Fuente de vida inagotable


a

Pocas veces tenemos esa lucidez para observar lo extinguible de nuestras vidas. A veces, cuando no estamos en exceso distraídos, notamos como algo se agota. Ya sea un día, un mes, un año o, de repente, la vida entera. Hay una finitud, un reloj que apresurado tiene marcada una cuenta atrás. La incertidumbre viene de no saber cuando se parará. Puede ser ahora mismo, en este instante. Y todo se acaba. Para los que creen en la vida eterna surge el consuelo. Para los que no, surge la urgencia. Aún así, pase lo que pase en el momento final, la vida hay que vivirla con urgencia y consuelo a la vez.

Lo digo plácidamente, pero también con cierto nerviosismo interior al ver como cada segundo se escurre veloz entre paseos, pensamientos y emociones. Siento interiormente que hemos venido para dar sentido a algo que nos supera. No sabría describirlo, o mejor dicho, después de haber buceado por todas las filosofías y creencias, me niego a hacerlo. Siento tal respeto hacia ese misterio que nos supera que ya no mendigo teorías ni analgésicos más o menos prudentes para ir tirando. Ahora prefiero zambullirme de lleno en la vida, preñarme de ella sin cuestionarme como es o como será cuando no sea. Prefiero abrazar la vida a pensarla.

Esto me reconcilia con un aspecto que va más allá de nosotros. La vida no nos pertenece y de hecho, nace de una fuente inagotable que se relaciona con toda la existencia. Cuando no esté en nosotros habrá millones de seres en ese instante que la estarán soportando. Nosotros no somos más que un pequeño y diminuto eslabón que se extingue sin más en la polvorienta sacudida mortal. Luego, los corazones seguirán latiendo y respondiendo a la llamada de perpetuar sus secretos en otras vidas. La vida, como el amor, es continua relación con todo y con todos.

Me fijo en este instante y me doy cuenta de que algo ha cambiado en el carácter. Me apetece esforzarme y ser más amable con la gente. Contesto todos los mails, los mensajes, comparto mi teléfono con desconocidos, devuelvo las llamadas, salgo al mundo, hablo con unos y con otros e intento sonreír siempre. Esa actitud tiene que ver con los ciclos que aquí experimento en la montaña. Veo como el bosque se transforma y también veo la dureza de la propia existencia. Y eso me hace pensar aún más en lo sutil y volátil de todo. Y si estamos de paso, ¿por qué no hacer ese paso sencillo y alegre?

No siempre lo consigo, pero ahora al menos me esfuerzo en ser inofensivo, amable y alegre. Lo demás casi no merece la pena. Trabajar para ganar dinero, ganar dinero para gastarlo, gastarlo para sentir angustia y necesidad y miseria y luego soledad. Me pregunto porqué las cosas no podrían ser algo más sencillas, o porqué aún no tenemos la capacidad de hacerlas más simples. Necesitar poco, gastar poco, consumir solo espacios de amor y ternura.

En estos meses de calma hermosa aprendo sobre el amor. De alguna forma esta cosa tan extraña para el ser humana tiene un vínculo muy poderoso con la vida. Es como el motor que la impulsa. Nosotros nacemos de un acto de amor. Los planetas se sostienen por una fuerza de atracción similar a la que sentimos cuando amamos a alguien. Los átomos, los universos enteros podrían explicarse por esa energía que fluye desde la vida. Por eso ahora puedo amar sentado, distraídamente mientras contemplo un atardecer. Ya no necesito a un objeto o sujeto donde mostrar amor. Ahora ya sé que el amor, como la vida, está en todas partes, y solo debo abrazarlo a cada instante, sin esperar nada a cambio, sin pedir nada a cambio. Todo lo que venga será por añadidura. El amor es la fuerza motriz que da vida a todo cuanto existe. Entenderlo es vivir salpicado por la estremecedora existencia.

Anuncios

One thought on “Fuente de vida inagotable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s