Sin llaves. Sin miedos


A

Cuando vivía en aquella hermosa casa de diseño con sus grandes ventanales y vistas inmejorables a la sierra y el valle del Guadalquivir eran frecuentes las visitas de personas curiosas que deseaban pasar allí algunos días. Lo primero que hacía era darles una copia de las llaves del coche y de la casa para que se sintieran libres en el uso de ambas cosas. “Es posible que yo no esté”, les advertía, “así que podéis hacer lo que queráis”. Siempre, a primeras, tuve confianza en las personas. La casa siempre estaba abierta y nunca echaba la llave cuando me marchaba o iba a dormir. Cualquiera podía entrar y quedarse a sus anchas.

Hasta hoy no he sido consciente de que aquí, donde vivo ahora, ni siquiera existen puertas que delimiten la casa o la entrada a la finca. Ni llaves que entorpezcan el libre acceso a los lugares comunes. Me daba cuenta esta mañana mientras daba un ligero paseo por los prados de que en nuestra sociedad de hoy se nos advierte con temor de los mil peligros que nos acechan. Realmente todo lo que hacemos es por temor, por miedo. Por temor a no conseguir trabajo o a perderlo. Por temor a no tener pareja o a perderla. Por temor a no vivir la vida o a perderla. Por miedo a casi todo. Pocas veces nos paramos a vivir la vida sin miedo. Preferimos anclar un cerrojo a nuestro corazón por miedo a que nos lo roben. Incluso encarcelamos nuestras propiedades en obtusas celdas por temor a que desaparezcan.

Un día llegué a la conclusión de que las cosas están para compartirlas. No para asegurarlas ni poseerlas. Se me ocurrió poner todo lo que tenía a nombre de una fundación. Y de lo poco que me quedara, dejarlo abierto para su uso. Dejé de temer el futuro y empecé a vivir la vida desde el ahora, desde ese presente posible. ¿Qué podía perder?

Ocurre también con el amor. Está ahí, aquí, ahora. Nadie lo puede apresar. Podemos dar mil rodeos sobre él, podemos incluso pensarlo, temerlo, apresarlo. Pero nunca a nadie se le ocurrió expresarlo, compartirlo, abrirlo al mundo. Hay gente que se dedica a merodearlo, a negarlo, a dudarlo. Otros, más naturales, más valientes, más dichosos, simplemente te toman de la mano, rozan tus dedos con los suyos y hace con ello, sin tapujos, sin miedo, que la magia actúe.

No me había dado cuenta de lo simple que era hasta hace unos días. Incluso no me había dado cuenta de que los miedos actúan de igual forma ante el amor. Si lo encerramos, si ponemos un candado a nuestro corazón cargado de miedos e inseguridades es imposible que el mismo fluya hacia los demás. Simplemente muere atrapado en el ahogo del anhelo. Por eso admiro a la gente valiente, optimista, clara, transparente, amable, sensible, abierta y despierta a la vida. No se quejan, no se esconden, no se pasan el día anhelando ni poniendo etiquetas cargadas de juicio y valor sobre los otros, sobre sus cosas, sobre sus hombros. Simplemente actúan. Te abrazan, te cogen de la mano y te llevan a esos otros mundos posibles. Sin más.

Quizás aún no nos hemos dado cuenta de que la cueva donde nos refugiamos cuando aún no teníamos capacidad de abstracción ya no existe. Ahora vivimos en el mundo libre de la magia, de la poesía, de la música, del baile, de los atardeceres que se contemplan sin pausa en cualquier primavera. Aún no somos totalmente conscientes de que el miedo ha sido vencido y de que nuestra imaginación infinita ha superado las trabas de la oscura caverna. Ahora podemos amar sin temor. Sin exigencias, sin contratos, sin ambigüedades. Podemos mirar al otro, sonreírle y llevarlo a volar hacia mundos infinitos. Ahora tenemos la capacidad de poder vivir sin miedo, sin llaves. Amar sin etiquetar. Amar sin esperar nada a cambio. Fluir en un paisaje posible cargados de dicha, gozo, alegría. Sin más.

Anuncios

3 thoughts on “Sin llaves. Sin miedos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s