Comunidad objetiva y comunidad subjetiva


a

Estamos en Arteixo, cerca de A Coruña. Hemos venido a pasar un hermoso fin de semana en la casa de Selene y Koldo. Una casa rodeada de verdes prados que a partir de ahora también se llamará hogar Aroa. Algunos amigos de O Couso hemos venido para avivar la llama de la comunidad. De hecho, el anhelo de comunidad ha sido el tema de conversación. Un anhelo compartido y vivido por todos. Un anhelo que realza nuestras vidas y las embellece.

Cuando hablábamos de tantos lugares y anhelos, de aquellas comunidades que ya habían surgido y aquellos lugares que esperaban albergar nuevos intentos se me ocurrió pensar que la verdadera comunidad ya existe, está aquí y ahora, sin importar los lugares y sin importar qué o quién los impulsa. En el plano subjetivo existe una red definida, tejida, que se relaciona entre sí y que de alguna forma suspira por un mismo sueño. La creación de la utopía no requiere necesariamente de un lugar concreto, de una comunidad objetiva. La comunidad puede manifestarse en pequeños encuentros como el que hemos tenido este fin de semana o en aquellas personas que se reúnen para buscar recursos para apoyar algún proyecto que ya está en marcha o en aquel otro grupo que redacta un comunicado o estudio sobre una u otra cosa. La comunidad de almas libres es un hecho que está aquí y ahora.

En O Couso estamos consiguiendo, a pesar de las inclemencias, una pequeña comunidad objetiva. Hay un hermoso bosque, un prado, una tierra donde cultivar, una casa que algún día albergará a personas, un proyecto de construcción de pequeños hogares para que un grupo de gente pueda materializar en la práctica diaria el alto ideal. Pero sabemos que alrededor de todo ese proyecto existe una comunidad afiliada subjetivamente a un alto ideal, sin necesidad de estar allí presente, sin necesidad de apoyarlo financieramente. Simplemente existe un vínculo invisible que de alguna forma les une con la tierra común que allí se está tejiendo. O Couso no deja de ser un trozo de ese iceberg que desea emerger.

Esa comunidad también está aquí y ahora en este encuentro. Sólo hay que abrir el corazón para entenderla, para comprender sus cauces, sus tiempos, sus necesidades. Sólo basta olvidarnos de nosotros mismos, de nuestras necesidades y anhelos personales para que la comunidad se manifieste viva. Es una comunidad de almas libres, como aquella hermandad del espíritu libre que se reunía en cualquier bosque anhelando un mundo mejor y más justo.

Es cierto que en O Couso es más fácil poder plasmar esos principios, pero también es cierto que el espíritu que mueve ese lugar está en todas partes, y, como ahora hace el grupo que nació en Madrid para meditar los martes, puede reunirse y encontrarse en cualquier lugar para una intención común.

Lo hermoso y deseable sería poder sumar, que dejáramos atrás nuestras viejas vestiduras y pudiéramos ofrecer nuestras pequeñas voluntades a un proyecto mayor. Eso es lo más complejo del ser humano. Desgarrarnos por dentro y por fuera para atravesar desnudos la puerta estrecha de la unión fraternal.

Estamos felices por haber descubierto esa otra comunidad, la subjetiva, que aflora y que anhela más unión, más círculo, más danza y canto, más trabajo conjunto. Habrá que esperar a que el fruto interior madure para plasmarla en esa sinfonía cósmica en la que ya participamos subjetivamente. Con otras manos y con muchas manos seremos más capaces de construir ese mundo mejor y más justo y más verdadero. Algún día dejaremos de pescar peces y nos convenceremos de la importante misión de pescar almas. Almas necesarias para la construcción de la nueva tierra.

(Foto: un trozo de comunidad unida en círculo en Arteixo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s