Libres


a

“Yo soy Perseo, el que venció a la Gorgona de trenzas de serpiente, el que osó montar sobre los vientos en alas batiente”.

(Ovidio, Las Metamorfosis, IV, 697).

Aquella tarde de invierno me creí ciertamente libre cuando logramos llegar tras una inesperada nevada hasta la misteriosa iglesia de la Magdalena de Rennes-le-Château. Había sido un viaje largo y convulso por tierras cátaras pero al final conseguimos el objetivo. Era una época en que la libertad la entendía como libre albedrío y allí, en el sur de Francia, pensé que la había encontrado.

Estos días en los que estamos viviendo en mitad de la nada, en este paraje desolado, aislado del mundo y del ruido, nos levantamos al alba y lo primero que hacemos es ir hasta la letrina seca donde siempre nos espera un bonito cartel que indica que está “libre”. Empezar la mañana con este mensaje es poderoso. Días y días reflexionando cada mañana sobre el mismo símbolo, el mismo arquetipo en un momento de nuestras vidas donde hemos sacrificado nuestro confort para estar libres de muchas cosas es algo profundamente significativo.

Pero esta vez la libertad no la entendemos como libre albedrío, sino que empezamos a explorarla y entenderla más bien como todo lo contrario. Libertad de estar en el flujo de la vida, en la poderosa llama de un propósito mayor. Libertad entendida como fijeza en un objetivo que no nos pertenece, desdeñando todo aquello que durante años ha distraído nuestras vidas y alejado, dicho sea de paso, de aquello por lo que siempre hemos creído. Es como sentir la libertad de los astros, de ese cosmos regido por unas leyes sutiles que crean orden y concierto. Nuestro planeta no se queja ni busca enemigos por su paciente rotación y traslación. Realiza su propósito y gracias al mismo, gracias a su complejidad, nos provee de vida, de existencia.

Escuchaba estos días a alguien que hablaba en términos de sacrificio. Sacrificar los deseos personales, sacrificar los apetitos, sacrificar la ansiedad por tener más, por poseer más. Eso nos libera de nosotros mismos. Librarnos de esos constantes estímulos, incluso librarnos de nuestros hábitos, de nuestras conductas, de nuestros pensamientos, de nuestras creencias, de nuestro pasado y expectativa futura. Ese tipo de libertad posee un carácter diferente, una cualidad distinta. Esa libertad está más próxima al sentido de la vida amplia.

Libertad, descubrimos estos días, no es hacer lo que queramos cuando queramos. Libertad es estar libres de aquello que nos amarra, aquello que nos encadena, aquello que nos confunde y nos aleja de nuestro verdadero propósito. ¿Estamos realizando en nuestras vidas eso que sentimos interiormente? ¿Hemos osado montar sobre los vientos en alas batientes?

En este tiempo hemos elegido dejar nuestras cómodas vidas para acercarnos un poco más al misterio de la acción grupal, al resultado de la convivencia comunitaria. Es una prueba de fuego porque los intereses personales desaparecen para profundizar en los intereses grupales. Realmente es un sacrificio que de alguna forma nos libera para entrar en una onda expansiva mayor, en un estado de consciencia diferente. Ahora estamos inmersos en una especie de prueba que no sabemos describir pero a la que hemos llegado gustosamente, con alegría, con cariño, con amor. Hemos renunciado a algunas cosas pero a cambio hemos ganado otras de mayor calado, de mayor profundidad. La vida austera no significa vida vacía o pobre, significa encontrar en lo simple las riquezas invisibles. Como ese cartel que nos saluda todas las mañanas y nos recuerda que somos libres. Una libertad exquisita, diferente, profunda.

(Foto: cartel de entrada a la letrina seca en O Couso)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s