Cuando el sexo, (y el ego) no importan


a

A veces saco a pasear a mi ego por las calles. Lo llevo por las grandes librerías para ver si aparece por algún lado alguno de sus libros. A veces, como hoy, encuentra su último libro junto a la estantería de las novedades y se alegra, cómplice con el resto de egos que acompañan la obra.

Hoy fue doble la sorpresa al ver que en la revista “El Mensual de 20 minutos” aparecía la divertida entrevista que Sara Monteros me hacía acompañada de las fotos del también amable y divertido Jorge París. (Por cierto Jorge, al final no nos han publicado esa provocadora foto en la que me bajaba los pantalones en el barrio de mayor prostitución de Madrid).

Mi ego resplandecía de orgullo poco disimulado, emulando las gestas de aquellos que no pueden vivir sin que al pasear por las calles al menos alguien le reconozca como ser público y notorio.

Luego la vida te da algunas de sus tremendas lecciones y el ego se vuelve dócil y tranquilo, humilde y sosegado. Por eso a veces lo saco a pasear, solo para demostrarme a mí mismo que no tiene poder, ni relevancia, ni importancia. Sólo un minuto de anécdota en alguna conversación sin mayor trascendencia. No es falsa humildad. Es como en la entrevista. El sexo no importa, y el ego tampoco. Tampoco importa lo que comes, lo que digas, ni siquiera tus secretos o tus logros. Lo que importa, creo, es que la persona que esté a tu lado sea feliz. Que el niño que te ha cruzado la mirada en el tren reciba un guiño y sonría, que seas amable con todos y que causes el menor impacto negativo en tu estancia en este bello planeta.

Sea como sea, me permito este nuevo paseo, solo para compartir esta entrevista y así ayudar de paso a vender más libros para poder seguir haciendo buenas obras. Sean las que sean, pero sobre todo, buenas obras. No es una cuestión de ganar mucho dinero vendiendo libros, si no una cuestión de equilibrio con ese dinero, mucho o poco, y las causas a las que van dirigidas. Lo bonito de todo, al fin y al cabo, es poder compartir, ya sea un trozo de tarde, un poco o no de sexo, de alegría, de amor, de sonrisa, de dinero, de trabajo, de sufrimiento, de sosiego, de apoyo, de valor, de entusiasmo, de paz… hay tanto por compartir, que si no fuera por eso, nada tendría sentido. Así que salgamos ahí fuera o aquí dentro y preparemos la nueva jornada: ¿qué vamos a compartir hoy?

javier-leon

 

Aquí toda la entrevista. Gracias Sara:

http://www.20minutos.es/noticia/2611359/0/asexuales-asexualidad/cuando-sexo/no-importa/?utm_source=Facebook&utm_medium=Social&utm_campaign=Mobile-web

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s