Tercera semana de experiencia en O Couso


10559964_10204518738708436_1034965348042475860_n 10559661_10204457282132060_5706770416389684099_n

Cada día resulta más difícil describir con palabras el raudal de emociones y encuentros que vivimos en O Couso. Queremos empezar dando gracias a una de las semanas más emotivas, quizás porque el número de personas que nos ha visitado ha superado nuestras expectativas y quizás porque nunca llegamos a imaginar que algo tan sencillo como es el compartir unos días en el campo pudiera llegar a convertirse en algo tan profundo.

Así que antes de continuar con el relato, gracias de corazón a Raúl, Joanna, Laura, Javier, Nadia, Sergio, Alex, Cristina, Raúl, Merce, Xosé, Teresa, Carlos, Sandra, Paco, Filo, Roberto, Susana, Patricia, Luis, Bea, Carolina, Carmen, Iván, Marian, Luna, Eva, Mario, Antonio, Rosana y Luije. También a los amigos y familias que vinieron en la semana de “no experiencia”, especialmente a la familia Meys con Rafa, Mey y sus hijos Pablo, Samuel y Eva, a la hermosa familia de Eva y Jorge con sus hijos Guillermo y Guiomar, a la familia de Samuel y Lucía y su hija Francesca que vinieron desde tan lejos, a Anuska, Antonio, Manuel Jesús, Laura, Chema, Teresa, Antonio, Juan, Mamen, Rosana, Mario, José Luis, Paco, Sagrario, Víctor, Koldo, Selene, Roberto, María, Lourdes, Antonio…

Han sido más de cien personas las que nos han visitado en estas semanas de experiencia y en todos los días de este intenso verano. En la tercera semana de experiencia se han consumado varios hitos que nos han llegado de mucha alegría. El primero de ellos ha sido la finalización de la huerta-mandala. Ha quedado tan bonita que cuando empecemos a sembrar alguna cosa parecerá una gran flor vista desde muchas partes. Estamos muy agradecidos a Iván por recordarnos la necesidad de darle forma al mandala-huerta y a Bea y al equipo de Raúl por darle forma siguiendo las enseñanzas de la permacultura. También pusimos el nuevo suelo de la “ladeira” y el suelo del nuevo cuarto de baño, así como gracias a los donativos de esta semana, pudimos hacer el nuevo pozo para tener agua directa del manantial. También tenemos por fin las ventanas de la ermita y pronto empezaremos con el resto de la casa.

Han sido muchos los trabajos y el esfuerzo de tantos, pero lo más importante ha sido el testimonio de todos los que habéis estado, vuestras ganas de compartir, vuestras ganas de conocer en directo una forma diferente de hacer las cosas, un lugar donde la generosidad, el apoyo, la cooperación, pueden obrar auténticos milagros exteriores e interiores. Vuestro ejemplo de solidaridad y respeto, de entendimiento y alegría han sido toda una llama de luz y esperanza. El ejemplo de personas como Paco que rozando los setenta años nos daba a todos una lección de trabajo, esfuerzo y superación ha sido todo un regalo. “Los hombres de Paco” aprendimos mucho a su lado. También el ver como las familias se han adaptado a todo tipo de incomodidad sin importarles mucho el que no hubiera agua corriente o luz. Especialmente todos los niños los cuales jugaban y disfrutaban del paisaje, del bosque, de todos los animales, de Geo y Gaia, las cobayas, los conejos, las gallinas… Era emocionante cuando llegaba la hora de marcharse y no querían hacerlo. Ha sido especialmente emotivo el ver que nadie quería marcharse, y que incluso algunos que venían para dos días, como Merce, Carmen o Nadia, terminaban quedándose semanas enteras. O aquellos que han repetido una y otra vez, especialmente Rosana y Sergio, que compiten para ver quien tiene el reto de visitas. También repitieron Patricia, Xosé, Luis y Carolina y disfrutaron a lo grande.

Ahora se abre el reto del otoño y el invierno. Queremos preparar la casa para poder resistir las inclemencias del tiempo y provocar que en diciembre haya unos mínimos de acogida. Un grupo de tres personas estaremos allí de forma permanente, así que cualquier visita será siempre bienvenida. También cualquier tipo de apoyo material o financiero, ya que son muchos los frentes que habrá que abordar estas semanas. Estamos muy felices y agradecidos, así que simplemente gracias, gracias, gracias por ser partícipes de esta vuestra casa.

 

Pd. Muchos de vosotros nos habéis dicho que os gustaría celebrar con nosotros las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Estamos haciendo un esfuerzo extra para poder habilitar todo cuanto podamos para esas fechas. Si conseguimos cambiar todo el tejado y habilitar al menos tres habitaciones para poder acogeros será hermoso el poder celebrar esos días con todos vosotros.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s