Reviure Solanell


DSC_0668

El viernes estuve paseando durante cuatro horas con una buena amiga por la playa mediterránea. A las dos de la mañana me di cuenta de que tenía que salir dirección Pirineos si quería ser puntual a mi cita con Solanell, un pueblo abandonado que un grupo de amigos están rehabilitando. A las cinco de la madrugada caí dormido en mitad de las montañas y a las ocho ya estaba de nuevo en camino.

Llegué puntual, tras unos kilómetros de pista forestal y muy cerca con las fronteras de Andorra y Francia al lugar de encuentro. Solanell, un pueblo que data del siglo IX, está anclado en una exuberante sierra de la vall de Castellbò, en el Alt d’Urgell, vigilado por las cimas de Mongetes y Roca Castellana. Posible refugio del catarismo que huyó de Francia en siglos pasados, Solanell está siendo recuperado gracias a la iniciativa del amigo Saül Garreta, arquitecto tarraconense, impulsor de la cooperativa que intenta recuperar todo el pueblo y compuesta por personas de diferente origen que trabajan duro para que el proyecto sea una realidad.

Por la mañana, nada más llegar, nos pusimos manos a la obra para echar una mano en la rehabilitación del lugar. Me tocó trabajar en la fosa séptica, montando tuberías y ayudando con ello que los sanitarios del nuevo albergue que pronto se inaugurará estuviera preparado.

Por la tarde me invitaron a que diera una breve charla sobre la experiencia utópica que he podido vivir en estos diez últimos años gracias a la tesis doctoral. Fue una bonita oportunidad para compartir todo el conocimiento que durante estos años hemos ido acumulando, y sobre todo, para hablar de cómo esa experiencia la estamos desarrollando en el proyecto O Couso.

Quise hacer una charla teórico-práctica, así que para sorpresa de algunos, nos cogimos todos de las manos, guardamos unos minutos de silencio y empezamos a trabajar en la pieza más importante de todo proyecto: el ser humano. Intenté explicar a base de círculos de consciencia y herramientas prácticas la necesidad de cuidar la parte humana de todo proyecto, eje fundamental desde donde se articulará el futuro éxito de lo que allí estaba ocurriendo.

Hablamos, como conclusión, de que no importa lo que hagamos, no importa incluso el cómo lo hagamos, pero sí importa mucho el cuidado de las relaciones, del cariño, de la amistad que puede salir o crecer de un proyecto cualquiera.

Espero que la charla sirviera de inspiración y espero que puedan cooperar como hasta ahora en un clima de apoyo mutuo, de amistad y cuidado. La sociedad necesita nuevos modelos de actuación, y eso solo es posible cambiando nuestro modelo interior de visión hacia los demás. Ese fue el núcleo central de todo lo expuesto. Nada de fuera puede cambiar si nada de dentro cambia.

Gracias Saüll por la invitación y gracias a los amigos de Solanell por el proyecto tan bonito que estáis haciendo.

Más información sobre el proyecto:

http://www.reviuresolanell.com/

(Foto: Saül explicando el sistema cooperativo de Solanell)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s