La puerta estrecha


a

© Christoph Hessel

Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. (Lc. 13.24)

Llegamos el sábado a Ginebra. El vuelo se retrasó, pero nos esperaron para cenar en un restaurante italiano de Petit Lancy. Disfrutamos de la compañía durante algunas horas y nos fuimos hasta el hermoso apartamento que la Escuela reserva para estudiantes y voluntarios. Es un lugar hermoso rodeado de típicas casas suizas con sus cuidados jardines donde se conjuga la madera noble, normalmente decorada con estilo propio, y la piedra de cantería soportando los primeros pisos. El domingo tocaba trabajar unas horas en la oficina ya que esta iba a ser una semana anómala.

Como estudiante, voluntario y editor disfruto por partida triple. Ser estudiante desde hace muchos años me permite tener una visión global de todo lo relacionado con la puerta estrecha, con la estimulante vida del alma. Como voluntario intento echar una mano en todo cuanto se requiera. El servicio, el ser útil, el desarrollar la intuición necesaria para poder colaborar en esferas más allá de la propia, es algo que se inculca desde el primer día. ¿Cuál es nuestro ámbito de servicio? ¿Dónde podemos desarrollar ampliamente la vida del alma? ¿De qué manera? Ser editor me permite ser transmisor de un conocimiento útil y necesario, ser el eslabón para que en este tiempo no se pierda la enseñanza y pueda seguir circulando de un lado para otro. Trasmitir la luz del conocimiento es una forma de potenciar la luz en el mundo.

Este es un testimonio personal. Me gusta poder compartir cosas de la vida cotidiana porque en este momento histórico se trata de espiritualizar lo cotidiano. La espiritualidad ya no versa sobre grandes sacrificios, aislamientos y suplicios para alcanzar no se sabe muy bien qué tipo de iluminación. Se trata más bien de ser permeables para que la luz se manifieste en cada instante, a cada ser. Espiritualizar la vida cotidiana será el reto de la era que está llegando.

En la reunión de meditación de plenilunio de hoy, la de la luna llena de piscis, se ha hablado precisamente de eso. Piscis nos ayuda a discernir entre lo real y lo ilusorio. Es muy importante aprender sobre la poderosa fuerza del discernimiento en el camino de retorno que nos conduce hacia la puerta estrecha. Nos ayuda a alinearnos con la manifestación real de la vida y nos aleja de la esclavitud de la materia, de lo ilusorio.

Dejar penetrar la luz es algo complejo, que requiere cierta disciplina y fortaleza. Hay muchos que tras llegar a la puerta estrecha deciden conscientemente, tras volver el rostro sobre la luz y quedar cegados para los asuntos mundanos, girar y volver hacia la dirección opuesta. En vez de seguir hacia la luz, vuelve hacia la oscuridad de nuevo, a cual guerrero, para ayudar a los que aún se encuentran en el sendero oscurecido. Tal y como dice el antiguo comentario: “vuelve su rostro hacia la oscuridad y , entonces, los siete puntos de luz dentro de sí mismo trasmiten la luz que irradia hacia el exterior y, he aquí que los rostros de los que huellan el sendero oscurecido reciben esa luz”.

Es cierto que pocos son los que hallan la puerta estrecha. Y de esos, es cierto que son pocos los que renuncian a su propia iluminación para echar una mano a los que aún ni siquiera imaginan esa puerta. Son pocos los que sienten dentro de su ser ese “todo lo que tengo les pertenece”. Abandono el hogar de la luz, y al regresar, salvo, dice la nota clave. En la tradición budista esto se conoce como los votos del Bodhisattva, de ese que renuncia a su propia iluminación para ayudar a todos los seres sensibles a alcanzar la misma. Alimentar correctamente los siete centros para que se vuelvan permeables a la luz y con ello mostrar y hollar la senda. Que la luz resplandezca en todos nosotros… y que todos los seres sean felices.

Gracias de corazón por apoyar esta escritura…

donar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s