Hacia la movilidad eléctrica


coche-electrico

Cuando hace un día normal de sol puedo trabajar desde la caravana gracias a la humilde placa solar. Si el día está nublado la placa se resiente y solo da energía para una pequeña lamparita y la carga de móviles, no mucho más. Con una o dos placas más o un pequeño aerogenerador (aquí hace mucho viento), la autonomía energética sería suficiente.

En la crisis global en la que estamos, especialmente en la medioambiental, es difícil realizar un cambio radical como el que aquí estamos haciendo. Admitamos que venir a las montañas no es una solución viable para los millones de seres que desde hace generaciones viven acomodados en las ciudades. No solo es un problema de consciencia, también de responsabilidad, compromiso y un cierto grado de sacrificio. No todos estamos preparados para estos retos. En todo caso nos sirve la aventura para crear cierta inspiración. Al menos cierta inspiración para la vida cotidiana.

Cuando organismos oficiales como la OMS advierte de que comer carne es perjudicial y vemos las reacciones irónicas de nuestros congéneres nos damos cuenta de lo lejos que estamos de poder salvar al planeta. Ni siquiera en esas reacciones hemos podido contemplar un pequeño resquicio de compasión no hacia nosotros mismos, sino hacia el reino animal que sufre nuestra barbarie. Esa consciencia o sensibilidad es compleja, ya que nace de unos condicionantes culturales y sociales condicionados por millones de años de historia. ¿Cómo cambiar eso?

No sabemos cuantas generaciones más aguantaran esta debacle. La humanidad, convertida ya en una plaga que afecta directamente al planeta Tierra, no puede quedar por mucho tiempo ignorante ante los efectos de la misma. Tendría que existir una revolución radical en las consciencias humanas, tan radical que nos pusiéramos todos manos a la obra para cambiar hábitos, formas de consumo, y cientos de minúsculas actitudes personales que dañan día a día a nuestra madre tierra. Y esa radicalidad debería empezar ahora mismo, en este instante, para que la cosa no fuera a peor. ¿O acaso estamos ya, como dicen algunos, en el camino de no retorno?

Cuando compré hace algo más de diez años un coche híbrido pensé ingenuamente que con ese acto simbólico estaba ayudando a señalar el camino a seguir en pro de una movilidad más ecológica. Diez años después empiezan a aparecer los primeros coches puramente eléctricos, capaces, según el tipo de gama, de alcanzar entre doscientos y quinientos kilómetros de autonomía. Con el avance de las energías renovables, quizás en treinta o cuarenta años podamos ver un parque móvil totalmente ecológico. Pero hasta esta idea puede parecer ingenua si vemos todo lo que nos rodea diariamente.

En todo caso, es nuestra obligación moral seguir animando uno a uno a todos los que nos rodean para que ejerzan su poder de cambio. Para que puedan influenciar en todo cuanto consumimos, en todo cuanto hacemos, en todo cuanto nos merecemos. Para que apostemos cada día por soluciones más ecológicas. Un coche eléctrico, placas solares en los tejados, o simplemente un consumo responsable de todo cuanto compramos. Cualquier cambio que hagamos en nuestros hábitos será beneficioso para la Tierra, y también para nuestros descendientes. Estemos atentos y apostemos por esos cambios. Es posible que no nos beneficiemos directamente. Pero haremos un bien para el futuro. Así que si puedes apuesta por la movilidad eléctrica. El planeta lo agradecerá.

Anuncios

One thought on “Hacia la movilidad eléctrica

  1. Quizas porque tenga ya 54 otoños, y haya visto y acompañado el nacimiento de idealismos y movimientos sociales, hasta el punto de comprometerme cuando aquello era algo mas que temerario, por no decir que tambien fui acusado y perseguido por las autoridades sanitarias por poner en peligro la vida de mi hijo de pocos años. Al ser yo entonces, un vegetariano y ecologista comprometido…

    Solo digo cuidado! con caer en estas faciles e ilusionantes posiciones extremas, llamese como se llame, vegetarianismo, ecologismo… Con la edad y la consciencia que me acompaña, puedo decir que NO son mas que otro tipo de rigideces, inclinaciones en el animal humano, que padece una peligrosa afeccion por las banderas de toda naturaleza, hasta el punto de verlas “ondear” incluso en espacios que afirman libertades espirituales. , bautizando lugares y proyectos que no son mas que una trillada representacion del pasado, si se quiere en un aparente nuevo formato.

    No, la OMS, nunca dijo que la carne fuera perjudicial, sino necesaria. Y asi es. Lo peligroso es tanto este materialismo, donde todo vale con tal de consumir y vender, como el espiritualismo donde seremos puros si seguimos el codigo moral de no se que escuela, tradicion o cultura oriental. Todas estas posiciones, son una amenaza para el individuo, que hara bien aplicar su capacidad de discernir, pero tambien para la humanidad sedienta de consejo y salvacion. Lo siento pero no, hay que aspirar a una humanidad libre de topicos y creencias. Incluso de las que no afirmais. Una libertad de espiritu que nos pueda ayudar a la Evolucion con mayusculas. A encontrar soluciones reales a conflictos de indole bio-psico-social.

    Lamentablemente para muchos, dire que no se trata de idelogias concretas, ni de ser vegetariano o ecologista o ambas cosas y tal vez otras mas… que en mi modesta opinion por ahi no va el futuro.
    Y si dijera que la muerte de un animal para alimentar a unos seres humanos, puede ser un acto profundamente espiritual, ademas de necesario para la vida millones de seres humanos. Y no solo eso sino que ademas respetuoso con la vida y su evolucion. Incluso mas elevado que ser vegetariano de supermercado… Entenderias algo?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s