¿Qué más necesitamos?


DSC_0045

Mientras cae la lluvia y veo los prados mojados y el perro Geo descansando de la carrera que hemos disfrutado juntos hago balance de todo lo que tenemos y todo lo que nos falta. Tenemos paz, tenemos amor, tenemos cariño, tenemos dignidad. Tenemos también estos prados y estos bosques, una bonita caravana donde ahora vivimos cómodamente a pesar de los pesares. Nos acompañan la gatita Gaia y Geo, las gallinitas y el conejo que aún sobrevive a los avatares de la vida salvaje. Ahora contemplo el horizonte, el silencio solo roto por el sonido del viento y la lluvia. Las montañas de la sierra de Édramo, el valle de Mao, el cielo con sus nubes.

Hacía balance y no sabría decir qué nos falta. Cuando rozaba los veinte años quería terminar la carrera y encontrar un trabajo fijo bien remunerado. Eso era casi una obsesión. Con un trabajo fijo y estable teníamos oportunidad de acceder a una hipoteca y empezar así el ciclo de la vida en pareja. Cuando lo conseguí y rocé los treinta quería vender mi pisito de noventa metros cuadrados para tener una gran casa. También lo conseguí y luego vinieron casas más grandes, y palacios de ensueño que entraban y salían de mi vida acompañados de aristocracia y poder. En ese momento llegó la crisis y perdí casi todo. Pero no me refiero a las cosas, me refiero a la paz, al amor y al cariño y la dignidad. Porque perder las cosas, haciendo balance a estas alturas, tarde o temprano siempre se pierden. Pero perder lo que realmente nos hace frágiles y humanos… eso es terrible.

Decía hoy en voz alta que mucha gente se acerca a uno si tiene muchas cosas. Si tienes un buen puesto de trabajo, una buena casa o poder habrá muchos que de forma incondicional estarán cerca. Al menos hasta que algo de eso desaparezca.

No ocurre lo mismo con las personas que se acercan buscando paz, amor y cariño. Ellas saben que cuando falta algo de eso es responsabilidad propia, porque todos tenemos la facultad de abrazar, de consolar en momentos difíciles e incluso de estar ahí cuando más lo necesitas. Otros tienen la facultad de desaparecer en la noche oscura y no volver nunca más cuando las cosas desaparecen.

Ahora miro el valle y los prados y mi caravana y me siento cargado, lleno, dispuesto a compartir el trozo de pan y el trozo de cielo. La naturaleza nos ofrece todo su esplendor. El viento se encarga de recordarnos las cosas imprescindibles. Aquí no tenemos ningún palacio, tampoco un trabajo que requiera ningún estatus de poder. A veces nos toca coger el pico y la pala y otras limpiar la estancia de las gallinas o rellenar de agua del pozo los bidones vacíos. Cada uno hace lo que puede, y según el día, lo que requiere. El estatus se mide por la fortaleza interior, por la sabiduría del silencio, por la mirada cálida y firme. La riqueza se valora por la capacidad de dar, por la exquisita generosidad con el otro, por la asertividad ante las flaquezas del grupo.

¿Qué más necesitamos? Quizás nuestras aspiraciones tengan que ver con poder ofrecer alguna cama, alguna ducha, alguna comida, algún retrete donde poder uno sentarse, ya que ahora hacemos nuestras cosas como lo hacían los mal llamados primitivos. Realmente, cuando amanece todos los días no sentimos ninguna angustia vital que tenga que ver con necesitar algo. Más bien, nuestro sentir tiene que ver con otra pregunta: ¿qué más podemos ofrecer?

(Foto: compartiendo una hermosa tarde con Geo y Gaia)

 

 

Anuncios

3 thoughts on “¿Qué más necesitamos?

  1. Nada especial, tuvimos visita y cuando tenemos que compartir esta pequeña caravana de diez metros cuadrados con más gente y con lluvia, cierto caos se apodera de la realidad… Pero siempre es transitorio… 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s