PETICIÓN DE DOS AÑOS DE EXPERIENCIA EN COMUNIDAD O COUSO


A

Describir el periodo de seis meses de vivencias y convivencias en O Couso sería algo difícil. Ha sido una experiencia maravillosa, cargada de sintonía y propósito, un sueño hecho realidad y además una oportunidad única de experimentar toda esa teoría que durante años nos ha acompañado.

Se puede decir que estos seis meses hemos practicado los caminos que durante mucho tiempo habían crecido en nuestra cabeza y corazón. La puesta en práctica de toda esa filosofía que deseaba guiarnos desde hacía mucho tiempo. Hemos podido entender, ya no desde la teoría sino desde la práctica, el verdadero significado de comunidad.

Lo cierto es que la vida en los bosques, en plena naturaleza, nos ha dado otra visión sobre la existencia. También la vida en comunidad, compartiendo el trabajo y la ilusión por este hermoso proyecto al que tenemos la suerte de participar. En los planos interiores ha sido toda una revolución que aún debemos digerir con mucha calma.

Es por ello que nos atrevemos a solicitar la renovación de permanencia para vivir los dos años de experiencia. Sabemos que esto supone un reto importante y un compromiso serio para poder pertenecer a la futura comunidad. Pero nos sentimos seguros y decididos a seguir en este ilusionante proyecto común.

Espero que los miembros de la comunidad vean posible nuestra integración en este programa y que estos años puedan ser fructíferos para todos. Que así sea.

Javier

COMUNIDAD O COUSO, HACIA DOS AÑOS DE EXPERIENCIA:

1)   PROGRAMA DE DOS AÑOS. Sólo será posible si se ha realizado previamente el programa de seis meses, continua el interés de la persona en seguir en la comunidad y la propia comunidad ve posibilidades reales de que el participante pueda optar a la vida comunitaria.

Anuncios

3 thoughts on “PETICIÓN DE DOS AÑOS DE EXPERIENCIA EN COMUNIDAD O COUSO

  1. Acabo de comer carne y atún, con media botella de vino. De modo que nunca pasaré ese examen que, tercamente, se va imponiendo para entrar en el círculo.
    Te leía, veía la foto, y sentía cierta pena (o entre pena y angustia) de no estar al ciento por ciento.
    He participado lo mejor que he sabido (recibí esa maravillosa despedida -inolvidable- a la holandesa) y, cada vez que abro las redes sociales, estoy pendiente de vosotros. Eso está bien; se diría que voy por buen camino.
    En cambio, no lo siento xq extraño a muchos. Cada día veo en tus fotos caras y mas caras nuevas, y me faltan rostros. Hace pocos días estaba en la city con J y me confesaba que aun no ha ido. Cómo es posible, me pregunto.
    El largo y tortuoso camino no es predecible; no lo gobernamos nostros. Sin embargo yo celebro mucho lo conocido, y soy más desconfiado que tú frente a lo nuevo. Me enredo en comentarios como este, mientras tú resuelves de un plumazo.
    No he entendido bien qué es esto de la comunidad de dos años (y un día -supongo-) ni por qué hay que ampliar la experiencia de seis meses para aspirar a nosébienqué.
    Hace un par de meses vi la pelicula del aguilucho, que va de dos frailes que se quedan enredados entre el mundo terrenal y el místico. Debo decirte que no me he recuperado aun de la visión, ni he sido hombre para cogerle a Fran el telefono y decirle lo que pienso del largometraje. Pero, al leerte hoy, se me han puesto por delante los dos frailes que deambulan en la peli por el pantano cordobés por el que paseamos contigo, y las carnes se me han trocado de gallina por la similitud.
    No borres mi comentario, no sea que este asunto de pasar la prueba de los seis meses necesario para que la comunidad te elija para pasar a su vez la prueba de los dos años te aleje definitivamente del común de los mortales.
    Porque los beneficios espirituales del ayuno y la abstinencia son extraordianarios, pero el cuerpo necesita un buen plato de lentejas… de tanto en tanto.
    Un fuerte y sentido abrazo 🙂

    Me gusta

  2. Querido Mi, no se trata de un examen, se trata de un acercamiento, de un reconocimiento. Uno no puede casarse con la novia si antes no la ha conocido, cortejado, animado. Este tipo de periodos no son de prueba alguna, son de mutuo enamoramiento, de reconocimiento. Imagínate que conoces a alguien y al día siguiente le pides santo matrimonio. Es mejor primero conocerse y ver si el proyecto es el proyecto de tu vida. Y para ello, es mejor ese tipo de acercamiento, despacito, con cariño, con tacto. No se trata de comer o no comer carne, ni de beber o no beber vino. Se trata de enamorarte o no de un ideal, de conocerlo, de abrazarlo, de compartirlo. No para alejarte del mundanal ruido, sino para abrazarlo aún más fuerte, con más coraje, con más ganas. Estar todo el día en busca de lo milagroso requiere sus buenas dosis de paciencia. Aquí es posible encontrar cosas que en la city resultan inimaginables. El contacto con lo profundo es más fácil, quizás por eso los místicos de todos los tiempos se empeñaban en buscar su montaña, o su desierto. Ahora todo ha cambiado, y no se trata de escalar la montaña para quedarse en ella, sino de subir más alto para luego compartir esa visión. Somos nosotros los que elegimos nuestro lugar de peregrinación personal. El Gran Poder, una montaña, un arham en la India, un prostíbulo, una guerra, un buen vino entre amigos, una meditación. Todo está bien si cuando haces lo que te de la gana te aporta felicidad. A mí me aporta felicidad el estar perdido en una caravana en mitad del bosque, por eso sé que estoy en mi camino correcto. Los caminos se reconocen por el aporte de alegría y felicidad que te generan en el interior. Practica tus caminos, sean los que sean, y sobre todo, no dejemos de compartirlos con el resto… Un abrazo sentido querido… desde el cariño y el amor…

    Me gusta

  3. Sabed hermanos míos que Jesús, El Resucitado, nos busca en la ruta de Emaús.
    Jesús ya no discute ni especula con los hombres, sale a su encuentro irreconocible. Así, hermanitos, Jesús camina , como Emaus, sin hacerse evidente; pero al momento decimos ¡ Sí, era Ël! Pero recordad, hubo que pasar por el abandono del Abba y el desprecio y la tortura , para que recordéis como debéis de amaros.
    Por Cristo, Resucitado e Hijo de Abba.

    Queridos amigos;
    los que nos juntamos cada viernes en ferraz esquina marques de Urquijo os queremos. a la 21.00h estamos muy cerca.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s