¿Salud o trabajo? Una gran cuestión para nuestros días…


José Fontanella, el dueño de ‘El Bodegón Azoque’ consuela a uno de sus compañeros. Tiempos difíciles para todos…

 

«Corta la duda ignorante en tu corazón con la espada del auto conocimiento. Observa tu disciplina. Levántate». Bhagavad Gita

Estamos viviendo este dilema con gran preocupación y existe un gran debate social y político. Algunos piensan que hay que proteger la salud, otros que hay que proteger la economía. Si no hay salud no hay economía, pero si no hay economía, a veces tampoco hay salud. Es una gran paradoja. Siento que, en estos momentos, sea lo que sea lo que esté pasando, no deberíamos, política ni socialmente hablando, ahondar en las divisiones. El caos en el que vivimos no es gratuito, y debemos razonar que solo saldremos del mismo si estamos unidos. Caer en la desconfianza, en la descalificación, en la apresura, no ayuda nada.

Personalmente, y perdonad que personalice, por si sirve de algo, creo tener claras las prioridades. Algo aprendí de la crisis del 2008. Allí no había un problema de salud pública, pero admito que de alguna manera enfermé, junto a mucha más gente, cuando lo perdí todo, ahorros de una década y casa incluida. Hace dos años, por una crisis personal, también perdí ambas cosas, toda la economía y toda mi salud. Esas experiencias me hacen pensar en las prioridades actuales y en la posibilidad de que vivimos tiempos cíclicos de pérdidas y ganancias, ciclos que los economistas conocen y describen. Es como si la economía respirara, inhalara y exhalara, creando momentos de caos y momentos de orden, momentos de bonanza y momentos de quebranto. Por tercera vez en pocos años, de nuevo una crisis, de nuevo una exhalación caótica. ¿Cuál es entonces el aprendizaje?

Como casi la mayoría de autónomos, he dejado de ingresar dinero. Cada día es un cuentagotas que administro con cierta angustia y diligencia en un sector totalmente en quiebra. No lo comparto como queja, sino como mesura y observación. La mayoría de autónomos y empresarios están pasando por un momento parecido, difícil, complejo, muy complejo. A su vez, esta situación está lastrando a todos aquellos que dependen o dependían de ellos. Pero conozco la trampa de la depresión y la enfermedad y prefiero al menos proteger la salud. En la pobreza o en la riqueza, si tienes salud, de alguna forma tienes autocontrol, disciplina y fortaleza para afrontar los retos de la vida. Si pierdes la salud, ya sea por Covid o por depresión o por lo que sea, todo se debilita. El amor ayuda, mucho, cuando en momentos de dificultad todo se derrumba y tienes a alguien que te acompaña. Pero para los que no tienen la compañía de una familia, de una pareja, o de quien sea, para todos aquellos que se encuentran en la más absoluta soledad en estos momentos angustiosos, solo les pido que sean fuertes y que protejan su salud, física, vital, emocional, mental y social.

Entre otras cosas, he descubierto lo sanador que es pasear tres veces al día con Geo… lo tengo como disciplina para no caer en la depresión y luchar con fuerza ante la tremenda adversidad. El cariño de un animal es irremplazable. Los paseos acompañados de alguna corta carrera reactivan el sistema inmunológico y de alguna forma eso crea cierta protección ante los virus. La complicidad silenciosa de un amigo peludo activa de alguna manera la emoción y el cariño. A falta de pan, buenas son tortas. No digo que sea un sistema suficiente y perfecto, ni ningún tipo de panacea, pero todo ayuda. Estas semanas que son un castillo de naipes de malas noticias una tras otras, intento gobernarlas desde cierto control que nace de la fortaleza de tener buena salud. No perder el control sobre uno mismo es no perder el control de nuestras vidas.

Por eso me atrevo a decir que por mi parte la elección está totalmente clara. Primero salud, y luego fuerza para luchar contras las desavenencias económicas y psicológicas que esta crisis conlleva. Cuando aparecen los mil problemas, esos que parecen que cada día se agrandan más, intento situarme en otro lugar. El otro día llamé a ese lugar la nube de las cosas cognoscibles. No importa el nombre que se le quiera dar. Unos podrán encontrar consuelo en algún Dios, en alguna idea mística o celestial o simplemente, en algún alto ideal. Lo importante es tener cierta disciplina para agarrarse a un lugar que nos mantenga psicológicamente a salvo, en paz, en calma. Esto debe venir acompañado de cierta disciplina física, sin necesidad de que sea algo excesivo. Los paseos son sanadores y mantienen nuestro cuerpo etérico vivo y en movimiento. La energía debe moverse, los pensamientos deben renovarse, las emociones deben ser trascendidas para no caer en la trampa del fastidio y el pesimismo.

Si perdemos el trabajo o toda nuestra economía, pero tenemos salud, fortaleza interior y el cariño de los nuestros, seguramente nos será más fácil acomodarnos y luchar en la nueva situación. Hemos sido preparados durante millones de años para sobrevivir ante la adversidad. Por suerte, nuestras generaciones no han sufrido de guerras ni grandes catástrofes. Se puede decir que nuestras guerras a partir de ahora serán económicas o de salud. Eso será lo que tendremos que aprender con esta experiencia para sobrevivir al futuro. Si tenemos salud y fuerza interior, podremos perder todas nuestras riquezas, todos nuestros bienes, pero siempre, siempre, saldremos de una u otra manera adelante. Creo que esta ha sido la experiencia en estos años y quería compartirla por si sirve de inspiración a alguien. Así que si os resuena todo esto, os invito a que pongáis en práctica los paseos, la meditación que os lleve por evasión a otra parte sin renunciar a volver a la batalla a cual Arjuna, y sobre todo, el cariño de cuantos podáis. Observa esta disciplina y levántate. Os animo a ello y… ¡fuerza, mucha fuerza para todo!

Gracias de corazón por apoyar esta escritura…

donar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: