Primera semana de experiencia


a

La semana de experiencia ha empezado en O Couso y no hemos parado de reír y compartir buenos momentos. En este constante goteo de dar y recibir van llegando gente bonita, muy bonita desde todas partes de España. Incluso hoy hemos tenido la bonita presencia de Peter, un peregrino checo que se ha quedado a ayudarnos toda la mañana a cargar piedras y ha comido con nosotros. El grupo sevillano ha aportado alegría y buen humor a la primera jornada. Dejaron la antigua era de trigo como nueva. Ruth, Soledad, Agustina y Miguel están como en casa, como si llevaran aquí toda la vida. Nosotros nos sentimos igual, como si los conociéramos de toda la vida.

El tiempo pasa tan deprisa que no tenemos tiempo de asimilar tantas experiencias, tanto compartir, tanta gente bonita que nos visita. Otro peregrino nos llegó en el coche de Sergio esta tarde. Pensaba empezar en Sarria pero al final ha terminado con nosotros. Al parecer ha sido un futbolista de primera división ahora reconvertido en otras profesiones, y, en su pensar, de forma surrealista se ve envuelto en esta especie de celebración continua, de alegría y paz serena.

La naturaleza ofrece al ser humano esa especie de sensibilidad especial, de hermandad entre todos, de belleza cristalina. Peter, el peregrino checo, llegó sin nada a O Couso tras tres años de caminar sin parar y se ha ido cargado de muchas cosas. Un saco nuevo, algo de dinero, regalos y presentes y sobre todo, una mañana llega de amor y cariño. Muchos peregrinos a veces sienten esa soledad humana. Aquí no tienen tiempo. Son tantas emociones, tantas experiencias juntas en tan reducido instante que no hay tregua para suspirar.

Aún no puedo entender como hemos conseguido todo esto con tan pocos recursos. Nadie se queja de que no exista luz corriente, ni agua, ni duchas, ni letrinas, ni camas ni ningún tipo de comodidad. No importa si son niños o jóvenes o adolescentes o mayores. Nadie se queja de nada de eso. Al contrario, experimentan la vida desde otra singular mirada. Cuando además tengamos esas comodidades y todo sea más sencillo, la magia aún se multiplicará mucho más.

Estamos felices y satisfechos por afrontar esta primera semana de experiencia a la cual todos estáis invitados. No hay ninguna exigencia. Deja lo que puedas y coge lo que necesites es nuestro lema y nuestra convicción más profunda. Lo demás vendrá por añadidura.

Gracias a todos por esta oportunidad única. Gracias a todos los que hacéis posible una vida más humana, más cercana, más próxima.

Anuncios

4 thoughts on “Primera semana de experiencia

  1. La gente ya no cree en el ser humano. Y, cuando se encuentran ese tipo de personas que, incomprensiblemente y a sabiendas de qué desconocida razón, guardan dentro de sí un alto grado de humanidad, nos sorprendemos. Es triste sorprenderse por ello cuando es un rasgo que es intrínseco en nosotros, o debería serlo.
    Creo que el que da siempre recibe, y que la humanidad que hay en el hombre, cuando está, se da y se comparte, es una plaga que se propaga y transforma para bien todo cuanto hay a su alrededor.
    Ello es el poso, la raíz de cuanto somos.
    Me alegra saber de tan magnifica experiencia y de su palpable realidad. Hecho éste que muchos no dudarán de calificar como utopía.
    Un saludo y adelante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s