Gracias Pilar


DSC_0315DSC_0312

Recuerdo que en plena adolescencia alguien me habló de unas misteriosas revistas que sólo podían encontrarse en algunos lugares. Como mi curiosidad siempre gozó de excelente salud, no tardé en hacerme con esas extrañas páginas cargadas de artículos que abrieron mi imaginación a otros mundos y dimensiones. Solían encontrarse allí referencias de diferente índole y en aquella época donde no había internet ni existía más medio de comunicación de masas que los anuncios y los envíos postales, pedía de todo vía epistolar. Era tanto lo que recibía en aquel tiempo que tuve que abrir mi primer apartado de correos cuando ni siquiera había hecho la mayoría de edad. Todos los días, antes de ir al instituto, iba feliz para encontrarme con cientos de cartas y sobres cargados de casi todo. Algunos venían de lejos, de Oceanside o Ginebra o Londres, de New York o Dornach. De escuelas que impartían todo tipo de cursos o personas interesantes que enviaban todo tipo de libros y curiosidades fotocopiadas. Era una época francamente excitante.

Había pocas librerías en España especializadas en temáticas de ese tipo. Una de ellas estaba en la calle Panaderos de Málaga y se llamaba Alef. Estuvo treinta años abierta hasta que un trece de enero de 2012 tuvo que cerrar por la crisis. Al frente de la librería estaba Pilar. Gracias a ella y sus hijas, recibía en aquellos años puntualmente su amplio catálogo, el cual revisaba con gozo y emoción intentando seleccionar y comprar todos aquellos libros que mi pobre semanada de estudiante me permitiese. Devoraba libros que recibía desde Málaga sin saber quien estaba detrás de esa gran puerta que enriquecía todos los meses mi propio camino cuando tan solo contaba con quince o dieciséis años. Los libros eran mi mundo y mi reino se dibujaba desde la atalaya de cualquier página.

La semana pasada viajé a Málaga, a la sede de la Editorial Sirio. Antonio, amigo y editor, me recibió alegre mientras celebrábamos con una riquísima leche de almendras con galletas el nacimiento de mi octavo libro: Practica los Caminos. Para mí era muy especial la edición de ese libro y otro día contaré porqué, así que el estar allí, celebrando aquel encuentro y acontecimiento guardaba algunos pequeños secretos aún por desvelar.

Tras pasar toda la mañana rodeados de libros y compartiendo decenas de historias, Antonio me invitó a comer a su casa junto a su mujer y la madre de la misma, Pilar, una hermosa anciana de noventa y tres años, mirada penetrante y un limpio y elevado aura que me llegó a conmover. Estuvimos hablando un rato de su vida, haciéndonos guiños constantes sobre las escuelas donde habíamos estudiado juntos sin saberlo en esos caminos que uno nunca sabe de donde vienen ni hacia donde nos dirigen. Me enseñó coqueta el libro que estaba leyendo en esos momentos. No podía creer que era el mío propio, allí, reposado en la mesita sobre las enagüillas y rodeado de cientos de libros a cual más interesante. De repente me sentí no tan sólo privilegiado, sino absorto ante esa imagen. Pilar, mi primera lectora.

Cosas de la vida, Pilar, la misma que durante treinta años regentó la librería Alef de Málaga. La misma que tantos y tantos caminos pudo abrir en mi joven corazón ardiente y en mi espíritu aventurero. La misma cuyo ciclo vital marcó la vida, quizás sin ella saberlo, de tantos y tantos buscadores que andaban al borde del Camino, esperando el momento de poder practicar sus sendas. Sirvan estas letras como homenaje a un alma buena, a un alma pura, a un ser que nació para compartir esos rayos de luz que nacen de los libros, puertas majestuosas hacia el otro lado. Pilar, sí, la misma que enviaba su catálogo había podido ver a un humilde discípulo entregando al mundo un trozo de impermanencia. Gracias de corazón querida. Gracias por todo lo que nos has dado.

(Foto: Pilar, mi primera lectora, orgullo de hijo espiritual. La otra celebrando en la editorial Sirio el nacimiento de la criatura, Practica los Caminos, Editorial Sirio: http://editorialsirio.com/index.php?mod=colecciones&id=712).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s