Nunca serás indeciso si conoces tu propósito


© @holger.nimtz

“Nunca serás indeciso si conoces tu propósito”. Lou Holtz

Los actos heroicos suelen conllevar cierto sacrificio, a veces cargados de ese halo de santidad y esa aura de extrañeza que presuponen los que miran o admiran desde fuera tanto esfuerzo y dedicación hacia cualquier causa. Todos nos hemos sacrificado alguna vez por algo. Por causas nobles, por causas personales, por causas ajenas. Un sacrificio conlleva siempre cierta mortandad. Algo muere en la tierra húmeda y doliente de toda esa abnegación y desprendimiento que trasciende toda acción. El símil más hermoso es el de la semilla que sucumbe en la tierra y se convierte en planta, en árbol y más tarde, con el paso del tiempo, se expande en una flor o en frutos cargados de más simientes. Es una analogía poderosa que enriquece el pensamiento desapegado de cualquier alma cándida.

El propósito es algo genuino en cada uno de nosotros. Implica constantes cambios, reajustes y tránsitos. Implica sacrificios inevitables, pero también inteligencia para que los mismos no sean del todo irreparables. Hay que tener cuidado con el camino que se escoge para llevar a cabo nuestros sueños, o los mismos podrían transformarse en auténticas pesadillas. Convertirse en esclavos de los sueños y no poder conectar con la realidad envolvente es más común de lo que parece. Un sueño puede ser cualquier cosa, tener una familia, tener un proyecto que ayude a mejorar el mundo, ser solidario, comprar una casa para crear hogar. Los propósitos vitales vendrán de la mano del tipo de consciencia que suministre nuestra alma, nuestro ser esencial. O quizás deberíamos decir que ese propósito vital vendrá alineado con nuestra capacidad para conectar con lo esencial de nosotros mismos.

Uno no debe sentirse ridículo cuando siente profundamente un deber, un propósito, una misión, una labor por hacer que nace desde lo más profundo. Debe sentirse ridículo cuando la ambiciona desmesuradamente, sin inteligencia, sin sabiduría, sin mesura. O cuando ocurre todo lo contrario, que aún desde la más profunda claridad, no osa realizarla. No deberíamos dudar, no deberíamos ser indecisos cuando creemos en algo. Se debe ser osado, pero sabio al mismo tiempo. Tener fuerza, pero inteligencia que guíe esa fuerza. Lo bello nace cuando el cincel, golpeado por la maza, guía su fuerza. El amor es un camino que nace cuando la fuerza vital de la vida es guiada por la inteligencia universal.

La inteligencia siempre es la que es. Uno no puede ser más inteligente de lo que es, ni más consciente por mucho que se esfuerce. Todo tiene un límite difícil de atravesar, excepto cuando nos rompemos por dentro. La fuerza es diferente, porque se puede tener más o menos dependiendo del uso que hagamos de ella, de nuestra visión para atesorarla y distribuirla. Cuanta más energía seamos capaces de amasar, más fuerza tendremos para distribuirla. El matiz es significativo y necesario. Energía, fuerza e inteligencia. Esa combinación provoca en nosotros una vida de mayor o menor calidad, una entrega a nuestros propósitos vitales con mayor o menor certeza.

Esta noche morimos simbólicamente. No importa lo perdidos que estemos, no importa si nos invade la tristeza o la depresión. Mañana despertamos a una nueva realidad, a un nuevo día, a una nueva vida, a una nueva oportunidad. Deberíamos meditar por la mañana si estamos alineados a nuestra esencia, que en definitiva es lo que siempre nos hará sonreír. Si estamos buceando en nuestro propósito vital. Si somos dichosos en ello, alegres en nuestro camino, si disponemos del suficiente coraje y entusiasmo para emprender y hollar todas las sendas. Si tenemos fuerza suficiente, inteligencia suficiente, amor suficiente para ser felices en los pequeños pasos que damos en la vida, hacia la Vida, por más que nos equivoquemos una y otra vez.

Gracias de corazón por apoyar esta escritura…

donar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: