Amor conexo, amor inconexo


«El amor no es algo natural, sino que requiere disciplina, concentración, paciencia, fe y la derrota del narcisismo. No es un sentimiento, es una práctica», Erich Fromm en «El arte de amar».

El amor de pareja en nuestros tiempos líquidos y fluidos es de una gran complejidad. Hoy más que nunca, debemos atender al amor no como algo natural, sino como algo que requiere verdaderamente mucha disciplina, concentración, paciencia y fe. Erich Fromm acertaba o intuía que los tiempos requerían acercarnos al amor como una práctica. Es algo que ya dijo el Buda cuando expresó la necesidad de “practicar los caminos”. El amor hay que tejerlo día a día, con intensidad e intención, manifestarlo, gritarlo, embellecerlo, amarlo. Amar el amor por encima de todas las cosas.

A veces hay amores conexos. Amores que encajan a la perfección. No sé cuántas veces os habrá ocurrido que encontráis a alguien con el cual te sientes locamente atraído. Físicamente, sin importar si es alto o bajo, viejo o joven, flaco o gordo. Alguien con el que estalla la química y la risa y el buen humor nadas más mirarlo. Donde sus energías se fusionan perfectamente con las vuestras, y los estados anímicos son lunares e idénticos a los que soléis tener en cada mañana o en cada crepúsculo. Alguien que abraza la melancolía con la misma fuerza que abraza, sin identificarse con ella, los estados alegres y felices. Alguien con el que además sientes amor, mucho amor, y deseos, y ganas. Alguien con el que deseas fusionar tu campo astral, tus emociones, toda tu aura colorida de millones de tonos que estallan nada más verle.

¿Y qué ocurre cuando además ese ser encaja perfectamente en tu forma de pensar, en sus cuestiones vitales, en tu mente concreta y analítica y en tu campo abstracto, más artístico y poético? ¿Qué ocurre cuando su mente te enamora tanto como su cuerpo? ¿Y qué ocurre cuando además las consciencias son similares, y los valores parecidos, y el espectro espiritual de ambos es capaz de compenetrarse en una fe y un idealismo similar? ¿Cuántas veces en nuestras vidas ocurre ese amor conexo, afín, análogo, complementario?

La conexión conexa va más allá cuando además de todo eso, existe un propósito común, o un marco de referencia donde el mapa indica hacia el mismo norte, un estado de consciencia donde ambos reflejan el mismo ideal de vida. Es un encaje perfecto, aparentemente, porque son almas que han nacido para crear y cocrear no importa si Vida, Amor o Consciencia. Quizás, sin darse cuenta, las tres cosas. Quizás tan solo un tipo de vida, un tipo de consciencia, un tipo de amor. No importa.

¿Y cuándo nace la inconexión? Cuando a pesar de todo eso, nos da miedo que sea más joven o más viejo, más alto o más bajo, más listo o más tonto, más pobre o más rico, más sabio o más estúpido. La inconexión, y muchas veces ocurre, nace bajo el terrible manto de la desconfianza y la ansiedad, cuando no nos sentimos merecedores de tanta sincronía mágica, o cuando, simplemente, huimos y nos escondemos detrás de las bambalinas de la vida por no querer, valientemente, arriesgarnos hacia la aventura del vivir.

Erich Fromm tenía razón: amar es todo un arte. Y en ese arte, como en todas las artes, tiene que existir ese punto de belleza, de decoro, de ternura, de valentía, de osadía, de inteligencia activa, de provocación, de riesgo, de perseverancia, de implicación, de cuidado, de decisión, y sobre todo, de esa gran derrota del narcisismo que tanto nos aleja del verdadero amor y de nuestras inertes creencias sobre el mismo. Vencer nuestros miedos, vencer nuestro narcisismo, es dejar espacio para que el amor engrandezca nuestras vidas, las haga más luminosas y nos lleven hacia mares y puertos que jamás hubiéramos experimentado ni conocido desde nuestros oscuros y opulentos palacios de cristal. Amar es abrirse a la vida, porque la vida, sin amor, no tiene respuestas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: