Toros e hipocresía


Me parece un acto hipócrita el debate catalán sobre la crueldad en la plaza de toros. Realmente creo que el debate está enmascarado. Debería llamarse algo así: como deshacernos de los símbolos castellanos o españoles. Si la fiesta de los toros fuera genuina de Cataluña el debate no existiría. Como mi religión (la mía) no me permite comer animales porque me parece un acto de crueldad el asesinar y sacrificar animales vivos para el consumo humano, estoy a favor, claro que sí, de que se anule el espectáculo taurino, del mismo modo que estoy de acuerdo en que se anule el espectáculo cruel y sanguinario de los mataderos, las granjas, las pescaderías, las carnicerías, etc… Supongo que si existieran máquinas del tiempo y volviéramos al pasado y viéramos actos de crueldad extrema como el canibalismo o el infanticidio para regular la población nos parecerían aberrantes. Pienso que lo mismo deberán pensar aquellos que nos visiten del futuro y vean como se alimenta la raza humana. Carne, alcohol, tabaco… Somos un desastre, unos depredadores totalmente desequilibrados y pasados de rosca…

La Felicidad Interior Bruta


Se han escrito muchos tratados sobre lo que debería ser el Buen Gobierno de una nación. Utopía fue de los mejores, por su afán de buscar la felicidad de sus súbditos por encima de cualquier otra cosa. Y al parecer, surgen ejemplos utópicos en nuestro mundo de vez en cuando. Fue el El 2 de junio de 1974, en Bután, el pequeño reino del Himalaya cuando Jigme Singye Wangchuck dijo en su discurso de coronación: «La felicidad interior bruta es mucho más importante que el producto interior bruto». Tenía 18 años y se convertía, tras la repentina muerte de su padre, en el monarca más joven del mundo. Tener la Felicidad Interior Bruta (FIB) como modelo de desarrollo me parece algo revolucionario. El concepto butanés de la felicidad interior bruta se sostiene sobre cuatro pilares que deben inspirar cada política del Gobierno: 1. Un desarrollo socioeconómico sostenible y equitativo. 2. La preservación y promoción de la cultura. 3. La conservación del medio ambiente. 4. El buen gobierno. Aquí en España tenemos que tomar buena nota de muchas cosas. Espero que nosotros, como individuos, empecemos a valorarnos no por la cantidad de coche, propiedades o dinero que tengamos, sino por nuestra Felicidad Interior Bruta… Que así sea…

Los ángeles existen


Ella tenía un sueño: arropar con sus manos a todos cuantos pudiera. Ella veía la maravilla de un cuento de hadas donde todos los niños danzaban vestidos de colores en un mundo armonioso. Ella cree en el futuro aún cuando este falla, porque en su vida no cabe otro espacio que el relleno por la esperanza y la ilusión. Y desde que la conocí, yo creo en los ángeles. Porque en todo lo que hacía había algo bueno. Creo en los ángeles porque ella demostraba a cada instante que todo tiempo era correcto siempre que naciera del amor y la entrega. Cruzaba todas las tormentas, especialmente cuando oraba y tenía un momento para estar más cerca de ella y de sus creencias. Pude compartir a su lado un rezo, pero sobre todo, pude compartir la firmeza de que la creencia puede mucho más que todas las adversidades, incluso las más terribles. Es obradora de milagros, los pude ver todos los días, con esa energía que impregnaba a todo cuanto tocaba, y por eso creo en los ángeles. Y ahora tengo un sueño, una fantasía: desearía poder arroparla como ella hace todos los días con sus miles de niños. Desearía volver a su lado y fundirme en un nuevo abrazo. Para ayudarla a través de esta realidad, para expresar mi deseo de volcar mi vida como ella lo hace. Y así mi destino, como el suyo, será valioso, y no un pasar estúpido por una vida vacía y sucia. Deseo atravesar cualquier oscuridad y empujarme a esa valiosa nueva vida. Desde ahora y para siempre creo en los ángeles… y tengo un sueño…
(Foto: Dedicado a los voluntarios y las misioneras de Zway, de Etiopía y de todo el mundo que entrega su vida y su tiempo a los demás. Gracias a Abba por la inspiración del texto… )

Liderazgo


Esta mañana de forma improvisada he sido invitado por Ana a asistir a una conferencia sobre liderazgo ofrecida por el Instituto de Empresa de Madrid. La verdad es que se supone que este tipo de actividades se organizan para futuros directivos, o directivos que ya lo son y necesitan herramientas para poder aplicar en la empresa. La exposición me ha parecido desastrosa en cuanto estaba basada en un modelo de empresa anticuado, donde liderazgo es equivalente a poder por asimetría, jerárquico y persuasivo. Creo que la nueva empresa necesita de nuevos valores, de nuevas posiciones a la hora de intercambiar información y reglas, pero sobre todo, a la hora de dirigir el futuro, la visión y la misión del grupo que conforma la misma. Curiosamente se ha hablado mucho de liderazgo pero poco de carisma. Un buen líder debe poseer ese carisma que le haga dirigir grupos humanos desde la anomalía del silencio. ¿Pero como hablar de carisma en un mundo falto de líderes carismáticos? Aún así, la charla ha sido muy interesante y agradezco a Ana por la invitación y el buen rato que hemos pasado…

