Entre dos mundos


a
© At the End of an Aeon

Ayer llegamos tarde después de unos días lejos de aquí. Pasar de veinte a cuarenta grados no fue una experiencia agradable. Los primeros dos días estaba descompuesto, silencioso, desorientado. Los siguientes solo tenía ganas de dormir o volver. No era solo por los cuarenta grados. Era como si el mundo, ese mundo lejos de estos bosques, hubiera cambiado. Esta nueva normalidad es extraña. El ambiente es extraño. Las compañías igual de extrañas. Todo es extraño. Hay cierta desconfianza en el ambiente.
Incluso yo me sentía extraño después de cinco meses enclaustrado en la pequeña cabaña, en este pequeño bosque. Realmente deseaba volver.

Sentí un gran alivio al estar aquí de nuevo. Ahora somos cinco personas. Ninguna de ellas con muchas ganas de atravesar esa frontera insólita que ha nacido entre el mundo natural del campo y los bosques y el mundo de la ciudad. Este lugar se ha convertido en una especie de isla paradisíaca, en refugio de almas sensibles que desean desde la más silenciosa introspección bucear en el nuevo mundo.

Muchas voces apocalípticas creen que el viejo mundo, el antiguo paradigma, se está desmoronando. Hasta ahora no lo creía así. Pensaba que la vida se regeneraría de forma silenciosa y tranquila. Pero como si de una profecía celestina se tratara, en esta primera incursión fuera de las fronteras boscosas, he sentido por primera vez como si fuera realmente así, como si algo, sin saber exactamente qué, se estuviera desmoronando. Una sensación parecida a aquella que muchos sentimos cuando las torres gemelas de desplomaron y desaparecieron para siempre.

Hoy me sentía un poco desorientado. Ha sido un choque fuerte el viajar y salir de aquí. Me pasé casi todo el día medio dormido, con ganas de no hacer nada, cansado, aturdido, un poco errante y perdido. En diez días tengo que salir del nuevo al “mundo”, ir a Segovia para dar una conferencia y la sensación que tengo interiormente es que no me apetece volver a marcharme. Realmente no me apetece abandonar más este lugar. No al menos hasta que la gente deje de mirarte con desconfianza, no al menos hasta que podamos circular libremente, sin máscaras, sin miedo a ningún contagio, sin pandemias, no si no podemos volver a abrazarnos con normalidad.

Dicen algunos, los más alarmistas, que estamos atravesando el umbral del final de los tiempos y que las cosas se pondrán peores a partir de ahora. La sensación que tenía interiormente en este viaje corto ha sido como si el final de los tiempos ya llegó, y que algunos, quizás pocos, ya vivieran por dentro el nuevo mundo. Quizás el final de los tiempos no sea una destrucción masiva como ocurrió en tiempos de la Atlántida o de Noé. Quizás el final de los tiempos, el apocalipsis, sea una forma distinta de ver y observar la vida, una forma distinta de vivir y de entender la existencia.

Lo cierto es que he podido navegar entre dos mundos estos días. Entre el mundo de la materia densa, de lo virtual tejido por esa misteriosa Araña invisible, un mundo de glamour decadente y soberbia desmesurada, de máscaras y ahora mascarillas, de pandemias, de hambre, de guerras. Y ese otro mundo de silencio, de naturaleza, de belleza, de abrazo y de amor. Lo siento pero me he sentido extraño, aturdido, como si volviera de algún tipo de mal sueño asfixiante. Ahora, ya a salvo en esta pequeña cabaña, vuelve poco a poco la paz, la tranquilidad, la sensación de estar en un refugio a prueba de bombas, y a prueba del fin del mundo. Si todo se acaba, por favor, que se acabe abrazado a un árbol.

Gracias de corazón por apoyar esta escritura…

donar

 

2 comentarios sobre “Entre dos mundos

  1. Lo reconozco… Me he emocionado leyendo la última línea… Llegué por casualidad a ti con los Encuentros… y lo que leo me da esperanzas… (todavía hay gente que “siente” ahí fuera… o dentro de su cabaña… Benditos los árboles que estén cerca)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s