El incondicional. De como llega la llamada de la selva rozando los cincuenta


Es algo extraño, pero como todo está cambiando, pues la extrañeza casi se torna normalidad. Las relaciones cambian, el modelo de familia cambia, el amor cambia, todo cambia. También cambian las necesidades naturales, de haberlas. La biología está cambiando de igual manera. El tener hijos ya ha dejado de ser algo normal. Se podría decir que lo normal es no tenerlos, romper con la genética, con los ancestros, con la cadena que nos une a la historia de nuestro pasado, de nuestra familia, de nuestra especie. Esa ruptura se funda en la emancipación, principalmente, de la mujer. No solo la emancipación con respecto al hombre, sino también con respecto a los procesos biológicos. Cada vez son más las excepciones de mujeres que deseen tener pareja estable, familia o hijos.

Viendo lo que estoy experimentando en mí, a pesar de mi soltería y mi edad, quizás es que la biología se está retrasando. Todos los seres hemos nacido para expandir y perpetuar los genes. Eso es lo natural en la naturaleza. Se puede o no luchar contra ella, pero, de alguna manera, está latente en nosotros. La naturaleza se expande en el tiempo y en el espacio. Y para ello necesita que nosotros nos suframos cierta expansión. La naturaleza latente que albergo en mis entrañas se está despertando con fuerza ahora que ando rozando los cincuenta, y ahora, que uno podría decir que ya ha hecho de casi todo en la vida, es cuando tiernamente surge el deseo de expandirme, de tener descendencia, de cumplir con mi parte en la esencia natural de la evolución.

Ayer bromeaba con una amiga que llegó a llamarme el incondicional, por eso de que, quizás, sería capaz de albergar la esperanza de amar incondicionalmente siempre y cuando encontrara un atisbo de posibilidad. La broma iba a más cuando miraba mi carta de presentación y decía que sería un imposible el poder seducir a ninguna mujer dado mi estado actual de vida. “Hola, me llamo Javier, soy vegetariano, abstemio, un poco friki místico-espiritual y vivo en una pequeña cabaña en medio de un bosque”.

Este estilo de vida está totalmente reñido con cualquier tipo de alianza con la naturaleza y sus llamadas. Digamos que vivo una vida contranatura, al menos tal y como ahora se entiende la naturaleza. A estas alturas casi no me importa. No hay lucha contra la llamada natural. La vivo con cierta alegría sin más. Interiormente me siento completo, tranquilo, apaciguado.  Entiendo que sería una suerte dar la oportunidad a que otras almas se encarnaran en este proceso evolutivo tan especial, pero si no puede ser en esta, pues ya será en otras vidas.

Quizás por eso cuando vi a esos dos cachorritos no pude contenerme. Los adopte inmediatamente. Dos pequeños perritos pueden suplir esa necesidad biológica de procreación. Es un poco triste, pero quizás sea una respuesta natural ante la imposibilidad, dado los tiempos que corren, de ir más allá. Así que feliz por estas dos nuevas compañeras de viaje, Aura y Luna. Vamos a ver qué nos depara el destino con ellas. Bienvenidas a la cabaña. Prometo amaros incondicionalmente.

3 respuestas a «El incondicional. De como llega la llamada de la selva rozando los cincuenta»

  1. Sentí esta llamada cuando tenía unos 27 años de manera muy fuerte. Creo que el deseo de cuidar, proteger y expandirse está escrito en nuestro interior: a veces se traduce en hijos, otras en mascotas, en libros… Bienvenidas Aura y Luna 🙂

    Me gusta

  2. No tires la toalla Javier, que nunca se puede decir de este agua no beberé… al menos para los hombres la llamada biológica se puede extender más allá de lo mentalmente razonable… para nosotras llegar a los 50 implica la bajada de persiana definitiva 😉 Sea como sea que disfrutes de tus nuevas hijas cósmicas _/\_

    Le gusta a 1 persona

Responder a sandralibre Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: