La vida es un Misterio


byss

“Incluso la pasión que os he revelado en la danza circular a ti y a los demás, es mi deseo que se llame Misterio”. (Cristo a Juan después de la Pasión, según los Hechos de San Juan, capítulos 94-102)

 

Estaba trabajando en la edición de un libro sobre alquimia y disfrutaba de todo ese conocimiento oculto que encierran tantos y tantos documentos antiguos ya olvidados, que a nadie o a pocos le interesa y que sin embargo, aportan una sabiduría necesaria para comprender y explorar el universo en el que vivimos.

Mientras hoy me duchaba con agua helada en una tarde igual de gélida sentía cierta libertad al comprobar lo dichoso que puede llegar a ser el poder ser un tránsfuga de lo cotidiano y envolver cada instante de momentos extraordinarios. Miraba el bosque que me rodea mientras me frotaba temblando. Observaba cada rama, cada hoja que caía de cada uno de los árboles. El suelo se llenaba de un color otoñal mientras que los animalillos corrían de un lado a otro en busca de víveres. Había una especia de danza circular, de dichoso momento cargado de plenitud, de orden, de armonía, de paz.

Cuando hay días nubosos tenemos que conectar el ordenador a la batería del híbrido. La placa solar no termina de realizar su función debido a su baja potencia y debemos buscar alternativas para seguir trabajando. Realmente en esta circunstancia es toda una ventaja poder disfrutar de un coche semi-eléctrico. A veces se convierte en oficina improvisada, como ahora mismo, que trabajo a oscuras pero agraciado por la noche y el refugio del coche. Resulta extraño mirar por las ventanas y comprobar el silencio que ahí fuera sobrecoge a todo ser viviente. Resulta igual de extraño respirar profundamente en esta anómala circunstancia, donde uno nunca hubiera imaginado que este tipo de vida es posible. Dormir en una caravana, trabajar en un coche híbrido, mirar alrededor y contemplar, día tras día, la espesura del bosque, el verdor de las praderas, las vacas pastando por todo el valle de Mao. La sierra de Édramo nos protege en este pequeño valle del que ahora somos guardianes.

Hay algo misterioso en todo esto. Podría pensar que cada vez que descubro un hongo mientras paseo, o que cada vez que me levanto por la mañana para ir al baño improvisado en el bosque llenándome siempre las botas de rocío, es lo más natural del mundo. Quizás lo fue hace unos siglos. Pero ahora es como si todo esto fuera ajeno a nuestra condición humana. Cuando te alejas del ruido de las ciudades y de su asfalto cuesta creer que esto exista. No deja de sorprenderme el vuelo del ave, el sonido de la lluvia y la luz de todos los amaneceres. Resulta milagrosa toda esta danza de vida, todo este caldo de Misterio. A veces me siento como ese loco que salió de la tumba acompañado de dos bastones. Con uno de ellos exploro el mundo de lo visible, con el otro descubro el mundo oculto, el mundo de los noumenas, el mundo accesible a aquellos que se preñan de entusiasmo por las cosas naturales.

La vida es un Misterio, no tengo duda de ello. Si estamos atentos a todo cuanto nos rodea habrá algo que nos empuje a salir de nuestra propia tumba para caminar en la locura de una vida nueva. Ahora que estoy aquí, en mitad de la nada, del silencio, de la tierra y el cielo, descubro con asombro aquello que decía Hermes con respecto a aquellos que se habían alejado de la vida ordinaria: esos que iniciaron el Camino y que de alguna forma se apartaron de la “procesión del Destino”. Salir de la tumba, dejar de ser un Durmiente, caminar por el sendero que conduce al fuego de los dioses. Todo guarda un néctar esotérico, todo encierra un esplendor que nos conduce al inevitable reencuentro con el Ser. Cuando te levantas de la tumba empieza la danza circular del Misterio.

Anuncios

4 thoughts on “La vida es un Misterio

  1. ¡¡¡Maravilloso Javier, feliz tú por vivir en constante comunión!!! Me emocionas. ( Lo que escribes me recuerda a momentos vividos por mi en otras etapas de mi vida, ahora esa comunión son mi baluarte y mi sostén de vida) Un abrazo en comunión con Todo lo creado. Luz Cabello.

    Me gusta

  2. me recuerdas a como imagino que debió ser la vida de aquellos que vivían de acuerdo con las normas de la tierra, esos que aprendieron a interpretar el vuelo de un pájaro y el paso de una nube. aunque confieso que el otro lado de un vida que debe ser muy dura no me parece tan idílico, pero cada cual elige su destino y tu pareces estar viviendo el tuyo. Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s