Ley de la inmersión: sumérgete


a

© Dermot Russell 

 

Sumérgete en las canillas del llanto, en las verdes praderas de lo inaccesible, en el misterio que rodea cada pulso, cada vibración invisible. Sumérgete por completo en la vida que recorre las hojas que caen en otoño, pero también en los ríos de la primavera, los vientos del verano y el frío de la escarcha en invierno. Si eres valiente y tienes coraje, sumérgete en ti mismo. Busca en tu interior la grandeza de saberte hijo de las estrellas, manantial de vida, ruiseñor de todas las mañanas que delatan el hervor de la vida. Siente el calor que abriga tus adentros, piérdete en cada rincón de tu ser hasta que encuentres al rey que todo lo gobierna. Póstrate ante su majestad, arrodíllate ante su minúscula e inmaculada presencia. Está ahí, en alguna parte de ti, como representante cósmico de toda esta aventura, como embajador celestial del remoto recuerdo ancestral de lo que todas nuestras generaciones han sido. Si fijas tu mirada profunda en ese legado verás una carrera de aconteceres que han hecho posible el que ahora tú, aquí, en este único e irrepetible instante, estés explorando la existencia. Pon atención plena en ti mismo, porque cuando te sumerges en los abismos que representas, de alguna forma estás dando paso al milagro de poder embriagarte de eternidad.

Si eres valiente y tienes coraje, sumérgete en el otro. Respíralo con fuerza. Abraza todos sus ramajes, todas sus esencias, arrodíllate como un vasallo se arrodilla ante el poder luminoso de un emperador. Mira como brilla su mirada, aunque esté ciega. Mira como clama al cielo un trozo de esperanza y fe. Si fueras capaz de sumergirte en sus adentros y fusionar tu aliento con su aliento, entonces te darías cuenta de uno de los mayores misterios de la existencia. Su respirar, su aire, forma parte de tu aire. Su oxígeno forma parte de tu oxígeno, y su vida, de tu vida. No tengas miedo y sumérgete en cada uno de sus recuerdos, de sus errores, de sus torpezas. Mira atento su luz, su fuerza, su talento. Admira la belleza de su rostro, de su mirada. Tómale la mano para a continuación tomarle el alma y baila como lo hacen las estrellas. Observa atento cada uno de sus dedos, cada una de sus sonrisas. Si te apresuras, que sea para abrazar desesperadamente su calma. Si tienes miedo, que sea para vencerlo y abrigar la osadía de poder pertenecer a su más íntimo secreto. Arrodíllate siempre, humilde, ante el otro, para que pueda subir a tus hombros y pueda contemplar desde lo alto de tu mirada toda la belleza del camino. Y también viceversa, porque con el otro siempre se llega más lejos, más profundo, más alto.

Pero aún ve más allá, si tienes coraje y valentía. Sumérgete en la vida. Sumérgete en todas sus infinitas dimensiones. Mira cada horizonte, otea cada pálpito, cada instante como si fuera único y desmedido. Observa en el canto del jilguero que nunca viste como la luz se sumerge en el aliento del árbol donde posa. Sumérgete en cada detalle de cada momento de cada segundo de tu vida. Explora, si eres valiente y tienes coraje, cada pensamiento, cada emoción, cada universo paralelo capaz de mostrarse ante una visión plena. No tengas miedo nunca, y si lo tienes, véncelo una y otra vez en ti, en el otro, en la vida. Deja que la música del celeste roce pueda explotar con júbilo dentro de ti. Deja que el abrazo al otro te sumerja en lo más grande de unir dos pieles que se rozan. Deja que el sudor de la vida te empape, te llene de gracia, te atraviese en cada poro. Si tienes coraje y valentía, sumérgete, préñate de vida, penetra la existencia. Que nada te pare. Que nada te aparte al borde del camino. Que nada te aleje del amor hacia ti, hacia el otro, hacia la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s