarrollo…
(Foto: Jorge Tamames, Mount Abu, India, octubre 2008)

EN BUSCA DE NUESTRAS HUELLAS…


El título es de Hans Küng, pero me sirve para penetrar en el laberinto no de lo divino, sino de lo humano. Tan magna empresa requiere dosis de una excelsa paciencia. Andar cuidadosamente por el pantanoso lodo de la epidermis humana es penetrar en lo más terrible de la existencia. Alguien decía, y con razón, que el ser humano tenía poco de ser y poco de humano, siendo el noventa por ciento un soporte animal para un cerebro y unas emociones poco desarrolladas. Es decir, que de tener algo de humano, era ese residual diez por ciento restante. En ese sentido, es normal que las relaciones «humanas» sean, en su mayoría, perversiones animales rellenas de intereses y egoísmos. La ilusión de lo epidérmico rellena nuestras esperanzas para con el futuro y arrastra al presente a una connivencia estrictamente interesada. ¿Por qué nos queremos? ¿Por qué nos amamos? En la mayoría de los casos, por una patológica necesidad. El «otro» es un referente necesario, pero cuando el otro nos ofende, nos maltrata o simplemente nos desilusiona, deja de servirnos. Así, cuando regresamos a nuestro pasado idílico, por eso de que en la ilusión de la mayoría, otros tiempos siempre fueron mejores (qué gran mentira), cuando buscamos en nuestras más remotas huellas, no podemos más que toparnos con un completo animal, al cien por cien, epidérmico, instintivo, declaradamente tosco. El ser humano está incompleto. Diría que está germinando, sin alcanzar en plenitud eso que llamamos humanidad. Así, es fácil explicar tanta calamidad, hambruna, guerras y destrucción.
(Foto: Javier León, Bahía de Findhorn, Escocia, marzo 2007)

CARTA A UNA AMIGA…


Estimada amiga,

Cuando la niebla campa por sus anchas a veces perdemos la visión y el propósito. Álvaro me ha dicho esta mañana que no han recibido el libro, así que no está parado por el impago, sino porque no les ha llegado. El pago lo haré el lunes, tal y como he quedado con él, pero si no tiene el libro de nada sirve que pague hoy, mañana o pasado. No sufras por Vanina o Nano o los proveedores. Hasta el día de hoy se les ha pagado a todos puntualmente, con la excepción, dada las circunstancias, del retraso a dos imprentas, lo cual, tampoco es tan grave el retraso de uno o dos meses siempre y cuando acabes pagando. Cosa que haré, como siempre he hecho hasta el día de hoy. Por cierto, y por si no lo sabías, en dos años he hecho frente con mil malabarismos a la nada despreciable cantidad de 136 mil euros de gastos que Séneca ha tenido, que es casi el valor de lo que me ha costado la casa. Así que no pensemos que gestionar una empresa es cosa fácil. A los datos me remito. El riesgo tiene un precio, y yo lo pago gustosamente.

Comprendo que estés quemada. He abusado mucho de tu lealtad y confianza y eso tiene un precio. Lo siento por mi parte, porque siempre, hasta ahora, habías sido muy justa, comprensiva y leal. Siento de veras que esto haya cambiado. Siempre he aplazado para el futuro la forma de compensarte, ya fuera económicamente o con otras cosas, pero nunca he visto la oportunidad de hacerlo porque, como tú bien describes, la situación es asfixiante, no tan sólo la mía propia, sino la de la editorial, que no da para muchas alegrías y no vende lo suficiente para mantenerse. Ten en cuenta que la supervivencia hasta día de hoy ha sido por los más de 50 mil euros que hemos aportado de nuestro bolsillo y todas las horas que personas como tú han sacrificado para él mismo. Y a pesar de todo lo ocurrido en estos dos años, que no ha sido fácil ni en lo personal ni en lo profesional (de mi vida personal sólo conoces algunos flecos…), aquí estamos, con un par de cojones, como diría aquel…

Estás confundida si piensas que existe una falta de seriedad y responsabilidad. Llevar una editorial no es nada fácil. Pero lo peor no es llevar una editorial, te lo aseguro, sino llevar una empresa, y sobre todo, una empresa tan peculiar como la que tenemos desde la inexperiencia más absoluta (la mía). Ahí quisiera ver yo a más de uno y además, tener que aguantar que te llamen irresponsable o poco serio porque te vas quince días de viaje, a cuenta, por cierto, de mi tesis doctoral, no por placer o para estar tumbado en una hamaca todo el tiempo en una playa o montaña paradisíaca olvidándome del mundo, que es lo que hace la gente con cierta normalidad. Soy antropólogo y viajar forma parte de mi trabajo y además, de mi estilo de vida. Y lo siento por los que os cueste entenderlo.

Cuando empezamos con todo esto había muchas expectativas. Por mi parte las sigue habiendo, pero no expectativas económicas, sino culturales. Eso siempre lo hemos tenido claro Mario y yo, y siempre hemos avanzado por trabajar la satisfacción personal y no la profesional, la cual ya está más que satisfecha. No necesito grandes éxitos en lo económico porque ya he tenido de todo. En ese sentido soy una persona rica y afortunada. También de esto quedó advertido todo el mundo que colaboró y se implicó en el proyecto. Comprendo que pueda doler ver como se le paga a un maquetador o a un corrector mil euros y tú o yo que le echamos más horas que un reloj al proyecto no ver ni la sopa boba. Séneca siempre ha sido la excusa para un proyecto mayor, pero esto es harina de otro costal…

En lo personal he elegido un camino muy arriesgado y no exento de peligros. El proyecto de abandonar Barcelona tenía como contrapeso el dedicar cuatro años en exclusiva a la tesis doctoral. María se empeñó en la casa, luego mis padres y ahora no me queda más remedio que empeñarme yo también porque la situación global no está para muchas alegrías. Lo que realmente me importa en estos momentos, es la tesis doctoral, que es por lo que siempre he luchado y por lo que he invertido tanto tiempo, dinero y sueños. En ese mundo de prioridades, como ya sabes, también está Séneca, a la cual he dedicado mucho tiempo y dinero. De aquí a tres o cuatro años quizás me sienta satisfecho porque tendré una bonita casa, una bonita empresa editorial y seré doctor en antropología. Más te aseguro que esa no es mi meta ni mi ambición. Sólo una excusa. No me sentiré un irresponsable, ni un fracasado, ni poco serio por esos logros. Tampoco pensaré que todo eso lo he logrado gracias a que muchos han entregado su vida en ello. Los que me han querido ayudar a todo esto lo han hecho de forma voluntaria y muy generosa, y yo, humildemente, les estaré eternamente agradecido y, además, tendré la generosidad de compensarlos cuando llegue su momento. Tú misma lo has dicho… son las acciones las que quedan… En la vida siempre hay buenos y malos tiempos… Para mí resulta importante saber a quién recurrir para lo bueno y para lo malo… Quizás llevar una tesis doctoral, una empresa y la construcción de una casa sea pedir demasiado a la vida… Algunos hubieran optado por una u otra cosa, pero no por las tres a la vez… Mi ambición no tiene límites, y algún día entenderás porqué… Es muy cómodo hablar desde la seguridad de tu vida (en lo personal y profesional) para destrozar con argumentos vacíos de contenido y análisis la vida del otro. Sé que alguna vez yo he caído en ese absurdo juego y te aseguro que me arrepiento.

En fin, no estoy desmotivado por nada, a pesar de todas las circunstancias, pero puedo entender que otros lo estén. Séneca ya tiene su sede, puede almacenar libros, ha conseguido distribución nacional y va a editar buenos proyectos. Hemos aprendido y ahora viene el tiempo de disfrutar de los frutos. Por mi parte sé que tendré que seguir sacrificando mucho. A Anja le ha costado entender mucho que esté las 24 horas pegado al ordenador entre tesis, Séneca y libros restando todo ese tiempo a mi vida personal y social, la cual en este momento es nula. He sacrificado mucho, pero no me importa nada. Todo se andará…

Decías que eso de ir a países pobres para ver miseria era una estupidez… Quizás a más de uno le vendría bien. A mí me ha sentado de maravilla. Comprendes cuando estás allí que nuestras miserias son una broma en comparación a lo que allí ves y hueles. No te preocupes por estas cosas, no merece la pena. Si la editorial se hunde, mi casa me la expropian y me quedo en la calle pidiendo limosnas no será nada excesivamente grave. Solo una lección más, sólo una aventura más… Siempre podré contar que hay gente que lo pasa peor, porque lo he visto y lo he vivido. Discutir por un tarjetón o por una empresa de locos es un absurdo metafísico. Te aseguro que no merece la pena… En fin, cuídate y seguimos en la medida que tú decidas…

Besos…
(Foto: Anja Meier, Comunidad de Gyan Sarovar-Mount Abu, India, octubre de 2008)

MÍSTICA


La mística es el acercamiento a Dios, o al «Nombre Verdadero», como lo llaman los sikhs en la India o al «Absoluto», como lo llamaba Hegel, intentando explorar en la autoconciencia desde la inmanencia y no la trascendencia. Los místicos verdaderos, al menos esos que he conocido e identificado mirándole a los ojos y viendo como les golpeaba cierto brillo, entienden que Dios está en todas partes, y especialmente, encarnado en lo humano. Eso provoca cierto acercamiento hacia el perfeccionamiento, tanto interior como exterior. Es inevitable, porque estamos conducidos a parecernos a Dios, o a la imagen que de él poseemos. En este último viaje a la India, observé y experimenté como se intentaba cocer cierta mística en ese lugar privilegiado llamado Mount Abu. Ciertamente es un lugar propicio para ello. Pero la mística del ombligo, del meditar a las cuatro de la mañana y restar importancia a lo que ocurre en el mundo, incluso en el mundo próximo, durante el resto del día, es una mística errática. Por eso abandoné hace tiempo la práctica del Raja Yoga… Aposté por el Agni Yoga con el riesgo de que al hacerlo, podría perder la conexión esencial que caracteriza al «hombre bueno», la conexión con su alma, y por ende, con Dios. La desconexión puede provocar confusión, desviación y pérdida. Luchar día a día para reencontrarte con lo divino es una prueba constante. A veces resulta más fácil reencarnarte en sapo que adivinar el próximo segundo de procesión celestial. Si somos místicos se nota porque por sus actos los reconoceréis. Todo lo demás, el cotilleo y la habladuría fácil ya no venden ni convencen. El verdadero místico no juega a las máscaras, sino que se entrega libre y sin ataduras al servicio de la Obra. Dios se reencarna constantemente en el verdadero místico, y eso, de alguna forma, ha de notarse. Es peligroso jugar en el mundo de las contradicciones, ya que se puede acabar destruyendo la forma de lo real a base de la forma de lo irreal. Cuando se entona un canto mentiroso, la naturaleza se encarga de ahogarlo de la forma más cruel. Es como la flor de invierno que intenta brotar en un manantial de arena en medio del desierto. El sol abrasador y la falta de aire acaban destrozando su vida… Amo la mística, y la he abrazado en alguna ocasión… pero a veces la temo, porque alcanzar estados sublimes implica cierta aproximación a todo aquello que está más allá del bien y del mal, y por ende, más allá de nosotros mismos…
(Foto: Javier León, meditación en Baba’s Rock-Mount Abu, India, octubre de 2008)

CRISIS DE VALORES


Con respecto a la crisis, que no es más que una crisis de valores, creo que habría que arriesgar en las recetas, o al menos, en el nuevo paradigma. Porque se trata de crear un nuevo paradigma y creo que debería ir en concordancia con el modelo de una utopía necesaria, en lo temporal, en lo espacial y en lo social. Reorganizar el trabajo, reorganizar el dinero y la economía (se hace necesaria una moneda única mundial y un mercado único mundial) y reorganizar los valores de una sociedad basada en la ambición y el egoísmo individualista.
Reformular todo el sistema capitalista y buscar ya no la ansiada tercera vía que tanto se puso de moda en los noventa, sino alcanzar una reorganización de todo el modelo económico y social. Asumamos que estamos en una globalización, en una revolución tecnológica y en una nueva revolución industrial, donde pasamos de ofrecer al mercado unos productos por otros. Construir un nuevo modelo es posible… Lo veo y palpo día a día en las comunidades que visito… la utopía es posible… solo hace falta proyectarla en un gran cinemascope para que se conozca…

