La felicidad sólo es real cuando es compartida


a

Ayer hacía frío en la caravana. Me acompañaba el perro Geo que me miraba con curiosidad mientras podía ver con el poco de batería que quedaba en el ordenador la película “Hacia Rutas Salvajes”. Christopher McCandless era una persona con principios, coherente hasta el extremo de dar la vida por seguir su propio camino. Huía de una vida hipócrita y terminó solo en las montañas de Alaska. Cuando la naturaleza le venció, y antes de morir, escribió una frase de importancia extrema: la felicidad sólo es real cuando es compartida.

Estos días de soledad me daba cuenta de la necesidad de esa compañía. Uno puede vivir todo lo libre que quiera y desee, pero si no puede compartir toda esa libertad, toda esa gracia de estar en la vida, realmente carece de lo que en verdad le da sentido a la existencia: el otro.

Me decía el otro día una conocida presentadora de televisión, aquejada por la soledad y el tedio, que las personas que han decidido vivir solas lo hacen por puro egoísmo. Me sorprendieron sus palabras, pero sobre todo el gesto de su rostro, la voz quebrada, como echando de menos algo que en estos años se le había escapado. Me hubiera gustado abrazarla durante toda la noche, incluso no me hubiera importado hacerle el amor aprovechando su exquisita belleza, pero de alguna forma sentí que yo también era egoísta, y que debía de alguna forma aprender a amar, aprender a estrechar esos lazos que nos hacen humanos, verdaderos, sencillos.

Aquí damos de comer al peregrino, también le damos un trozo de cama y en la medida en que podemos, sed de justicia, cariño y compañía. Todo eso sin pedir nada a cambio, sin esperar nada a cambio. Es como si por algún motivo quisiéramos redimir nuestro egoísmo y sentir que somos útiles para el otro, que podemos ofrecer algo al otro.

Esta mañana murió una de las gallinas. Me quedé mirándola con cierta tristeza. Al final todo se reduce a eso. A una masa de cuerpo inerte, frío, abandonado. Me preguntaba cuantas personas habrán ahora que se encuentren solos, una soledad no deseada, y cuantas, por otro lado, habrá con deseos de abrazar, de agradar, de hacer el amor al otro, física, emocional, intelectual o espiritualmente.

Christopher tuvo que morir para darse cuenta de esa gran verdad. Yo he tenido que experimentar la pérdida extrema, la vida salvaje, la soledad absoluta para llegar a la misma conclusión. No merece la pena vivir una vida en soledad. La felicidad sólo es real cuando es compartida.

(Foto: estos días de intensa nevada he trabajado en la tesis, en plena soledad, con la compañía de las gatitas Meiga y Gaia y el perro Geo).

 

 

Anuncios

3 thoughts on “La felicidad sólo es real cuando es compartida

  1. Ser coherente con una abstracción no tiene mucho sentido. Ser sencillo mediante el desprendimiento externo de cosas no es sencillez. La sencillez no tiene nada que ver con tirar por la borda los bienes terrenales pensando en un esperado beneficio que nos convertirá en mentes y espíritus claros. La claridad y la sencillez es estar libres de muchas ideas atractivas de una vida eremita. Los bienes se utilizan y ya está, no hay que darle más cancha de la que tienen. No hay necesidad de pasar frío ni mortificarse, es un sinsentido vestido de santidad. La verdadera austeridad es más que un juego, es darse cuenta que el yo no sirve de nada y eso se puede experimentar en una caravana o en un hotel 5 estrellas, es mucho mejor perder el ego en pensión completa que pasando trabajos. Cuidado.

    Me gusta

    • Estimado anónimo. Cada cual lo ve a su manera y lo experimenta como puede. Ya hice la prueba entre palacios y hoteles de cinco estrellas y me resultó francamente difícil. Ahora desde la caravana parece todo más fácil. Es cuestión de ir probando cada cual en su entorno y en su interior hasta que encuentre la clave para ser feliz y ayudar a la felicidad de los otros. La sencillez es compleja, y sí que tiene que ver con las diez mil cosas que nos rodean. Claro está, la misma tiene que nacer antes desde dentro…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s