Ayúdanos a dar de comer al mundo: alimentemos su alma con libros


mariposa-phylira

Estimados amigos,

Desde los sellos Séneca, Nous, Dharana y Phylira queremos felicitarte la Navidad y desearte un próspero y feliz 2017 aunque sea de forma adelantada. Como ya sabes, desde hace diez años apostamos por la cultura así como por las jóvenes promesas las cuales tienen mucho que ofrecer a la misma. Al mismo tiempo estamos impulsando el proyecto O Couso que está trabajando en la creación de una Escuela de Dones y Talentos para que futuras generaciones puedan otorgar valor a nuestro patrimonio cultural y espiritual común. Con el deseo de seguir impulsando conjuntamente estos valores, nos atrevemos a realizarte la siguiente propuesta:

Te proponemos que estas Navidades puedas regalar alimento para el alma y el espíritu. Es algo original el poder ofrecer a nuestros seres queridos otro tipo de alimentos más allá de los tradicionales: regalar un libro, sustento del conocimiento y el espíritu de nuestro tiempo. Se trata de un detalle diferente, cargado de simbolismo y siempre más económico que los tradicionales regalos.

En nuestra web puedes encontrar un amplio catálogo y selección del cual haremos un 25% de descuento para cantidades superiores a 10 ejemplares. Es un regalo ideal para equipos de empresa, familias o amigos. Nos comprometemos, asímismo, a realizar un envío personalizado a clientes y amigos a las direcciones que nos indiques, acompañadas de una carta de felicitación.

Es un hermoso gesto de ayuda mutua y cooperación para apostar por la paz en el mundo, por la buena voluntad de una humanidad unida mediante la luz del conocimiento y la amistad.

Siempre agradecidos, recibe un abrazo deseándote lo mejor para estas fechas tan especiales que ya llegan…

www.editorialdharana.com

 

La dictadura de la burguesía. El Manifiesto Consumista


 

415

Acaba de llegar de la imprenta una edición que hemos hecho en la editorial Dharana sobre el Manifiesto Comunista. Su lectura es muy recomendable hoy día porque nos hace ver las contradicciones históricas en las que nos encontramos, y de cómo aquello que antes parecía algo extremo ahora se ha normalizado por completo. No deja de ser paradójico que el librito haya llegado hoy, el día que han bautizado como el blackfriday, un día de compulsión consumista donde lo que importa es comprar cualquier cosa.

Un editor que vive aislado en los bosques tiene tres herramientas imprescindibles para poder trabajar: un coche, un ordenador y un móvil. Como ayer se estropeó una de ellas, el móvil, aproveché la ocasión para imbuir mi psique en un gran centro comercial y observar con detenimiento qué ocurría. Cuando vives en los bosques, alejado aparentemente de los impulsos consumistas, te sientes un poco extraño en esa maleza de trazos inconscientes. Miré con detalle todos los móviles porque siempre he sido un friki de la tecnología. Me asombró ver la decadencia de los grandes. Nokia no estaba por ningún lado. Marcas como Motorola o BlackBerry desaparecidas. Samsumg en caída libre dando paso a nuevas marcas como Huawei. Apple parecía entrañable pero desorbitada en precio. Miré con atención y me decanté por un móvil barato, un Huawei que no llegaba a 150 € asombrándome de paso de todo lo que ofrece a tan poco precio. Durante muchos años fui bastante fiel a las marcas de moda, a la tecnología revolucionaria y por ende, bastante cara. Desde que estoy en los bosques, me doy cuenta de que se puede consumir, pero equitativamente, con cierto juicio y criterio. Me refiero que hace unos años me hubiera gastado mil euros en un móvil y ahora prefiero gastarme diez veces menos y disfrutar de la última tecnología a un precio razonable, sin excesos. Tras probar todas las marcas llegas a la conclusión de que todo se fabrica en China. Entonces, ¿por qué despreciar una marca totalmente China?

Todo esto tiene que ver con aquella dictadura del proletariado que Marx y Engels describían ingenuamente a nuestros ojos actuales, pero con atisbos de impredecibles consecuencias para la época. Quién les iba a decir que el proletariado de antaño se iba a convertir unos siglos después en auténticos burgueses, con sus buenos coches, sus buenos móviles y todos conectados a una nueva “Internacional” llamada Facebook.

Los tiempos han cambiado, es evidente. La esclavitud de la que hablaban en el Manifiesto se ha sofisticado. Realmente no nos damos cuenta de que los grilletes siguen estando ahí, pero ahora no importa porque tenemos el blackfriday y todas esas cosas que compensan nuestra existencia. Por eso de alguna forma el Manifiesto sigue estando de actualidad. Nos ofrece una visión aberrante de una sociedad decadente cuyas revoluciones aún están pendientes.

Y no porque consumamos, cuidado. Como digo, está bien que consumamos para que el mundo siga funcionando. No podemos marcharnos todos de repente a la montaña y volvernos unos monjes austeros y alejados de las modas y los placeres mundanos. Es el cómo lo hacemos, el por qué lo hacemos y donde ponemos la atención, el propósito.

Consumir para acumular cosas que luego tiramos al estercolero de turno está acabando con nuestro planeta. Dirigir nuestros escasos recursos en tener el último artilugio de moda, simplemente porque es eso, una moda, es un pozo cargado de vacío. Nuestro proletariado burgués tiene un reto por delante en las próximas décadas: aprender a vivir materialmente mejor, pero también emocional, mental y espiritualmente. Sí, se puede vivir bien, con buenas cosas materiales que nos hagan la vida mejor, más sencilla y hermosa. Pero también tenemos que amueblar nuestras emociones, nuestros pensamientos y nuestro espíritu para darnos cuenta de que la vida, más allá de esas revoluciones pendientes y ese materialismo a ultranza tiene muchos más matices.

Dicho esto, por favor, consumid libros, que nos hacen más libres y más cercanos. Y de paso, os invito a darle un repaso al Manifiesto Consumista, perdón, Comunista.

Lo podéis comprar aquí a un módico precio:

http://www.editorialdharana.com/catalogo/manifiesto-comunista?sello=dharana

 

Algunas palabras sobre la autoedición


phylira-logo-def

“Hay una grieta en todo, así es como entra la luz”.
Leonard Cohen (1934-2016)

El mundo del libro está sufriendo una triple crisis debido al cambio de hábitos, a las nuevas tecnologías y a la propia crisis financiera.

Es por eso que muchas editoriales, viendo lo costoso y dificultoso que resulta mantener el sistema tradicional de edición, están lanzando sellos editoriales que pretenden seguir editando libros pero sin que con ello la propia empresa termine en quiebra. Es algo que nosotros, siendo sinceros, hemos asumido un poco tarde. Pero muchas empresas editoriales, incluso algunas de las grandes, empiezan a ofrecer este sistema de edición.

Nosotros no lo vemos como algo negativo, es simplemente algo que ayuda a que el libro vea la luz y pueda tener vida propia. Al final, son los lectores los que juzgan si un libro es bueno o no, pero si el libro no existe, es complejo llegar a ese juicio. Por eso la autoedición y la coedición son sistemas que ayudan y facilitan que el libro exista y pueda crecer en el complejo mundo de los libros. En el sistema tradicional, es el editor el que asume todo el riesgo financiero de la edición de un libro. Ahora, ese riesgo puede ser compartido con el propio autor o con terceros que deseen apostar por una obra. Y si la obra es buena, prosperará.

Cada día resulta más difícil poder editar de forma tradicional a no ser que de alguna manera las obras anteriores hayan tenido algún éxito o venga abalada por alguna persona que sí lo ha tenido. Es un mundo muy complejo pero no imposible.

A pesar de lo que se cree habitualmente, estigmatizando muchas veces a las nuevas editoriales, nosotros no nos consideramos lobos ni tratamos a nuestros autores como ovejas. Tal es así que todos nuestros beneficios los reinvertimos en la creación de una Escuela de Dones y Talentos (www.proyectocouso.org ) gracias a la fundación que hemos ayudado a crear para ello (www.dharana.org) donde intentamos que los autores noveles puedan estar el tiempo que necesiten disfrutando de un lugar privilegiado con todos los gastos pagados para escribir su obra, para sacar su propio talento y convertirse en cocreadores verdaderos. Queremos decir con esto que no todas las editoriales son iguales y que siempre hay una marcada diferencia en el compromiso que unas ponen con respecto al autor y la propia cultura, más allá del beneficio comercial o empresarial.

Nosotros tenemos tres sellos editoriales que trabajan de forma tradicional y cada día resulta más complejo poder editar un libro, por eso pensamos que la opción de crear un sello que ayude al autor a hacer sus sueños realidad es para nosotros y el autor una buena opción. Por eso nace Editorial Phylira, para dar respuesta a los nuevos tiempos. Y ojalá fueran muchos los autores que quieran editar buenos libros. Esperamos que desde nuestro sello editorial podamos ayudaros a todos.

Prueba una experiencia diferente con nosotros:

http://phylira.com/

Editorial Séneca, diez años apostando por la cultura


a1

Un 21 de septiembre de 2006, hace hoy diez años, nació Editorial Séneca. La primera Editorial Séneca fue fundada en México por emigrantes y exiliados españoles que en 1939 huían de la Guerra Civil. Fueron los intelectuales José Bergamín y más tarde Emilio Prados los que dieron forma al proyecto editorial que pretendía rescatar la cultura e identidad del pueblo español intentando difundir la literatura y los conocimientos científicos de la época. La última publicación del exilio mexicano data de 1949. Desarrolló un papel importante en la vida intelectual de los exiliados durante la década de los 40.

En septiembre de 2006 retomamos el pulso a la historia rescatando del anonimato y el olvido el nombre de aquella primera editorial de exiliados tras la Guerra Civil, intentando dar continuidad a la labor de aquellos primeros editores. Fue así como recién llegados a este convulso mundo de la cultura en nuestro particular exilio intelectual y político, imprimimos el mismo carácter urgente en la tarea de rescatar esa cultura nuestra. A esta ingente labor se suman socios y amigos que junto a ellos proyectan y dan forma al espíritu senequista. En la primavera de 2008, y siguiendo con la filosofía de rescatar y conservar el espíritu de nuestro tiempo, nace un segundo sello: Editorial Nous y años más tarde, en 2012, la Editorial Dharana. Por el camino quedaron otros proyectos como la fallida Editorial Welton y la primera Phylira.

Este año, para conmemorar el décimo aniversario nos hemos actualizado a los tiempos y hemos creado un cuarto sello editorial: Editorial Phylira. Desde que empezamos nuestra labor cultural e intelectual siempre nos ha llamado la idea de dar voz a los que, por ser noveles desconocidos, no tenían acceso al mundo editorial. En esta labor nos hemos dejado la piel, especialmente por la triple crisis que vive actualmente un sector que parece estar sellando su propia extinción. De ahí que Phylira, sin olvidar nuestros orígenes y sin dar la espalda a la edición tradicional, pretende impulsar lo que algún día dimos por llamar “la escritura del no”, es decir, potenciar de nuevo a aquellos que quieran ver su libro impreso. Una plataforma fácil para hacer realidad los sueños de todos, y de paso, seguir buscando nuevos autores que algún día sean la seña e identidad de nuestra cultura, de nuestro tiempo, de nuestra identidad y espíritu.

Editorial Séneca siempre se ha caracterizado por su extensa generosidad a la hora de editar a autores noveles, arriesgando con ello año tras año y sobreviviendo, a pesar de nuestro carácter alejado de lo comercial, a todos los envites imaginables. También se ha caracterizado por dar voz a los sin voz, en una inaudita labor antropológica y etnográfica, dando la palabra a los pueblos y sus gentes, a las historias de vida que de no ser por este medio editorial, nunca hubieran visto la luz. También hemos apostado por la poesía, por el ensayo, por la narrativa, por la ciencia y la filosofía, por la política y la economía.

El talento de la escritura, el don que todos llevamos dentro, siempre ha sido una obsesión para los componentes de la editorial. Es por eso que desde la misma estamos impulsando la creación de la futura Escuela de Dones y Talentos que se está fraguando en una nueva montaña de los ángeles gracias a la generosidad de todos los que apoyan a la Fundación Dharana y su Proyecto O Couso.

Nuestro afán por avivar la llama de la paz, de la cultura y del amor universal nos lleva a celebrar doblemente este aniversario. Celebrarlo con vosotros, en comunión, en silencio, trabajando, en un gozo indescriptible.

Ahora se presentan nuevos retos, por eso Séneca, baluarte y estandarte de todo lo que ha surgido en esta década compleja, seguirá siendo el buque insignia de todo cuanto hagamos.

Un agradecimiento especial a todos los que confiaron en nosotros. Una especial mención y felicitación a todos los autores que se dejaron la piel y la escritura en esta hazaña. Gracias de corazón, y sigamos cocreando la cultura de la paz.

Una gratitud sin precio para Oscar, Sara, Carlos, Mario, Luis, César, Laura, Fran, Xio, Julia, Noe y tantos otros que han hecho posible con su esfuerzo este proyecto.

In memorian para todos los autores que nos han dejado en el camino.

