Moriremos de amor


«Esperanza: pequeña luz que se enciende en la oscuridad del miedo y la derrota, haciéndonos creer que hay una salida. Resplandor azulado que anuncia el nuevo día en la interminable noche de tormenta». «Historia del rey transparente», Rosa Montero

Hoy es un día muy importante para una persona que ha sido muy importante en estos tiempos. Quería hacerle algún tipo de gesto o regalo, y he decidido que el mejor regalo que le puedo hacer es volver a mi centro, al equilibrio, a esa resurrección inevitable que uno debe acometer cuando de alguna manera has muerto a un pasado que ya jamás volverá.

El ser humano tiene dos tipos de vibraciones. Unas altas, otras bajas. Cuando navega por las frecuencias altas es capaz de lo más maravilloso. Cuando se derrama en frecuencias bajas es capaz de lo más terrible. Ambas frecuencias residen en nosotros, y cada día elegimos ser una buena persona o un ser temerario. En estos meses he sido capaz de ambas cosas, y de la síntesis de ambas, he sacado un gran aprendizaje.

Así que hoy me levanté con el deseo de ser diferente, o al menos, de ser diferente a como había sido estos días, semanas y meses, donde al perder cierto centro, uno se pierde a sí mismo. Hoy quería volver al centro, al equilibrio, al amor, al ser consciente que siempre he pretendido ser. Volver, en definitiva, a mi esencia de segundo rayo, al amor-sabiduría.

Al volver a cierto centro, lo primero con lo que me topé en el ordenador era un archivo con datos astrológicos, una fecha y un mensaje predictivo: “moriremos de amor”. He sentido cierta emoción, porque no hay mejor manera de vivir, que muriendo de amor y resucitar al mismo. Algo así me ha pasado estos meses. He muerto literalmente de amor. Y al hacerlo, he resucitado a la vida.

Quizás por ello, tras el gran incendio, tras la gran tormenta, tras la gran derrota, siento de nuevo esperanza, esa pequeña luz que se enciende en medio de la noche, en la oscuridad del miedo y la derrota, en ese ocaso que es la nada. Han sido días largos de tormenta, de frío interior y de alejamiento. Ahora toca renovarse, volver al centro, volver al ser.

Y una manera de hacerlo es volver a cuidarme. Para ello estoy haciendo muchos cambios vitales en mi vida. Una de las cosas que he vuelto a retomar es el antiguo Patreon. A partir de ahora, todas las publicaciones serán apoyadas por mecenas, tal y como hacía hace cuatro años.

Lo que más me gusta en el mundo, mi don, de tener alguno, es la escritura, y deseo seguir escribiendo, inspirando, apoyando a los demás como pueda. Creo que la creatividad debe valorarse, y que, al hacerlo, es capaz de transformar más vidas, de inspirar a más gente. Este blog lleva abierto desde 2008, y sois ya más de cinco mil personas las que lo han ido siguiendo durante este tiempo. Estáis todas invitadas a seguir las aventuras de este utópico en el nuevo blog, agradeciendo desde ya todo vuestro apoyo.

Así que estaré encantado de volver a veros allí, en el siguiente enlace:

https://www.patreon.com/creandoutopias

Gracias de corazón por apoyar los sueños y las utopías.

Pd. Feliz aniversario querida A. Todo lo mejor para esta nueva revolución solar. Gracias por todo lo que has hecho en mí.

 

2 respuestas a «Moriremos de amor»

    1. en este blog hay casi cuatro mil entradas gratuitas y más de 15 años de entrega voluntaria… mi don sigue siendo entregado, pero ahora se esconde por un tiempo… bajo llave… 🙂 ya vendrán tiempos mejores…

      Me gusta

Responder a Mauro Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: