Día de la Tierra


 

Acabo de ver El Planeta de los Humanos, de Jeff Gibbs. He hecho un donativo simbólico porque me ha parecido un buen documental. Eso me ha recordado la importancia de los pequeños gestos para cambiar el mundo. El planeta agoniza, nos dicen. Biológicamente hablando, la población mundial es insostenible. Si seguimos con nuestros estándares de consumo, el planeta de agotará en pocas décadas. Sabemos que a nivel mundial, los gestos son necesarios, pero lentos. Por más que la industria mundial cambiara de repente sus paradigmas de construcción y logística, no sería suficiente. Entonces la pregunta siempre queda en el aire: ¿qué se puede hacer?

La revolución será radical o no será. Y la radicalidad empieza siempre por nosotros mismos, por cada uno de nosotros. No basta con esperar a que los otros hagan algo. No basta con esperar a que las grandes potencias mundiales encuentren la fórmula mágica para redimir la catástrofe. Debemos empezar, urgentemente, a alinearnos con gestos, gestos inequívocos, gestos que ayuden a regenerar el planeta.

Ya lo he dicho muchas veces y nunca me cansaré de decirlo. El primer gesto urgente pasa por la forma que tenemos de alimentarnos. Es radicalmente importante e imprescindible que adoptemos una dieta sin carnes, sin pescados, sin animales. Además, es radicalmente importante cambiar nuestro consumo alimentario por uno más saludable y equilibrado. Cambiar la dieta, y nuestros hábitos de consumo es un primer paso para revertir el daño que estamos causando a la Tierra.

Otro cambio radical es nuestro modelo de vida basado en el consumo. ¿Qué más cosas vamos a consumir en los próximos diez, veinte o treinta días? ¿Qué más cosas necesitamos para mantener nuestro ritmo de usura, de egoísmo y de vida basada en el glamour, en el espejismo de las cosas? ¿Cuántos más coches necesitamos, cuántas más mudas de ropa, cuantos más objetos inútiles almacenaremos en nuestras casas?

Aún si cambiáramos todo eso, no sería suficiente. Nuestro modelo de organización social está saturado. Nuestro paradigma basado en un capitalismo ciego y desmedido cuyo lema es el crecimiento está obsoleto. Aún cambiando nuestros hábitos de consumo, de alimentación y aún cambiando de paradigma, no sería suficiente. Entonces, ¿qué más hacer?

Debemos radicalizar nuestro discurso, nuestra visión, nuestros estilos de vida. No es cuestión de poner parche tras parche para tener nuestra conciencia tranquila. Hay que radicalizar aún más nuestras existencias. Sobre esto no puedo dar guía porque mi vida es excesivamente radical, y soy consciente de que no soy un buen ejemplo para la mayoría de la gente. Quizás, en esa radicalidad, solo puedo mandar un mensaje radical y urgente. Despejar las dudas, aclarar conceptos, comentar los avances, los fracasos y los pequeños éxitos. Poco más se puede hacer en estos gritos en el desierto, más que cumplir responsable, activista y comprometidamente con nuestra parte.

Puedo decir que lo ideal es crear pequeñas islas, pequeños laboratorios de experimentación donde por un lado se puedan limitar los recursos y por otro, se obtenga un beneficio común. Puedo decir que un grupo de diez o veinte personas pueden buscar una fórmula de vida alternativa fuera de las ciudades e intentar el ideal de ser autosostenibles, haciendo que su huella ecológica sea mínima y su impacto imperceptible. Podría hablar del decrecimiento, de la austeridad voluntaria o de la necesidad de simplificar nuestras vidas hasta la mínima expresión, disfrutando de las experiencias y no de las cosas. Podría incluso atreverme a señalar que es hora de espiritualizar nuestras vidas hacia valores elevados, dejando atrás las pequeñas batallas de la personalidad y el ego y abrazar de una vez el sagrado lazo místico que eleva nuestra consciencia aún animal hacia estamentos mucho más profundos.

Podría decir muchas cosas, pero quizás ya sea demasiado tarde…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s