Contaminación, movilidad, plásticos y consumo de carne. Cincuenta años para regenerar el planeta


 

a

Ha sido hermoso ver como ha descendido la contaminación en estos meses de encierro. Eso puede dotarnos de cierto sentimiento de optimismo, no esperando a que de repente toda la humanidad se ilumine y se encierre para que el planeta entero se regenere, pero sí esperando que al menos en las próximas cinco décadas, el ser humano en su conjunto busque alternativas al caos climático que ahora impera.

Existen actualmente cuatro problemáticas que generan desequilibrios en nuestro planeta: la contaminación, la movilidad, el consumo de plásticos y el consumo de carne. Los cuatro componentes requieren una revisión importante no sólo en nuestra moral y ética personal, sino también en la tecnología que hasta ahora impera en nuestras vidas. Realmente las cuatro realidades contaminantes están relacionadas entre sí. El consumo de plástico está muy relacionada con la contaminación en general. También la movilidad, movida actualmente por derivados del petróleo en su mayoría. Veámoslas por partes y miremos con optimismo como mejorar nosotros mismos para que mejore así el planeta.

1. La contaminación tiene muchas fuentes. Los plaguicidas, los plásticos, el humo de las fábricas y de los coches, los incendios descontrolados. La contaminación atmosférica sufrirá un importante cambio cuando el paradigma hasta ahora imperante cambie de forma generalizada. Primero cambiando la forma de movilidad. El coche eléctrico tendrá mucho protagonismo en las próximas décadas, y para esto ya no hay marcha atrás. El modelo de agricultura intensiva debe cambiar hacia un modelo de agricultura ecológica libre de plaguicidas. Igualmente, debemos interiorizar en nuestro interior la búsqueda de alternativas a los plásticos de un solo uso, así como el consumo de productos ecológicos y éticos.

2. La movilidad. Más del 30% de la contaminación por CO2 proviene del uso del automóvil. El problema de la movilidad está estrechamente ligada al problema de la energía. Como decíamos anteriormente, esto podrá solucionarse en un primer momento cuando los coches empiecen a dejar de quemar combustible fósil y todo el parque automovilístico funcione con electricidad. El abastecimiento de electricidad supondrá un problema en las primeras décadas de este cambio revolucionario, pero ya se está trabajando en la tecnología de la fusión nuclear y es posible que en cincuenta años esta tecnología no contaminante y casi infinita esté disponible. Mientras tanto, el uso de la bicicleta, las motos eléctricas y el coche eléctrico compartido serán soluciones para todos.

3. Los plásticos. Una botella de plástico tarda unos quinientos años en descomponerse. Esto es algo inaudito e insostenible. ¿Cuántas botellas de plástico utilizamos al cabo del año? Cada año se vierten al mar doce millones de toneladas de plástico. Esto genera un gran problema en los océanos, especialmente por el vertido de los microplásticos que utilizamos en muchos productos de higiene o en la propia y lenta descomposición de los plásticos más voluminosos. Mientras se encuentra una tecnología apropiada para restituir el plástico por otros productos más ecológicos, muchos gestos diarios pueden librarnos de cientos de plásticos. Solo tenemos que cambiar ciertos hábitos de consumo y tener más consciencia a la hora de comprar productos a granel que no utilicen tanto envoltorio. Hay muchas soluciones para reducir drásticamente el consumo de plástico.

4. La industria ganadera genera tantos gases de efecto invernadero como todos los coches, trenes, barcos y aviones juntos. Este solo es un dato que afecta a la contaminación, pero más allá de eso, el ser humano debe tomar consciencia ética en cuanto al consumo indiscriminado de carnes. Sobre este punto no voy a extenderme, porque me parece insoportable pensar que la mayoría de los seres humanos, en pleno siglo XXI, aún se regodee placenteramente con el consumo indiscriminado de animales muertos. No una vez al mes o a la semana, sino prácticamente todos los días del año. Ojalá esta tendencia cambie radicalmente en nuestras consciencias y los animales puedan vivir y morir en paz.

Gracias de corazón por apoyar esta escritura…

donar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s