La fortuna de ser rey


Resultó paradójico que ayer, antes de entrar al encuentro para hablar de nueva consciencia, me encontrara con esta imagen, justo en frente del Palacio de Congresos. Inspirar consciencia debería ser suficiente para acercarnos a este hombre y preguntar si necesita algo. Inspirar consciencia no debería permitir que cosas así ocurrieran. Resulta increíble de qué forma nos hemos inhumanizado a este tipo de situaciones. Seguramente, en una pequeña comunidad de cincuenta o cien habitantes esta imagen sería imposible. Alguien, sino todo el pueblo, se acercarían al hombre para arroparle y ayudarle en todo cuanto fuera posible. Pero en la gran ciudad… Yo mismo podría haberme acercado, y haberle preguntado cualquier cosa. Estuve trabajando muchos años con transeúntes y era frecuente acercarme a ellos, frecuentarlos, darles compañía, abrazarlos cuando hacía falta, que era casi todos los días. Y ayer, tanto tiempo sin ver a uno por eso de vivir aislado en el mundo rural, me quedé un rato a su lado, saqué la foto y me fui con cierta incomodidad y rabia ante la impotencia de casi todo. Hay que hacer algo para inspirar consciencia y para que este tipo de cosas no ocurran… pero… ¿qué? Quizás hubiera bastado con que uno solo de los dos mil asistentes al acto se hubiera acercado a ese hombre para empezar a creer en el milagro de un mundo nuevo…

(Foto: Las nueve de la mañana en el Palacio de Congresos de Madrid. Persona humana durmiendo en la calle. Madrid: más de dos millones de habitantes. De ellos, ninguno se paró a preguntar si todo andaba bien. Ni siquiera yo, que vengo del mundo rural y a veces, ante situaciones como esta, nos preocupamos por el prójimo).

Una sociedad de machos



Existe un debate intenso en algunas instituciones sobre si la mujer debería participar o no en las actividades de los hombres. Por ejemplo, si una mujer debería o no ejercer el sacerdocio o ser venerable maestra de una logia masónica mixta. En algunos países más desarrollados, este debate está vacío de contenido porque ya se superó de forma normalizada esta condición privilegiada que hasta ahora soportaba el patriarcado. Las iglesias protestantes permiten el sacerdocio compartido entre hombre y mujer, incluso hasta el punto de que ambos pueden contraer matrimonio. En algunas tradiciones masónicas, como la liberal o francesa también existen logias femeninas o mixtas. Pero existen algunas instituciones, donde la mixticidad sería un imposible… Por ejemplo, el fútbol… ¿Podemos imaginar un partido de fútbol donde existan hombres y mujeres? Los más puristas dirán que eso es un imposible. Yo lo veo como una reivindicación más, justa y necesaria. ¿Por qué deportes como el fútbol o las motos sólo son importantes si participan hombres? ¡Qué mundo este!

(Foto: Mujer masónica en una logia mixta, suponemos que a principios del siglo pasado).

Inspira Consciencia


El amigo Joaquin nos invita a este hermoso acto. Espero que nos veamos allí todos.
Nos es grato anunciar el cartel anunciador y texto-resumen del acto INSPIRA CONSCIENCIA, que tendrá lugar el domingo 13 de septiembre en el Palacio de Congresos de la Castellana de Madrid a las 11,00 horas, y que Fundación Ananta ha organizado junto con Alambar-Sinapsis y con la colaboración de El Observatorio.Se trata de un acto que esperamos sea muy inspirador para traer consciencia, coherencia y propósito a nuestro mundo, y que inició su recorrido en Barcelona hace unos meses con una gran asistencia de público. Aspiramos a llenar el Palacio con 2.000 personas, por lo que toda presencia será muy agradecida.El acto durará tres horas y media incluido un descanso de 20 minutos, y tendrá el siguiente esquema:
Gaspar Hernández, autor del libro “El Silencio”, nos hablará sobre la expansión de la “Cultura Creativa” en España.
“La crisis como oportunidad”: un diálogo entre Joan Melé (Triodos Bank) y Joaquín Tamames (Banco Sabadell), en el que debatiremos sobre el significado evolutivo de la crisis económica: ¿Qué oportunidades nos ofrece para la transformación? ¿Podemos cada uno de nosotros ser actores del cambio en nuestra pequeña parcela?
“Un cuento sufí” por Vicente Galarza, con música en directo de Julio García.
“El lenguaje del alma”: un audiovisual de 75 minutos del artista holandés Janosh (
http://www.youtube.com/watch?v=xDsnU5hOy9g) , que combina arte, ciencia y espiritualidad. Se trata de un espectáculo que ha recorrido el mundo y que se presenta en Madrid por primera vez. A través de la imagen y la música Janosh ofrece una guía práctica para utilizar el poder del pensamiento. Estará acompañado por los cuencos de cristal de cuarzo del grupo Shirai. El acto será presentado por la actriz Gloria Montasell, narradora y creadora de cuentos musicales y locutora de radio.Las entradas pueden adquirirse a la entrada del acto en el Palacio de Congresos desde las 9,00 horas y al precio de 10 euros, destinado en su integridad a cubrir el coste del acto. También pueden adquirirse por anticipado solicitándolo al mail joaquintamames@fundacionananta.org o mediante transferencia a la cuenta de Fundación Ananta 2100-0997-68-0200634646, en cuyo caso especificar por favor NOMBRE+INSPIRA CONSCIENCIA (las entradas se entregarán a partir de las 9,00 horas del mismo domingo 13).Agradeceremos mucho si puedes difundir este evento a tu lista de contactos, si lo consideras oportuno.

Nuevos amigos


No pude creerme que los cincuenta hermanos de estos polluelos iban a ser congelados vivos para alimentar a halcones y águilas. En el mejor de los casos, serían alimentados día y noche bajo la atenta mirada de una infernal bombilla hasta coger el peso necesario para entrar en la sala del sacrificio. «Así es la vida, unos deben morir para que otros vivan»… Efectivamente, dicho así, la vida parece cruel y sin sentido. En todo caso, estos cuatro polluelos han sido «salvados» de una muerte segura y ahora vivirán a su antojo en un espacio semi-natural, con hierba, campo y luz natural. Cuando les miro a los ojos no puedo comprender hasta qué punto la crueldad puede instalarse en nuestras vidas. ¿Donde nace la necesidad del sacrificio? Las Reglas de San Benito, esas que se dictaron para la vida monacal, ya advertían de que la ingesta de sangre y carne era contraproducente para la vida del alma. Son los animales, y no todos, los que se alimentan de ese tipo de sustancia… Claro, que a veces olvido que el hombre se comporta más como un animal que como un alma… y de ahí la sinrazón…

Lorena: un ejemplo real de apoyo mutuo


A pesar de la insistencia de M. para que me quedara unos días más en la lujosa casa de A Cerca, tenía que estar en Requena, Valencia, para participar en un encuentro de Ecoaldeas que serviría para completar algo más mi tesis sobre comunidades utópicas. Así que me fui tras desayunar con la intención de hacer una parada en Madrid, donde había quedado con L. en uno de esos restaurantes exclusivos con nombre francés para tratar algunos proyectos editoriales. A un par de horas de la capital paré para repostar gasolina. El motivo de la parada era comer algún aperitivo ya que a esas horas había hambre y como no llevaba dinero suelto, pensé pagar con la tarjeta. Cogí unos filipinos cuando al ir a pagar me di cuenta de que había desaparecido mi tarjeta de crédito y mi carnet de identidad. Seguramente lo había dejado perdido en alguna otra gasolinera. Intenté probar con otra tarjeta pero no tenía saldo, así que expliqué lo ocurrido a la encargada del lugar, Lorena. Ella, como buena responsable, me indicó cual era el protocolo. «Si no puedes pagar, debemos sacarte la gasolina del depósito». Esa acción, como casi todos los protocolos, me pareció absurda, así que pregunté si podía hacer una transferencia bancaria. Al intentar hacerlo desde el móvil, me di cuenta de que la misma no llegaría hasta pasados dos días. Así que la encargada descartó el método. Me preguntó porqué no llevaba dinero, ni siquiera cinco euros. No quise contestarle la verdad. La tarde antes de hacer el viaje a Galicia, un familiar que está pasando apuros vino a mi casa para ver si tenía algo de dinero suelto. Esta vez no traía ningún fósil, que era la excusa para que el dar algo de dinero fuera a cambio de algo. Si el familiar ponía un precio al fósil, yo se lo doblaba porque la intención era ayudarle. El caso es que esa tarde le di todo cuanto tenía y me pareció un reto viajar hasta Galicia sin comida, sin agua y sin dinero de bolsillo, como ya alguna vez había hecho en viajes más largos. Pensé que en el Pazo gallego no haría falta dinero de bolsillo y así estuve durante esta semana. Pero no conté con la pérdida del único medio de pago que poseía. Lorena debió intuir esa realidad, o debió ver en mí algún tipo de resquicio que le daba confianza, así que, tras un «no sé qué hacer contigo», decidió pagar ella de su bolsillo la deuda contraída con la gasolinera con la condición de que cuando llegara a casa le hiciera una transferencia. Esa confianza hacia un desconocido me pareció un hermoso ejemplo de humanidad. Me fui al coche y agradecido le regalé dos libros que hemos editado de M. que llevaba encima. Agradecí la confianza y siguiendo el precepto universal de que el universo siempre te da siete veces siete lo que ofreces y te quita siete veces siete lo que quitas, hice la transferencia bancaria. Así que Lorena, te estoy agradecido y agradezco ese acto de confianza en un mundo desconfiado. Al final no pude ir a Requena, pero llegué satisfecho a mi casa con esa pequeña experiencia humana. Sed pues generosos y confiados… a veces el universo lo compensa…

Un Mundo de Nuevos Valores


Los sociólogos Ronald Inglehart y Christian Welzel estudian desde hace años la secuencia del desarrollo humano y los cambios culturales de todas nuestras sociedades. Su conclusión es que los valores y las creencias básicas de la gente está cambiando de un modo que influye en su comportamiento político, sexual, económico y religioso. La autonomía individual y el individualismo, la igualdad de género y la democracia son aspectos que se han modificado gracias a la bonanza económica de las últimas generaciones. Intuyen generosamente que la emancipación humana es el resultado de todo este avance, pero ignoran de forma quizás algo ciega, que esa emancipación sólo puede ser conseguida por otro nuevo grupo de valores que deben ir encaminados también en la emancipación total, es decir, la emancipación de todos los pueblos y de todos los seres humanos, no sólo de esa élite occidental, democrática y desarrollada. Por lo tanto, una nueva batería de valores deben ser fomentados, una nueva cultura ética debe ser descrita, analizada y puesta en práctica. Y esa nueva ética, holística y universal, tiene en cuenta a todos los ecosistemas y a todos los seres vivientes, porque la emancipación no sólo puede ser individual, sino que debe ser grupal. Y ahí está la clave de un desarrollo justo y posible para el futuro.

(Ilustración: Mapa de valores de nuestras sociedades actuales. Puede encontrarse en el libro de dichos autores: Modernización, cambio cultural y democracia: la secuencia del desarrollo humano, CIS, 2006).

Liberando el reino animal


Muchos me preguntan por qué no como animales muertos. Se me ocurren mil excusas o un millón de respuestas. Respeto enormemente a los que comen cadáveres, pero siento cierta repugnancia hacia el acto en sí mismo. La misma que sentí cuando haciendo un trabajo sobre canibalismo para la universidad encontré unas fotografías modernas en las que se estaba destripando a un cadáver humano y se veía, en la sesión de fotos, como iban arrancando todas y cada una de las partes para acto seguido, empezar el banquete. Los comedores de cadáveres, ya sean estos de humanos o animales, parece más bien un acto sanguinario propio de los cavernícolas, y no de seres civilizados, racionales y sumamente inteligentes. La renuncia voluntaria a esta práctica no indica un alto grado de inteligencia, pero sí un alto grado de respeto hacia todo ser viviente. Los argumentos de los listos, cuando expresas públicamente estas ideas, es decir que la zanahoria y el melón piel de sapo tienen el mismo derecho a vivir. Claro que sí. El mismo derecho, pero resulta diferente comerse a un ser humano, un pollo o una zanahoria. Los tres seres vivos tienen derecho a la vida, pero ante esta macabra organización vital de nuestra madre naturaleza, unos prefieren aniquilar zanahorias y otros humanos. Entre los dos extremos, está la gente común, la masa no pensante, que a falta de juicio y de valor, prefiere dejarse llevar por la moda, la costumbre o el hábito. Porque al fin y al cabo, todo se trata de un hábito alimenticio en el que hemos sustituido unos alimentos por otros. Luego resulta gracioso el que la gente, de vez en cuando, se interrogue sobre el porqué existe tanta violencia en nuestra raza. ¿Qué resulta extraño? Ejercemos la violencia, directa o indirectamente todos los días en nuestros platos, comiendo sangre y cadáveres, alimentando en grandes granjas animales, grandes y pequeños, que serán sacrificados vete tú a saber como. Sin previo juicio, sin derecho a una vida digna. ¿Para qué? Para engordar, para volvernos obesos, pesados, torpes, increíblemente idiotas mientras que unos países más abajo mueren de hambre por no tener ni siquiera una zanahoria.

(Foto: Ayer tarde encontré en el jardín este pobre jilguero. Ayer noche lo alimenté y lo he vuelto a soltar en el jardín con la esperanza de que sea alimentado por sus padres. Podría haberle cortado el pescuezo y aprovechando la crisis, dar gracias al absoluto por poner en mis manos tan suculento plato. Lo cuidaré mientras pueda, con la esperanza de verlo volar por los cielos. Lo mismo hago con cuatro codornices que liberé de una sucia jaula. Ahora pastan en semilibertad por el jardín con la esperanza de que pronto, cuando estén preparadas, tengan una vida más plena en libertad).

Venganza


Esta mañana el amigo Jose me ha preguntado sobre la venganza. Tenía una posición clara al respecto: a priori, no. El me ha puesto un ejemplo hermoso: cuando tiras algo al mar, la marea se encarga de devolvértelo. Lo mismo ocurre con las cosas de la vida, por lo tanto, no merece la pena malgastar fuerzas en venganzas, litigios, denuncias, abucheos, … Si algo no ha ido bien con el prójimo habría que medir el motivo por el que hemos acabado mal en la relación. El noventa por ciento de las causas es por nuestra culpa. Algún error nuestro, algún exceso de confianza o de celo… Las causas pueden ser infinitas, y los asuntos pueden variar en naturaleza. Las injusticias suceden todo los días, y lo mejor que podemos hacer es buscar la forma de solucionarlas, a poder ser, de forma cordial y amigable, buscando la forma de ayudarte a ti mismo y de ayudar a la persona que por error o desesperación cometió la injusticia. La justicia ciega, interesada, comprada, no sirve para nada. No podemos tomarnos la justicia por nuestra mano, existen unos cauces, ya sean civiles o como en el ejemplo de la marea, metafísicos, es decir, cauces en los que la vida pone a cada uno en su sitio sin mayor explicación que la de ajustar a cada cual lo que le toca. ¿De qué nos sirve la venganza? Sólo para crear más sufrimiento y más dolor. Ahí tenemos el ejemplo palestino e israelí. Si hemos cometido algún error, asumámoslo de la mejor forma posible, y si es el otro el que lo ha cometido en nuestro nombre, expliquemos el motivo y las causas y todo cuanto ha ocurrido. Seguramente no logrará a entenderlo pues se trata de nuestro dolor, pero al menos que sea consciente de lo que ha hecho… Luego la marea ya se encargará de devolverle siete veces siete todo cuanto haya arrojado al mar…

Consumo alternativo: Bajo el asfalto está la huerta


Se hacen llamar Cooperativa Agroecológica La Acequia y son unas cien personas miembras que practican una economía diferente, cercana a la economía del don y el apoyo mutuo y muy cercanos al movimiento Bah! (Bajo el Asfalto Está la Huerta). Con una aportación de unos treinta euros y unas cuatro horas de trabajo voluntario mensuales en la huerta que tienen en Encinarejos, Córdoba, practican una economía y un consumo responsable y alternativo. Todos los jueves, a las nueve, se reunen en la Plaza de Andalucía de Córdoba, en plena calle, para compartir la cosecha entre sus miembros. Había visto movimientos parecidos en las comunidades utópica que he ido visitando por todo el mundo, pero nunca en plena calle de una gran ciudad. Estoy muy agradecido a Paquita, investigadora de la Universidad de Córdoba, por haberme mostrado esta realidad tan cercana. Tuvimos una grata charla y compartimos experiencias pues su tesis y la mía tienen un marco muy parecido. Así que ya lo sabéis, más allá de la agricultura biodinámica, la agricultura basada en la permacultura o la agricultura natural existen movimientos de agroecologismo que están cerca de nosotros y que nos ofrecen productos sanos y naturales. Está claro que la nueva conciencia se expande irremediablemente por todo el mundo… Y es bueno saber que eso existe. Por cierto, la Universidad de Córdoba ofrece un programa de doctorado sobre Agroecología. Muy interesante…
(Foto: Ayer en Córdoba compartiendo un momento agradable y subversivo).

Teoría de las ventanas rotas


Estando en India me sorprendió el grado de acumulación de miseria que había por todas partes. También me sorprendió como esa miseria se acumulaba en la suciedad de las calles y los campos, en las vías del tren, allí donde lo humano impregnaba con su esencia cualquier lugar donde se asentara o pasara. La rabia se acumulaba en mí a medida que asistía impotente a tal espectáculo. ¿Qué hacer? Me daban ganas de crear una Ong que se dedicara exclusivamente a limpiar las calles y los lugares tan sucios y descuidados, que pintara las fachadas de las casas y ordenara de alguna forma tanto desorden. Pensaba que si se conseguía eso, quizás se podría, a su vez, conseguir que la dignidad llegara a los corazones de aquellas gentes y que el orgullo propio hiciera el resto. Quizás todo era cuestión de dignidad, de orgullo… No lo sé… El caso es que Héctor me envía un bonito texto que quizás resuma esa idea y deseo que experimenté en India. (De ahí también que cuando vea escenas de dejadez e inmundicia en nuestro primer mundo la rabia se escenifique -véase vertederos ilegales, etc…)

En 1969, en la Universidad de Stanford (EEUU), el Prof. Phillip Zimbardo realizó un experimento de psicología social. Dejó dos autos abandonados en la calle, dos autos idénticos, la misma marca, modelo y hasta color. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York y el otro en Palo Alto, una zona rica y tranquila de California. Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio.Resultó que el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser vandalizado en pocas horas. Perdió las llantas, el motor, los espejos, el radio, etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no lo destruyeron. En cambio el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto.Es común atribuir a la pobreza las causas del delito.. Atribución en la que coinciden las posiciones ideológicas más conservadoras, (de derecha y de izquierda). Sin embargo, el experimento en cuestión no finalizó ahí, cuando el auto abandonado en el Bronx ya estaba deshecho y el de Palo Alto llevaba una semana impecable, los investigadores rompieron un vidrio del automóvil de Palo Alto.El resultado fue que se desató el mismo proceso que en el Bronx, y el robo, la violencia y el vandalismo redujeron el vehículo al mismo estado que el del barrio pobre.¿Por qué el vidrio roto en el auto abandonado en un vecindario supuestamente seguro es capaz de disparar todo un proceso delictivo?No se trata de pobreza. Evidentemente es algo que tiene que ver con la psicología humana y con las relaciones sociales. Un vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación que va rompiendo códigos de convivencia, como de ausencia de ley, de normas, de reglas, como que vale todo. Cada nuevo ataque que sufre el auto reafirma y multiplica esa idea, hasta que la escalada de actos cada vez peores se vuelve incontenible, desembocando en una violencia irracional.En experimentos posteriores (James Q. Wilson y George Kelling) desarrollaron la ‘teoría de las ventanas rotas’, misma que desde un punto de vista criminológico concluye que el delito es mayor en las zonas donde el descuido, la suciedad, el desorden y el maltrato son mayores.Si se rompe un vidrio de una ventana de un edificio y nadie lo repara, pronto estarán rotos todos los demás. Si una comunidad exhibe signos de deterioro y esto parece no importarle a nadie, entonces allí se generará el delito. Si se cometen ‘pequeñas faltas’ (estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad o pasarse una luz roja) y las mismas no son sancionadas, entonces comenzarán faltas mayores y luego delitos cada vez más graves.Si los parques y otros espacios públicos deteriorados son progresivamente abandonados por la mayoría de la gente (que deja de salir de sus casas por temor a las pandillas), esos mismos espacios abandonados por la gente son progresivamente ocupados por los delincuentes..La teoría de las ventanas rotas fue aplicada por primera vez a mediados de la década de los 80 en el metro de Nueva York, el cual se había convertido en el punto más peligroso de la ciudad. Se comenzó por combatir las pequeñas transgresiones: grafitis deteriorando el lugar, suciedad de las estaciones, ebriedad entre el público, evasiones del pago del pasaje, pequeños robos y desórdenes. Los resultados fueron evidentes.. Comenzando por lo pequeño se logró hacer del metro un lugar seguro.Posteriormente, en 1994, Rudolph Giuliani, alcalde de Nueva York, basado en la teoría de las ventanas rotas y en la experiencia del metro, impulsó una política de ‘tolerancia cero’.La estrategia consistía en crear comunidades limpias y ordenadas, no permitiendo transgresiones a la ley y a las normas de convivencia urbana.El resultado práctico fue un enorme abatimiento de todos los índices criminales de la ciudad de Nueva York.La expresión ‘tolerancia cero’ suena a una especie de solución autoritaria y represiva, pero su concepto principal es más bien la prevención y promoción de condiciones sociales de seguridad.No se trata de linchar al delincuente, ni de la prepotencia de la policía, de hecho, respecto de los abusos de autoridad debe también aplicarse la tolerancia cero.No es tolerancia cero frente a la persona que comete el delito, sino tolerancia cero frente al delito mismo.Se trata de crear comunidades limpias, ordenadas, respetuosas de la ley y de los códigos básicos de la convivencia social humana.

(Foto: Esta escena me impresionó. Estando en la India, especialmente cuando visité la ciudad de Bombay, exploré los barrios más pobres dándome de bruces con escenas terribles. No sentí miedo ni peligro en ningún momento, pero sí una gran impotencia y rabia que aún conservo en mis adentros. India, octubre de 2008).

Soluciones solares para la luz nocturna


Hace pocas semanas, mientras discutíamos sobre el presupuesto local y lo exagerado de la factura de la luz, planteé algunas soluciones para reducir la contaminación lumínica y de paso, abaratar la factura eléctrica con soluciones no contaminantes. Como siempre, todo entró en ese saco roto donde la voluntad política no está por lo importante sino por los subsidiario. Mientras, otros pueblos se ponen las pilas manos a la obra y toman buena nota de lo que hay que hacer. Aquí pongo el ejemplo de Níjar, noticia leída hoy en http://www.econoticias.com/ :
Nijar (Almería). Se instalarán placas solares en los edificios públicos para reducir el recibo de la luz y con el saldo positivo se colocarán farolas de bajo consumo.
El Ayuntamiento de Níjar creará una Agencia Local de la Energía que coordinará el Plan Municipal de Ahorro Energético que, entre otras iniciativas, recoge la instalación de farolas e iluminarias de bajo consumo en nuevas urbanizaciones.El citado plan se presentó el martes en el Centro de Artes Escénicas de Níjar y el alcalde Antonio Jesús Rodríguez explicó que el objetivo del mismo «es conseguir un paulatino descenso en la factura eléctrica municipal».

Para ello, lo que se va a hacer «es sustituir las actuales instalaciones eléctricas por otras de menor consumo y a la hora de comprar bombillas y demás instalaciones iluminarias se tendrán en cuenta criterios de menor gasto eléctrico».

Lo que el Ayuntamiento se ahorre en la factura de la luz se invertirá en nuevas infraestructuras eléctricas que se irán materializando por fases para que el Consistorio no se endeude demasiado.

Este plan tiene un plazo de aplicación de cuatro o cinco años y ya se está llevando a cabo en núcleos como Campohermoso, San Isidro, Níjar, Atochares y Pueblo Blanco, así como en las nuevas urbanizaciones. Con iniciativas como estas se consigue, según apunta el alcalde, «un ahorro energético progresivo en el alumbrado público y una mejor optimización en las redes eléctricas».

Respecto a la puesta en marcha de la Agencia Local de la Energía, el alcalde ha apuntado que los servicios jurídicos municipales «están ultimando la tramitación necesaria para su creación y esperamos que sea una realidad en un corto período de tiempo». Los responsables de la agencia se encargarán de coordinar la instalación de placas solares en los edificios públicos y las iniciativas privadas para la creación de huertos solares o parques eólicos. El plan municipal contempla también acciones de ahorro energético que podrán aplicar los vecinos en sus casas.

Solicitud de ayuda para Etiopia…


Copio literalmente. Gracias Koldo por distribuirla… haremos lo que se pueda:

Original Message —– From: Wukro ST Mary <mailto:wukrost.mary@ethionet.et> To: ‘AGUSTIN MONIVAS LAZARO’ <mailto:amonivas@psi.ucm.es> Sent: Tuesday, June 09, 2009 2:27 PMSubject: FW: S.O.SQuerido Agustin:Esta manana te mencionaba que me iba a presentar con algo serio. Y serio es.Esta carta la estoy enviando a amigos y instituciones.Si crees que desde vuestra Fundacion podies echarnos una mano, auqneu solo llegue a manita, os lo agradeceriamos.Dime si te llega este correo.Que Dios os bendigaUn fuerte abrazoAngel
Queridos amigos, colaboradores y simpatizantes: Debido a la fuerte sequia, que padecio esta zona, el anyo pasado, nos encontramos en una situacion muy precaria. Hubo zonas en las que a penas llovio 4 dias. Ni siquiera se consiguio yerba para el ganado. El ganado tuvo que ser vendido a precios muy bajos. Parte tuvo que ser sacrificado.La situacion de la gente ha sido tan precaria como la del ganado.El Gobierno ha ido consiguiendo ayuda exterior de grano que la ha ido canjeando por trabajo: comida por trabajo. Esto esta manteniendo a la poblacion en mejores condiciones que el ganado.De los 169.5151 quintales de cosecha que se esperaba recolectar en la zona, solo se consiguieron 35.693 (21%) La poca cocecha que pudieron conseguir labradores donde llovio algo mas, fue consumida por la familia.Se constato que el grano era de escasa calidad, no apto para ser sembrado, al igual que el grano que se recibe en compensacion al trabajoEl Administrador de la Zona, el senyor Mamo Gebregziabehier ha acudido a nosotros solicitando nuestro apoyo.Nos informa que, ascienden a 83.910 las personas afectadas por la falta de semillas, y estan distribuidas en 64 pueblos.El area a cultivar se eleva a 15.329 htLa Administracion local ha conseguido del Gobierno Central, semillas como para cultivar 4.640 ht. Confiaban en que el Gobierno Central iba a poder hacerse cargo de las 15.219 hct. Ultimamente se les ha informado que el Gobierno no posee medios para conseguir mas semillas de las ya distribuidas.Necesitamos 10.000 quintales de trigo, de la especie pavon, que es mas resistente a la sequia y su paja sirve de alimento para el ganado.Cada quintal de trigo, transporte incluido, cuesta unos 800 birrs ( 84 euros)La situacion es urgente; las lluvias deben de comenzar hacia el 26 de Junio. Y la siembra no puede retrasarse debido a que, en dos meses dejara de llover. Somos conscientes de la precaria situacion economica que os esta tocando vivir. Aun con todo, sabemos que, en ese mundo de ahi, aun se cuenta con medios suficientes como para paliar la situacion en la que nos encontramos. Nos dirijimos a vosotros solicitando vuestro compromiso con la Humanidad, con la Creacion y si soy creyentes, Con Dios..Os animo a que reflexiones nuestro pediddo desde la urgencia desde nuestra situacion angustiosa, y no desde los que puedan decir: “y que puedo hacer con 10 euros?” Con muchos 10, 20, 50,10. . . euros podremos hacer mucho.Podeis enviar la ayuda directamente a Wukro: Commercial Bank of Ethiopia.Cta. numero 2900.Holder Angel Olaran ; Abba Gebregziabhier.Localidad : Wukro (Tigray)EthiopiaSWIFT; CBETETAA

Quizas os sea mas comodo enviar vuestro apoyo aKutxa (Hernani)Cuanta:

Angel Olaran.2101-0149-08-0010282606

Así podemos ser…


Hace dos días me visitó el presidente de Hornasol para traer dípticos para una campaña de sensibilización sobre el medio ambiente en La Montaña donde Séneca ha colaborado con una modesta aportación. Tuvimos una entretenida conversación en la terraza de mi casa sobre problemas ecológicos serios que nos conciernen y nos afectan a todos. Fue muy interesante. Al día siguiente, la visita fue de Fran, un generoso compañero de batallas políticas que vino a recoger un importante donativo de libros para la Asociación Interlibros. Como ya he dicho algunas veces, Editorial Séneca nació con la intención de inculcar una filosofía de cultura de la paz. Y la paz pasa irremediablemente por los caminos de la generosidad y el apoyo mutuo, esencias imprescindibles para hacer de este un mundo mejor. Le he pedido a Fran que el mensaje del donativo (más de tres mil euros en libros) no es la única y exclusiva generosidad de un miembro de la comunidad, sino la urgente necesidad de que ese humilde gesto cale en los corazones de todos cuantos se hagan eco de la noticia para que, como dijo aquel, el ejemplo cunda. Y cunda en las pequeñas cosas, en los amigos con dificultad, en los familiares que desean escuchar tu voz o sentir próxima tu presencia (debo tantas visitas), en los vecinos que lo están pasando mal porque se han quedado sin trabajo o no pueden llegar a fin de mes…

Hace unas semanas, una muy buena amiga se vio sorprendida por la quema de su casa… Lo perdió todo, sus recuerdos, sus esfuerzos, todo cuanto una persona puede acumular en la vida durante más de cuarenta años… Me sentí desconsolado… ¿cómo ayudar? ¿qué hacer ante la tragedia? Ayer le envíe un pequeño regalo porque pensé que ahora tocaba mirar hacia el futuro y construir una nueva vida partiendo de cero. La economía del don, como decimos los antropólogos requiere de un nuevo paradigma, y ese paradigma pasa por la recuperación de la generosidad absoluta. Si ayer hablaba en voz de Dragó de lo que somos, ahora toca hablar de lo que podemos llegar a ser… Seamos pues…

Económicamente incorrecto


Ha venido un niño muy gracioso, de unos díez años y mirada inteligente preguntando por libros de miedo. Le he enseñado uno y me ha preguntado el precio. Le he dicho que diez euros. «Sólo tengo tres», me ha dicho con cierta tristeza. «Entonces te lo vendo por un euro y así tendrás para dos más»… Sólo ver la cara de felicidad del niño tenía un valor superior que el libro. Hace unos días hablaba del apoyo mutuo. A veces resulta hermoso practicarlo en el día a día, en las pequeñas cosas…

Sobre el deber de la desobediencia civil


Lo dijo Thoreau hace más de un siglo y su pensamiento cobra fuerza con el paso del tiempo. Fui insumiso al servicio militar y me negué a cooperar en lo que consideraba un sistema injusto. Al igual que Martin Luther King, pensé y pienso que la no cooperación con el mal es una obligación moral en la medida que lo es la cooperación con el bien. Y además, somos los herederos de un legado de protesta responsable y creativa. Que así sea por los tiempos de los tiempos, o al menos hasta que logremos un mundo justo para todos.

Semana Roerich en Barcelona


Recibo del amigo Olazabal esta comunicación que comparto por si a alguién le interesa:
Con el objeto de dar a conocer la figura del artista, filósofo, escritor y arqueólogo de origen ruso Nicholas Roerich (1874 – 1947), Barcelona acogerá la próxima semana, del 15 al 17 de abril, una muestra polifacética sobre su vida, su obra y su legado en bien de la cultura y la paz de la humanidad.
Considerado uno de los pintores rusos más importantes del siglo XX (con una producción de más de 7.000 lienzos), Roerich destaca por la constitución del llamado “Pacto Roerich”, que estableció las bases para la protección del patrimonio cultural de los pueblos en período de guerra. Este pacto fue la base utilizada para la fundación de la UNESCO.
Roerich es también conocido como el padre del símbolo denominado “La bandera de la paz”, que desde su creación, en 1930, ha sido concedido como reconocimiento del trabajo en pro de la paz mundial a diversas personalidades.
La Semana Roerich en Barcelona estará compuesta de diversos actos de carácter artístico, entre los que destacan:
Exposición fotográfica sobre vida y obra de Nicolás Roerich y la creación del Pacto Roerich. (La sala de exposiciones permanecerá abierta de 17:00 a 21:00)
Proyección de películas sobre la vida y obra de Nicolás Roerich. Su expedición al Himalaya y su legado pictórico.
Audiciones de música clásica a cargo de jóvenes talentos rusos (piano y flauta).
Conferencias sobre la Bandera de la Paz y sobre el Pacto Roerich.
Durante los actos, se acogerá, además, el icono de la Bandera de la Paz y se dará a conocer el itinerario que ha seguido en los últimos diez años (su paso por la Estación Espacial MIR –paz, en ruso- o por la expedición a la Antártida, efectuada en el año 2000, entre otras).
La organización de este evento está a cargo de Escuelas de Misterios Ediciones, la Asociación Ada Roerich, la Asociación Bandera por la Paz Nicolás Roerich, el Museo Roerich de Moscú, la Asociación Cultural Las Puertas de la Luz y el Instituto Urusvati de Ciencias del Himalaya.
La “Semana Roerich en Barcelona” será presentada el martes 14 de abril a las 12:00 en la sede central de Escuelas de Misterios Ediciones (Vía Layetana 59, Pral) por el comisario del evento, el señor José Luís Caritg.

La economía del don


Estas migas de pan representan una cualidad en potencia en los corazones humanos. Representa la generosidad palpitante que requiere atención constante para que crezca y se desarrolle con entusiasmo y amplitud. Andaba repasando la economía del don de manos del sociólogo y antropólogo francés Marcel Mauss a cuento de mis Comunidades Utópicas cuando caí en la cuenta de la importancia de regresar a ese estado práctico de la generosidad. Dicen los antropólogos postcoloniales que esa economía del don, propia de las sociedades de cazadores-recolectores representa una forma de subsistencia específica que genera en una reciprocidad mutua entre miembros de una comunidad. Sin embargo, esa nueva economía del don, es decir, de la generosidad, del dar sin esperar nada a cambio (contradiciendo las tesis de Mauss), es algo necesario en la humanidad futura. No hacer del trabajo un bien mercantil que se vende al mejor postor, si no, como decía el Che, trabajar como un bien y un servicio a la comunidad, mirando en todo momento el bien común sin despreciar nuestro propio bienestar. La generosidad en todas sus facetas, como estas migas de pan que todas las mañanas me gusta compartir con mis amigos los pájaros a cambio, eso sí, de sus canciones matutinas… Vaya… quizás Mauss tenga razón… y la reciprocidad se de en cada gesto, aunque sea en pequeños gestos… Sea como sea… la generosidad es imprescindible y será la práctica común en el futuro… Porque el futuro de la humanidad debe pasar por ese camino inevitable…

(Foto: Migas de pan y alpiste enfrente de mi ventana… me encanta ver a los pajarillos revolotear alegres ante el banquete… Todo un regocijo para el alma… y para sus estómagos caprichosos… La Montaña, Abril de 2009)

La Nueva «Eco-nomía»


Cuando en el año 2005 empecé mi tesis doctoral sobre Comunidades Utópicas, hablar de ciudades sostenibles, paneles solares o reciclado de agua era hablar de cosas extrañas, quizás de un futuro lejano. Sin embargo para mí era una premonición de algo que era tangible, un nuevo movimiento que empezó a ser visionado en los años noventa, quizás antes, en los sesenta con la permacultura y la contracultura, y que ahora empezaba a tomar forma. Lo increíble de todo es que la crisis que estamos padeciendo ha acelerado la visión y la necesidad de tomar por ese camino como única solución al desastre al que estamos todos como humanidad abocados de no cambiar el rumbo de los acontecimientos. Lo ecológico se impone en los planes de todos. Incluso la industria automovilística hace de la crisis una excusa perfecta para transformar lo ecológico en un nuevo producto vendible. Así, el coche eléctrico, del cual hablé al principio de escribir en este blog, será pronto realidad en nuestras calles siendo los coches híbridos, como el que conduzco desde hace cuatro años, una antigualla para el recuerdo. Así, la «eco-nomía» se impone ante los nuevos retos y se acelera gracias a la crisis mundial. Ya lo dijo aquel… no hay mal que por bien no venga…

(Fofo: flor nacida espontáneamente en el jardín. La Montaña, abril de 2009).

Gestos


El viernes volvía de Palma cuando a mitad de camino me encontré con una furgoneta llena de rumanos que tenían problemas. Me paré para ver qué ocurría y al parecer se habían quedado sin gasolina. Subí a uno de ellos al coche y le acompañé hasta la gasolinera del pueblo. Volvimos de nuevo al lugar y resolvimos el problema. No hablaban el español y venían seguramente de trabajar en la naranja, pero supieron decir gracias más de una vez.

Ayer quisimos también hacer un buen gesto y paseamos para recoger plásticos que se encuentran en el camino que puede verse en la foto. Recogimos todos cuanto pudimos y los llevamos al contenedor de plásticos para que fueran reciclados…

Me pregunto que pasaría si todos, a nivel individual, local, colectivo, nacional y mundial hiciéramos pequeños gestos… No como los que está haciendo el presidente de Corea del Norte, sino esos pequeños gestos que ayudan a mejorar el mundo… Seamos conscientes, tengamos consciencia y hagamos nuestro pequeño gesto diario para mejorar el mundo…

(Foto: Anja en el Camino del Águila recogiendo latas y plásticos para ser reciclados, La Montaña, abril de 2009).

Somos Uno…


Somos una raza humana, con un mismo destino, una misma misión, un mismo origen. El territorio donde has nacido no te pertenece. La Tierra te lo prestó. Tampoco el aire que respiras que nace libre o el agua que bebes que viaja por el cielo hasta llegar a ti. Somos una humanidad que navega perdida y sola por un universo infinito… Amo al chino, al libio, al sudafricano o al indio tanto como a mi vecina o mi hermano. Nadie me es ajeno, nadie me es extraño. ¿Con papeles? ¿Sin papeles? Nunca pediría a mi hermano que se identificara en su visita, o a un padre que sellara una hoja de registro cada vez que viniera a mi casa. Estúpida consecuencia de ser animales más que humanos, desprendámonos de aquello que nos separa del otro. Abracemos al extraño y al extranjero y dejará entonces de sernos extraños y extranjeros. En un mundo global, seamos todos vecinos, amables, amigos, hermanos.

Banca Ética


Siempre he pensado que una de las mejores militancias posibles es la elección. Cada día tenemos la oportunidad de elegir todo aquello que compramos, consumimos, amamos, deseamos, queremos, tenemos y dejamos. Cada acto de nuestra vida se compone de pequeñas decisiones que permiten que unas cosas crezcan y otras desaparezcan. Hoy hice excursión a Sevilla por varios asuntos y entre ellos era una entrevista con el director territorial de Triodos Bank en Andalucía, un banco nacido desde la filosofía antroposófica que conocía desde hace años. En Alemania, donde la antroposofía está muy desarrollada, existen muchos tipos de bancos que se dedican a financiar proyectos que pretenden potenciar un mundo nuevo. Agricultura ecológica, proyectos culturales, energías renovables… este es el tipo de industrias que potencia este banco. Sin duda, una iniciativa única y que merece tener en cuenta. Ya que tenemos que elegir, no dudemos en elegir lo mejor para estos tiempos…