¿Qué piensan las gallinas sobre Syriza?


DSC_0083

Estos días mantenía una posición neutra y distante sobre la política de salón. Me preocupaba por los hechos. Aquí en Cataluña, donde me encuentro por unos días, el metro sigue su vertiginoso ascenso de tarifa (2,15€ el billete), también aparcar en sus calles cuesta la friolera de cinco euros el tramo. Siguen los peajes gestionados por La Caixa y sigue todo plagado de banderas (la industria textil catalana está volviendo a florecer gracias al pulso nacionalista). Al mismo tiempo, observo como la burguesía catalana tiene mejores coches, mejores casas y sus políticos mejores sueldos (el president de la Generalitat tiene el mayor sueldo de todos los presidentes del Estado -144.000 € anuales, doce mil euros al mes- que supongo que pagaremos todos gracias a las tarifas del metro y otras prebendas del mundo textil).

Ayer tenía la oportunidad de ver en la televisión a Pablo Iglesias. Nunca hasta ahora lo había visto y a pesar de que el proyecto Podemos me parece una buena oportunidad para terminar con el desgastado bipartidismo, no me gustó nada la actitud chulesca, prepotente e insultante de su líder, el cual, desgraciadamente, ya empieza a comportarse como la casta que tanto crítica (esto me recuerda la primera época de aquellos pantalones de pana del descendiente del otro Pablo Iglesias). Me dio pena, pero intenté no fijarme en ello, simplemente observarlo y dejarlo pasar. Partidos como Podemos y Ciudadanos son necesarios para terminar con el obsoleto sistema en el que vivimos y creo que esta idea debe estar por encima de la mediocridad de sus líderes.

Hoy también me daba un empacho de televisión para acompañar el alzhéimer de mi padre el cual, aquí en Cataluña no tiene derecho a ningún tipo de asistencia social por su enfermedad a pesar de los sueldos de sus líderes políticos y las insultantes tarifas del metro. Veía atento lo que pasaba en Grecia y de alguna forma me alegraba de que Syriza ganara las elecciones. Creo que puede ser un mensaje importante para la Europa que estos años se ha encargado de rescatar a bancos mientras asfixiaba las esperanzas de su población.

Mientras estos días vivía en esta especie de burbuja extraña en la ciudad, recordaba con cierta añoranza los movimientos de las gallinas que viven libres a nuestro lado, entre caravanas, prados y bosques. Ellas no entienden de política, o mejor dicho, de nuestro tipo de política. Ellas viven la política del apoyo mutuo, de la cooperación. Nosotros cuidamos de ellas y ellas cuidan de nosotros. No hay más intereses que los del compartir, que los de poder redistribuir toda la riqueza que nace de nosotros. Para nuestra sociedad hedonista lo único que merece la pena es la satisfacción de nuestros sentidos y deseos infinitos. Para las gallinas, sólo existe un propósito: ser parte del ciclo cósmico. Por eso en ellas hay armonía y en nosotros esa prepotencia y vanidad, ese insulto fácil y esos 2,15€ irritantes que sirven para pagar sueldos inmorales a personajes igual de impúdicos y miserables. Sigamos con el engaño hipnótico de las banderas. Sigamos con el espectáculo. Con los Bárcenas, con las patrias y naciones, con el engaño y la mentira. Otros sacarán suculento jugo de las mismas. Nosotros seguiremos trabajando en la política de las gallinas. La del ciclo cósmico.

Anuncios

One thought on “¿Qué piensan las gallinas sobre Syriza?

  1. Qué duro el alzhéimer…

    No he pertenecido nunca a ningún partido, hace años que no voto, no puedo defender a capa y espada a nada de lo que hay y a nada de lo que surge nuevo. El horizonte es amplio y ya se verá qué sucede, de momento y a día de hoy, mi próximo voto irá y con ilusión, a Podemos y el sábado (jamás me he trasladado a ningún lugar para participar en una manifestación, pero esta ocasión lo requiere) estaré en Madrid en la Marcha por el Cambio, toca cambiar, toca parar pies, hechos y, sobre todo, actitudes.

    Espero y deseo que no nos defrauden, su fuera así habrá que seguir intentándolo por otros lados que no existan ya anclados en el poder y la prepotencia de creerse amos del mundo y de sus habitantes.

    Las gallinas sí que saben… y cuentan con vuestro apoyo, cosa importante y esencial 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s