Dinámicas de lo Invisible


Los misterios del universo que la tecnología nos ayudará a revelar en un  futuro cercano - BBC News Mundo

¿Existe realmente el mundo que no vemos? No en nuestras mentes cegadas. Sabemos que la visión del mundo está condicionada por nuestras propias experiencias. Las personas que se ahogan en las preocupaciones diarias tienen una visión del mundo muy diferente a las personas que nadan sobre las mismas, y estas difieren de aquellas que vuelan sobre el mar de la incertidumbre ayudando a los demás como meta vital.

En el mundo invisible existen unas dinámicas que desconocemos, unas autopistas de fuerza y energía que jamás podríamos imaginar, un conocimiento inaccesible. Pensamos que la vida es tal cual la percibimos, pero jamás podríamos pensar que la vida no tiene nada que ver con nuestra percepción. ¿Os imagináis por un momento que aquello que nosotros vemos como feo u horrendo fuera realmente bello, profundo y hermoso para otras personas? Realmente eso es lo que ocurre. Vemos según nuestra percepción, una percepción condicionada por nuestros sentidos, nuestras experiencias y nuestro propio campo de visión.

El sustrato de las cosas, el funcionamiento del cosmos y la vida, la propia existencia de eso que damos por llamar inteligencia, son cosas que no podemos entender. Se escapa a nuestros sentidos, a nuestra percepción. Configuramos nuestros mundos de forma perfectamente igual a cómo estamos configurados por dentro. Vivimos, sin más, en el mundo que somos capaces de imaginar. Esa imaginación se alimenta de nuestros prejuicios, de nuestros miedos, de nuestras esperanzas. No acertamos a comprender cómo se manejan los hilos invisibles que generan la realidad. Y generamos realidad justamente condicionados por nuestra propia y limitada existencia. Una gran paradoja.

Un gato vive una realidad limitada a su condición gatuna. Una ameba vive una realidad condicionada a su mundo pequeño. Un ser humano, aún con su egoica percepción y sus aires de grandeza, es ridículamente pequeño ante la vastedad del universo. La dilatación de nuestra realidad es complejamente limitada. La expansión de nuestras consciencias está condicionada por la proyección que hacemos de la propia vida. Si por dentro se vive una vida miserable, por fuera se experimenta dicha vida. De todas las dimensiones posibles, apenas alcanzamos a vivir en un par de ellas, y siempre de forma penosa, arriesgada, indecible.

Uno de los misterios aún no resueltos por nosotros mismos es que somos capaces de aumentar la visión. Solo debemos ser conscientes de que todo cuanto se encuentra fuera, se encuentra dentro. Este relato es impresionante. Todo aquello que está más allá de nuestra realidad se encuentra oculto en alguna parte de nosotros. Encontrar los resortes, las llaves, las claves para acceder a esas realidades es un camino complejo. Conocer y entender las claves de las dinámicas de lo invisible es un camino angosto. Pero acercarnos a sus maravillas puede hacer que nuestras propias vidas se conviertan en algo extraordinario. Hay formas de entender y comprender esas dinámicas. Hay formas de transformar nuestra realidad en algo diferente y sorprendente. Hay formas de transmutar toda nuestra existencia.

Gracias de corazón por apoyar esta escritura…

donar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: