Mantente firme en el dolor


a

Ya sé que es una frase extraña. A veces todo duele tanto que solo nos queda como soporte la firmeza. Una firmeza que nace a veces de la desesperación o de la pura necesidad de supervivencia. Cuando las cosas duelen hasta el extremo llega un momento que el sistema se colapsa. Es en ese colapso, en ese momento de no retorno, cuando has perdido ya todas las fuerzas, que algo nace de dentro para mantenerte firme.

Esta mañana uno de los conejos yacía muerto y descuartizado en medio de los pastos. Era la señal de que hoy no iba a ser un buen día. Era el momento de colapso a una semana terrible.

El mundo es singular y complejo. Se encarga de elevarnos hacia lo más alto para luego dejarte desnudo y lanzarte en medio de un océano de dudas, de sufrimiento, de dolor. Un momento súbito de alegría puede ser transformado por las fuerzas centrífugas en un tiempo de contradicción, de fracaso, de tristeza profunda. Alguien puede interpretar un momento de felicidad con una mentira, con una exaltación del ego, con una traición a los ideales, principios o valores que nos conforman. Y eso puede desencadenar en una maraña de malentendidos, de reproches y de locura compartida. Lo que pareció algo bonito se transformó en un segundo en un infierno. De repente te conviertes en diana de ataques. Algunos totalmente fundados en verdades, pero al fin y al cabo ataques innecesarios, que no suman nada, que no aportan más que sufrimiento y dolor. Cuando intentas construir puentes, uno a uno son dinamitados con una pólvora de amargo sabor.

¿Qué hacer ante algo así? ¿Cómo gestionar ese dolor, esa insensata forma de destruir al otro?

Los escritores tenemos ese don del maniqueísmo, de la ilusión. Somos liantes por naturaleza, nos encanta manipular el lenguaje, modificarlo, transformarlo. Forma parte de nuestro arte. De nuestro don. Hay algo dentro de nosotros que nos incita a modificar el mundo, a veces con palabras, a veces con injusticias, a veces incluso provocando guerras virtuales. Todo eso es una siembra que desemboca en una terrible cosecha. La ficción nunca soporta los resortes de la realidad, a no ser que seas poderoso y con capacidad de transformarla. Si eres mediocre, como es mi caso, solo cosechas mediocridad. Si eres un escritor torpe y manipulador solo cosechas una carrera de tristeza continuada, incapaz de mantener una sana relación con el otro, incapaz de cimentar desde la realidad una relación pura.

Si el amor es relación, he fracasado en ambas cosas. Posiblemente por egoísta, por ser un intruso o un extraño en este mundo grupal. Posiblemente por ser un miserable errante que merece ser ahorcado en el palo de la justicia. Ahora mismo, cuando el dolor es insoportable, solo me queda mantenerme firme y levantarme sobre mis propias miserias para que algún día, en algún lejano bosque, solo e inofensivo, sea capaz de no hacer daño.

Escribir es una forma de mantenerme firme en el dolor. Volver a mi ser, sea como sea ese ser, enfermizo, egoísta, manipulador o lo que sea, es también una forma de redimirme.

Anuncios

9 thoughts on “Mantente firme en el dolor

  1. No te trates tan duramente, es verdad, solo eres un ser humano, como yo, como todos. Capaces de ser un ángel o “un lobo estepario”. Ten tranquilidad, el sol volverá a lucir. Yo sé por experiencia propia de todo lo que hablas. No seas tan cruel contigo, ni eres mediocre, ni eres incapaz de amar. Solo somos contradictorios. Ahora tienes que acordarte de tu “niño interior” amálo, acúnalo, está desorientado, cántale una nana. Mañana o esta noche, volveran a lucir las estrellas.
    Muchos besos, cariños y ternuras para tu corazón, y cuídate por favor. ¡No sabes cuánto disfruto de tus escritos¡.

    Me gusta

  2. El dolor da el coraje de mostrarse,
    vulnerabilidad, fragilidad, resistencia, recursos…
    si, el dolor nos ablanda, por dentro y por fuera,
    es una llamada,
    es como el agua que desgasta la roca,
    el antidoto fielmente dirigido a la inmunidad de nuestras creencias
    el dolor es la experiencia humana mas reveladora
    y que nos muestra el dolor?
    aquello que no puedes amar, que has de comprender
    se puede huir del dolor, engañarlo y hasta negarlo y olvidarlo.
    si lo haces niegas el placer, el gozo, el deleite, la gracia.
    A donde iria la vida sin el dolor ni el placer?
    A que sabria la vida sin cada uno de sus extremos, sin la polaridad?
    Acaso se puede concebir? Podria existir?
    Acaso podriamos ser nosotros?
    Y sin embargo, como dejar de anhelar,
    de desear trasformarnos,
    es la vieja historia,
    soy el tosco mineral tomado por la firme mano del Herrero,
    que en su fragua, aspira convertirse en reluciente metal.
    Bendito dolor.

    Me gusta

  3. Javier, está bien que escribas todos esos sentimientos porque te sirven a ti y sirven para muchos de los que te leen, leemos.
    Si ahora te sientes así, pues así es, pero para ti y justo en esos momentos porque los demás sabemos que de mediocridad nada de nada y que de egoísmo lo justo que pueda tener cualquier ser humano y que en tu caso es utilizado para crear de “este mundo bueno, un mundo mejor”.

    Hoy puede ser un día triste pero a buen seguro volverán esos ratos alegres.

    Un abrazo de corazón humano a corazón humano.

    Me gusta

  4. Gracias por compartirte así. De repente se me antoja una bendita forma de rendirte…y el amor está en esa rendición, justo al lado, es quien te abraza mientras lo expresas. Saludos y un beso gigante en el corazón!

    Me gusta

  5. No te trates tan duramente, es verdad, solo eres un ser humano, como yo, como todos. Capaces de ser un ángel o “un lobo estepario”. Ten tranquilidad, el sol volverá a lucir. Yo sé por experiencia propia de todo lo que hablas. No seas tan cruel contigo, ni eres mediocre, ni eres incapaz de amar. Solo somos contradictorios. Ahora tienes que acordarte de tu “niño interior” amálo, acúnalo, está desorientado, cántale una nana. Mañana o esta noche, volveran a lucir las estrellas.
    Mucha ternuras para tu corazón, y cuídate por favor. ¡No sabes cuánto disfruto de tus escritos¡ Luz Cabello.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s