(Foto: Trayecto en tren Ahmadabad-Bombay, India, octubre 2008)

LA NAUSEA…


Uno nunca sabe lo que pasará mañana… yo estaba muy feliz imaginando un mundo mejor… me fui a la India, le pedí a Anja que fuéramos, antes del retiro espiritual, a la zona más pobre de la ciudad más miserable. Acabamos en los barrios marginales de Bombay. Éramos extraterrestres porque los guiris y turistas no van por allí. Nos trataron bien, muy bien. Los pobres, cuando no tienen nada, lo dan todo, y sobre todo, una gran e impaciente sonrisa que destrozaba el alma en mil pedazos. Esa generosidad infinita contrastaba con nuestra desconfianza occidental, con nuestras miserias de niños del mundo-bien.
Brahma Baba, el que fundó los Brahma Kumaris (que significa Hijas de Brahma), dejó su vida mundana y se retiró del mundo a meditar a los sesenta años. Vivió hasta los noventa y tres y tuvo tiempo de montar en esos últimos años de su vida un gran movimiento espiritual. En ese movimiento nos insertamos para meditar en un lugar privilegiado y único y de paso profundizar en mi tesis doctoral. Me sentía incómodo, muy incómodo. Hice buenas migas con Jorge, el hijo crítico de la familia Tamames. No soportábamos la hipócrita idea de estar meditando a las cuatro de la madrugá cuando dos calles más abajo había niños pidiendo para comer y durmiendo en la calle. Me he traído esa incomodidad a España y ahora me toca digerirla. La crisis que estamos viviendo no es de valores… es algo más profundo… aquí no sabemos qué es el mundo, qué pasa en el mundo… Occidente es una burbuja aislada y encerrada en su endogamia ignorante… ¿Qué podemos hacer? O mejor aún, ¿qué debemos hacer? Ya no aspiro al estadio angélico aunque resida tan próximo a un lugar donde se pretendió alcanzar dicho reino. Ahora me conformo exclusivamente con humanizar mi vida, con ser un hombre de carne y hueso, como diría Unamuno, y sentirme partícipe de todo cuanto pasa en el ancho universo. Lo demás me parece ridículo, absurdo… lo demás produce nausea… Distraerme con lo demás sería traicionar toda mi condición humana… Debo hacer algo… debemos hacer algo… espero tener el tiempo y la fuerza suficiente para que así sea…

(Foto: Javier León, familia entera durmiendo en las calles de Bombay, India, octubre de 2008).

ORIENTE Y OCCIDENTE


Veo en las noticias como occidente entra en un caos imposible que podria volverse irrespirable en pocos meses. La situacion es critica. Aqui, mientras deambulo entre la pobreza de la India, de aldea en aldea, mezclandome con el producto humano en un estadio diferente, en una relacion diferente, la crisis occidental es un cuento chino, algo ajeno a la realidad de este otro mundo. Realmente uno no sabe que es peor. Un amigo que hasta hace poco invertia millones de euros en negocios inmobiliarios me decia que era mejor que me quedara en la India, que en el otro lado todo se estaba derrumbando. No sabemos ubicarnos porque el mundo, en general, vive una decadencia, y alla donde estemos, alla seguira la autodestruccion de todo cuanto somos…

RAJA YOGA


La India es un pais verdaderamente pobre en lo exterior pero privilegiadamente rico en lo interior. Cuando paseas por las calles de cualquier ciudad, todo es sucio, caotico, desordenado. Sin embargo, si fijas la mirada en la gente, ves que esta bien aseada, viste bastante bien y llevan una vida interior, en su mayoria, muy rica. Son vegetarianos, porque pretenden mantener el cuerpo limpio, y tambien practican cualqueir tipo de yoga, desde el conocido por todos del hatha yoga al raja yoja o el agni yoga. En la comunidad en la que estoy ahora, practican el raja yoga, el yoga de la mente, una especie de meditacion que pretende conectarte con el principio que ellos llaman alma y nosotros, mas ilustrados, llamamos consciencia. El tema es muy interesante y me sumerjo en sus aprendizajes desde la antropologia critica pero tambien desde el humano curioso que soy. No esta nada mal eso de la limpieza interior, y ojala en occidente copiaramos algunas de sus ideas y principios…