En busca de nuevos paisajes


a.jpg

“El auténtico viaje de descubrimiento no consiste tanto en buscar nuevos paisajes como en contemplar los viejos con ojos nuevos.” Jon Kabat-Zinn

Hice ambas cosas. Intenté descubrir nuevos paisajes y contemplar los viejos con nuevos ojos. Pero la fatalidad quiso que descubriera algo aún más importante: ningún paisaje exterior puede modificar el interior. Aún así, intenté esforzarme en cambiar de escenario pensando ingenuamente que algo cambiaría dentro. Hice mi pequeña mochila, me monté en el coche con buena compañía y viajamos hacia el sur alejándonos del frío y la nieve.

Lo bonito de viajar acompañado es que todo se hace más humano y ameno. Al compartir, diría que al compartir cualquier cosa, aunque sean silencios, la vida resulta más sencilla, misteriosa y profunda. Amor es relación, y sin relaciones, el ser humano carece de sentido. La soledad deprime los corazones humanos y los aleja de su verdadero sentido. Pensando sobre estas cosas, paramos en la hermosa Toledo para dar un breve paseo. Esa ciudad siempre me resultó inspiradora. Ya de noche, llegamos el sur donde no hacía tanto frío. Allí todo pasó rápido, casi como un suspiro. Cuando quise darme cuenta estábamos en Cádiz y en Córdoba y de vuelta de nuevo al septentrión. Cuatro días de vértigo para descubrir que nada cambia si uno sigue, por dentro, metido en su propia historia.

Pasear por las calles de Cádiz siempre se antoja hermoso, como un recorrido hacia un pasado anclado en la psique invisible de la ciudad. Fue un placer poder abrazar a un escritor de verdad, a Sergi Bellver, un nómada que vive prácticamente sin nada de un lugar para otro con la única intención de poder dedicarse a lo que más le gusta: viajar y escribir. Admiro su valentía. Soy un enamorado de ambas cosas, pero siempre necesito de un cuartel general donde descansar de tanta batalla. En eso puedo decir que soy un privilegiado porque puedo disfrutar de ello, aunque no tenga la capacidad de poder apreciarlo. Me gusta esa sensación de algunos de no poseer nada, pero al mismo tiempo, de no deber nada. Quizás la sensación de soledad y de deber algo a alguien sean mis campos de batalla. Ahora sé que no quiero estar solo, a pesar de los beneficios de poder hacerlo, y sé que no quiero deber nada a nadie, a pesar de que a veces algunas deudas te permitan hacer grandes cosas.

Me conmovió mucho volver a la que fue mi casa de diseño cordobesa, en plena sierra, con unos paisajes y un entorno privilegiado. Tuve una suerte inmensa al poder vivir allí unos años, al mismo tiempo que reconozco que fueron años muy difíciles, de complejo olvido. Casi tan difíciles como los que ahora estoy experimentando. De hecho, creo que el significado profundo de este viaje tiene que ver con mirar con otros ojos ese pasado, visitar mi antigua casa, conocer a su nueva inquilina, Carmen, una hermosa y sensible mujer que me acogió como si la casa aún fuera mía. Contemplar todo ese escenario reconciliándome con él junto con personajes que pertenecieron a esa realidad pasada, como le Petit Editor, fue un lujo indescriptible. Pude valorar todo el esfuerzo allí presente, al mismo tiempo que me topaba con la verdad de que no somos inmortales, de que todo se termina tarde o temprano a no ser que abraces la vida del alma o a no ser que dediques el resto de tus días a abrazar los corazones humanos.

Pude darme cuenta, como decía Carmen, de que todo se supera, de que de todo se sale, por muy duro que parezca en nuestro presente. Supongo que me deberé llenar de coraje, de fuerza y especialmente de paciencia, porque noto, aún, que por mucho que ahora viaje, por mucho que pueda salir de mi escenario trágico, la batalla sigue estando dentro. Prueba de ello es que aún no soy capaz de hablar de otra cosa, no soy capaz de alzar la mirada hacia otros horizontes, no soy capaz de abrazar otras realidades que las interiores. Poco a poco. No me canso de decirlo para animarme. Poco a poco.

(Foto: mientras viajábamos pudimos rescatar a esta peregrina que estaba siendo comida por las nieves. La dejamos sana y salva en O Cebreiro). 

 

  •  Gracias de corazón por apoyar esta escritura…

donar

 

Anuncios

2 respuestas a “En busca de nuevos paisajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s