El legado de la actitud mental


a

El Todo es mente; el universo es mental“. El Kybalion

No sabemos realmente nada sobre la mente, su naturaleza, su esencia, incluso sobre la posibilidad de cierto control sobre la misma. Realmente es una desconocida a pesar de la unión tan firme que existe entre ella, sus partes y nosotros, el yo liminal que existe más allá de su propia identidad.

Algunos audaces exploradores se atreven a aventurar que hablar de mente no es correcto, sino que existe una especie de MENTE universal a la que nos conectamos con nuestra propia e identificada sintonía. Esa conexión es imperfecta, y está totalmente condicionada a nuestros aspectos personales. Dependiendo de muchos factores y circunstancias, nuestra conexión a esa MENTE será más o menos brillante. Digamos que somos capaces de conectar con cierta sustancia mental dependiendo de factores como nuestra cultura, nuestra alimentación, nuestra actitud, nuestro compromiso con la propia vida, nuestra salud, nuestras emociones, nuestra vitalidad. Nuestras pequeñas mentes, o nuestras pequeñas percepciones, serían hijas menores de la MENTE universal.

Diferenciar entre MENTE y nuestra pequeña frecuencia de percepción (en oriente lo llamarían kama-manas) es un hito importante. Diluye aún más nuestras diferencias, nuestra precariedad, nuestros anhelos. Disuelve completamente el sentimiento de separatividad, tal y como lo intuían los ilustrados de épocas pasadas cuando hablaban de esa unidad psíquica de la humanidad. Y lo más importante, nos hace tomar consciencia de lo insignificante de nuestros pensamientos, los cuales no serían más que distorsiones que nos separan de la esencia primordial de todo cuanto existe. Es decir, nuestro yo es una anécdota arrojadiza en el capricho de la evolución natural. Algo insignificante, un imperceptible ruido en el cosmos infinito.

De ahí que exista una inquietante actitud para convertirnos en tejedores de esa red capaz de conectarnos a la MENTE. Un esfuerzo sublime para abrir las puertas a la percepción total, a la Mónada de los filósofos antiguos. Sintonizar bien lo que somos, crear un afinado instrumento para poder percibir con mayor claridad y acierto todo cuanto trasciende más allá de nuestras limitaciones.

Resulta apasionante que esto pueda ser así. Como pensadores individuales y separados, podemos entender que tan solo somos un vehículo que puede llegar a albergar la totalidad existente. La capacidad para lograrlo dependerá de nuestro empeño en entender este principio de aproximación al misterio de la MENTE y convertirnos en observadores activos de la Inteligencia que subyace en todo cuanto existe. Esto equivale a dejar de identificarnos con lo que creemos que somos, con nuestros orígenes, con nuestra cultura, con nuestras circunstancias, para empezar a engendrar el sentimiento de ser algo mucho más universal e infinito.

Ser exploradores, faros que alientan este sentido oculto, es alimento suficiente para motivar una vida diferente y alejarnos con ello de nuestras pequeñas circunstancias, de nuestros errores e imperfecciones, nuestras fallas y culpas. Esto crea la muerte del deseo para el yo separado, abrazando para siempre la necesidad de estar al servicio de esa verdad más amplia y extensa, más apasionante y diversa.

Ya sabemos que todo esto es posible con cierta actitud mental, incluso con cierta disciplina o trabajo interior. La meditación es un instrumento apropiado para identificarnos con esa MENTE universal y navegar por sus redes infinitas. Desde ese nuevo lugar tenemos acceso a una fuente inagotable de enseñanzas, de certezas y de seguridad sobre lo que somos y sobre lo que aspiramos a ser en tiempos futuros. Ya no hay miedo, ahora sólo hay visión y percepción. Ya no hay separatividad ni prejuicio, solo un fuerte y arraigado sentimiento de libertad y expresión.

Anuncios

2 thoughts on “El legado de la actitud mental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s