Límites fronterizos


a

© Ümit ULUN

Hoy es un día triste, pero también un día de esperanza. Un día triste porque de nuevo se rompe la baraja. Se marchan como un ladrón en la noche. Sin cantos, sin despedidas, sin abrazos. Dejan un vacío, diría que en estos tiempos, un vacío necesario. Son la cúspide de un fracaso personal, mucho más que ver con lo emocional que con cualquier otro plano.

También un día de esperanza porque todo fracaso guarda tras de sí una gran enseñanza. Toda tensión pretende enseñarnos, pretende liberarnos de todo aquello que no funciona, que es caduco, que requiere revisión. Por eso cada fracaso marca el principio de una nueva oportunidad, de una fuerza que surge de lo más profundo de la dignidad para enfrentarse inevitablemente a la existencia.

Ahora tocará un año de silencio, de reinventar nuevas fórmulas. Hoy es sin duda el comienzo de algo nuevo que aún no está definido ni pensado. Hoy toca ensanchar las fronteras y ampliar sus límites. Tocó limpiar la casa de arriba abajo. Tocó establecer nuevas pautas para el reino animal, y por lo tanto, a modo de arquetipo, para todo lo relativo a las emociones. Toca poner límites, muchos límites a aquello que no puede controlarse y que muchas veces irrumpe de forma brusca. Toca romper, destruir el egregor que se ha creado en torno a una idea equivocada de generosidad. A veces confundida con abuso o caridad mal entendida. Toca poner nuevos límites a las fronteras creadas en nuestra psique interior y plasmadas como arquetipos en la realidad manifestada.

A pesar de todos los avatares a los que uno se enfrenta por no poner límites, debo decir que me siento plenamente bien. Intento que este tipo de experiencias me afecten cada vez menos, e intento desapegarme rápidamente de la tristeza, el dolor o el sufrimiento. Quiero decir que a pesar de todo, estoy viviendo un momento amable y agradable en mi vida personal. Hemos creado más estanterías en la pequeña cabaña y las hemos llenado de libros. No paramos de leer y de ensanchar nuestra curiosidad. La práctica meditativa está tomando unos tintes más conscientes. Me apresuro a descubrir en la belleza diaria toda la magnificencia creadora. La naturaleza sorprende cada día. Uno no puede parar de contemplar cada hoja, cada rama, cada pajarillo, cada instante de hierba verde. Puedo contemplar la vida desde una amplitud diferente, en interconexión, como si todo estuviera de alguna manera enlazado. Como si todo respirara al mismo tiempo. Al dejar de desear, intento aprender a diseñar momentos humildes, sin expectativas. Dejo que todo fluya sin ningún tipo de anhelo. A eso no quiero poner límites.

El mundo velado se manifiesta cuando tenemos una apertura interior oportuna. Todo es un escenario. Incluso lo ocurrido hoy forma parte de un guion. Cada día tenemos la oportunidad de decidir sobre ese guion. Realmente en estos últimos meses he tomado decisiones que venían provocadas por experiencia ajenas a mi realidad. La realidad es múltiple y compleja, por eso, el individuo de nuestro tiempo prefiere vivir aislado, ensimismado en los placeres insustanciales, en la rutina que pasa, pero que es segura. Y no hay nada peor para el alma que parar, que dejar de vivir, que dejar de experimentar. No hay nada peor para un alma que vender su libertad por un trozo de tierra firme y segura.

Este será un año para poner límites fronterizos en el exterior, al mismo tiempo que eso permitirá, valga la paradoja, ensanchar el interior. Este será un año hermoso para profundizar en las paradojas, en las contrariedades, en lo sublime de las experiencias límite. Voy a dejar de culparme por todo lo que pasa. Eso es liberador. No pienso dejarme llevar más por los procesos interiores de los demás. Dejaré que fluyan con sus enfados, con sus rencores, con sus envidias, con sus ilusiones o promesas. Quiero liberarme de todo eso, por eso será hermoso poner límites por fuera mientras me ensancho por dentro. Sí, hoy fue un día triste, pero también lleno de esperanza.

Gracias de corazón por apoyar esta escritura…

donar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s