 

La muerte, esa gran y temida aventura


401

Cuando vemos la política que se genera en los bosques nos olvidamos de la otra, la humana, que tanto ruido expresa y tan mentirosa parece mostrarse. Es cierto que la naturaleza elimina las impurezas psíquicas de la sociedad. De alguna forma nos sana por fuera y por dentro. Nos pone en contacto con la esencia vital de la existencia y te olvidas, casi por arte de magia, de las miserias que acechan día y noche la organización de un sistema que cae por sí solo, día a día, irremediablemente. También te pone en contacto con los ciclos de vida y muerte, viendo con expectación como uno se sucede al otro continuamente. La vida resucita una y otra vez sin perder su hilo conductor.

Por eso el día de las elecciones, tras votar por correo a un partido animalista, lo pasamos trabajando, construyendo, ingeniando, resucitando. Era la mejor forma de reivindicar un nuevo mundo, un nuevo espacio donde todo sea más fácil y menos ridículo. También lo pasamos editando libros, que es nuestra gran pasión, la que nos da vida para seguir adelante con todos los proyectos. Editar un libro siempre es algo complejo porque requiere de un esfuerzo que no siempre se ve recompensado económicamente, pero siempre se ve premiado espiritualmente. Haces tu trabajo de editor lo mejor que puedes, le das vida material a algo tan intangible como puede ser una idea o un sueño y luego esperas a que ese halo de vida recorra libre por las sendas de la existencia. Editar un libro es como encarnar en la tierra una idea intangible. Es algo bien emocionante.

Hemos tenido la oportunidad de editar un librito que habla sobre la vida más allá de la vida. Es un relato breve pero profundo que nos habla, desde la propia experiencia, de un tema que nos afecta a todos por igual: la muerte.

Tal y como se nos relata en el prólogo del libro, “Rafael Conca nos habla en este libro sobre la inmortalidad del alma, que en su proceso evolutivo se manifiesta en la tierra a través del “vehículo” que forman nuestros cuatro cuerpos: físico, etérico, emocional y mental. El autor se apoya en textos que consideramos autoridad en la materia, y que Rafael estudió y trabajó durante años, primero en su dimensión teórica, luego en la práctica (que es la que importa); pero más allá de ello, se apoya en su propia intuición, entendida intuición como el sexto sentido que ya no se genera desde el vehículo terreno, sino que llega desde el alma. Cuenta para ello Rafael también con la ventaja de su experiencia cercana a la muerte (ECM), ocurrida en 1936, y que también recogemos en las dos entrevistas incluidas en este volumen, que datan de abril de 2006 y de marzo de 2012 cuando Rafael contaba 89 y 95 años, respectivamente”.

Es un libro importante porque nos ayuda a reflexionar sobre nuestra propia vida aquí en el planeta de forma sencilla y clara. Sobre la dimensión temporal que se escurre rápida y audaz entre las manos. De nuestra diminuta pero importante aportación como seres con libre albedrío, con conciencia de sí mismos y con consciencia de lo trascendental, al mismo tiempo que misteriosa, de la vida. Nos habla abiertamente de los cuerpos que animan a nuestro vehículo físico y nos habla, igual de abiertamente, con esa sabiduría de lo experiencial, sobre el alma. Un pequeño librito que os podrá servir de guía intuitiva para reflexionar profundamente sobre nuestro propósito vital. Un aliento en el camino para pensar detenidamente como estamos agotando esta maravillosa oportunidad.

Podéis comprar el libro por tan solo nueve euros, gastos de envío incluidos, en este enlace:

“LA MUERTE, ESA GRAN Y TEMIDA AVENTURA”

La transmisión del conocimiento


Ultimate_HDR_Camera_20160623_145311

Trabajar junto al lago Leman, rodeado de altas montañas y un paisaje que desde hace siglos no conoce la guerra es toda una suerte. Son muchas las veces que he tenido la oportunidad de venir a Ginebra. Algunas por ocio y otras por trabajo. En estos días me ocupa la labor de apoyar el trabajo de edición de los libros de Alice Bailey, una mística del siglo pasado que contribuyó con una ingente tarea a propagar ciertas ideas espirituales.

Renovar su obra y adaptarla a los nuevos tiempos es complejo. Pero el testigo pasa de generación a generación para que la llama de la luz interior no se apague ni se pierda. Ya ocurrió otras veces a lo largo de la historia. Hay obras irrecuperables que fueron aniquiladas de la memoria colectiva por atrocidades que jamás debieron ocurrir. Un gran conocimiento se ha perdido, por eso, la labor de los editores comprometidos y con vocación de servicio es imprescindible hoy día. Son los eslabones de la cadena de conocimiento, de la sabiduría perenne que se transmite de generación a generación. Es modesta, invisible, pero imprescindible para que el saber universal pueda ser saboreado por los labios de los buscadores futuros.

Las ediciones se agotan o desaparecen. Las modas hacen el resto. Es fácil que en la era en la que estamos sea cada vez más difícil discernir entre libros y conocimiento que realmente valga la pena y otros que no hacen más que sumar ruido al ya acostumbrado. El discernimiento es una capacidad que se agudiza con el tiempo y que se refuerza con la experiencia. La dilatación de una vida puede sugerir algún tipo de enseñanza apropiada para experimentar la verdad amplia. El conocimiento, el saber, siempre es una puerta importante para alcanzar metas de libertad mayores. Vivir a ciegas es vivir agolpados en la tabla rasa de la ceguera. La ignorancia siempre nos hizo esclavos de las circunstancias, y nos alejó en todo momento de la libre elección sobre nuestras decisiones. Nos volvemos conformistas y costumbristas y eso nos aleja de la vida y la existencia de nuestra más profunda esencia. Estamos ya en plena era de Acuario, la era del Saber, y por lo tanto, la era de la emancipación personal y colectiva.

Por eso entiendo que la labor de editor es como la de aquellos antiguos escribas que encerrados en oscuras bibliotecas copiaban uno tras otro los libros esenciales. Gracias a ellos llegaron a nosotros los clásicos de la antigua Grecia. Gracias a ellos las obras fundamentales de la humanidad han iluminado un poco más nuestras vidas. De alguna forma, gracias a ese conocimiento, la mente humana se ha vuelto más plástica y flexible y ha pasado de la concreción del mundo limitado al amplio e intangible mundo abstracto. De la rigidez de la meta inmediata a la sabiduría de la prosperidad conjunta.

Ese conocimiento debe seguir vivo. Debe estar a las puertas de todo aquel que desee abrazarlo. Debe ser fácil su acceso y progresiva la labor de transmisión. Buscar los recursos adecuados para crear obras inmortales es una tarea importante para compartir la luz del conocimiento. El espíritu de los tiempos debe seguir aportando un claro camino hacia la verdad.

(Foto: en la fundación Lucis trabajando en la edición de los libros de AAB).

Nace Editorial Phylira, una plataforma de autoedición con vocación de servicio


phylira-logo-def

Estimados amigos,

Hoy, 21 de junio, solsticio de verano de 2016, nace oficialmente Editorial Phylira (www.phylira.com), una plataforma editorial de edición, autoedición y coedición. Gracias al inestimable trabajo y entrega de Iván, Laura y Oscar, esta plataforma toma vida con una clara vocación de servicio. Durante muchos meses hemos estado trabajando en la idea, buscando la fórmula para que este nuevo reto sea eficiente y útil para el mundo editorial. Hemos conseguido un producto refinado, rápido y eficaz para ayudar a convertir tus sueños en realidad. ¿Una tesis, una novela, un álbum de recuerdos, un poemario? Editamos todo aquello que tu imaginación desee materializar. Además, ponemos a tu alcance servicios editoriales para perfeccionar tu obra y para que llegue lo más lejos posible. ¿Dónde está el límite? Hablemos y saltemos esos límites… Phylira es la diosa de la escritura y de la belleza. Vayamos juntos hacia ese ideal, sanemos el mundo con palabras y verbo, con paz y cariño en las cosas que nos rodean.

Tras diez años de experiencia en el sector editorial sentíamos la necesidad de abrir aún más las puertas a la cocreación, haciendo que el autor fuera parte importante de un proyecto tan vital como escribir y editar un libro. Desde las editoriales Séneca, Nous y Dharana, siempre nos hemos esforzado para que así sea, pero sentíamos que nos faltaba algo más. Es por eso que hemos creado la editorial Phylira, un marco de referencia en la autoedición, con nuevas propuestas y un compromiso claro por hacer las cosas de forma diferente.

Tan diferentes que todos nuestros beneficios van destinados a potenciar el Proyecto O Couso y la Escuela de Dones y Talentos de la Fundación Dharana, un ambicioso propósito donde mucha gente participa desde diferentes lugares y al que estás invitado a venir cuando quieras.

Por eso esta editorial te gustará, será tu casa y encontrarás amigos. No sólo te ayudamos y te acompañamos de la mano de un experto editor hacia el sueño de editar un libro, sino que además compartimos todo el proceso de forma ilusionada y eficiente.

Ya lo sabes. Nosotros te plantamos el árbol en el Proyecto O Couso y te editamos, el libro y los hijos los pones tú.

Gracias por confiar en nosotros, gracias por compartir.

Te esperamos en www.phylira.com

Edita con nosotros y participa en un proyecto diferente.