Déjenlo todo, nuevamente láncense a los caminos


a

Nada más llegar a Madrid tras unos intensos días en los bosques intenté cruzar el Paseo de la Castellana. A medio camino unos policías me empujaron gritando de forma brusca. Algunos caímos literalmente al otro lado. Miré desconcertado e indignado. Habían parado media Madrid porque alguien importante pasaba a toda velocidad escoltado por patrullas de policía. Había coches con matrícula diplomática y otros grandes vehículos de gama alta con cristales opacos que impedía ver quien iba en ellos. Me sentí ciertamente estúpido mientras veía como circulaban a toda velocidad irrumpiendo la vida de todos.

Esos coches, esos policías y esos privilegios de que unos pasen por encima de los otros lo hemos pagado nosotros con nuestros impuestos. El atropello me recordó cuando en la edad media el señor feudal llegaba a un pueblo y arrasaba con todo: comida, mujeres, caballos. El vasallaje actual no dista mucho del medieval, pero es más cercano al de servidumbre y al de la esclavitud encubierta. Los siervos eran, a diferencia de los esclavos, “hombres libres”, es decir, no podían venderse por separado de la tierra, más o menos como nosotros ahora que no podemos ser “vendidos” separados de nuestra “patria”, nuestra “nación” o nuestra, en el peor de los casos, “hipoteca”.

El sistema ha sofisticado los términos, ha agudizado las técnicas y el ingenio, pero el señorío, el feudalismo y la aristocracia siguen instalados en nuestras culturas y en nuestros estados cada vez más controladores y expoliadores de la riqueza de todos. No es algo nuevo. Es algo que se repite en la historia una y otra vez, con diferentes formas de sofisticación.

Ocurrió también a finales del Imperio Romano, especialmente en la época de Diocleciano y Constantino. En aquellos tiempos creció enormemente la carga pecuniaria impuesta a los habitantes de las ciudades, lo que fomentó la migración desde las mismas hacia zonas rurales. Con ello se desarrollaron formas de eludir la explotación del Estado y buscar cierta libertad lejos del poder central.

Algo así está ocurriendo en nuestros tiempos. La crisis que estamos viviendo está desvelando ese vasallaje, esas relaciones clientelares con el Estado y la nueva aristocracia instalada en el poder. Mucha gente se está lanzando de nuevo a los caminos para habitar los bosques y los prados en un movimiento neorural que pretende librarnos de las mentiras del sistema. Existe una llamada global a seguir los pasos de antaño y volver a lo sencillo, lejos de esa esclavitud encubierta y heredada basada en los lazos de sangre, de patria o de hipoteca.

Como decía el poeta chileno Roberto Bolaño en su primer manifiesto infrarrealista, “déjenlo todo, nuevamente láncense a los caminos”. Ese es el camino que muchos ya buscamos, el camino de dejarlo todo, patrias, naciones, hipotecas, vasallaje, servidumbre y esclavitud para lanzarnos a la conquista del ser, al abrazo del misterio en ese inevitable retorno a la naturaleza. No es huída, es conquista del hombre nuevo.

 

 

Anuncios

4 thoughts on “Déjenlo todo, nuevamente láncense a los caminos

  1. Javier, que bueno todo lo que dices. Yo y otros en nuestros años mas jovenes hablabamos de hacer vacio al sistema. Ahora lo pienso, dejar de nutrir con nuestro trabajo, nuestro apoyo, nuestro dinero, a esta sociedad y sistema, fundamentalmente injusto, basado en la mentira y el engaño.

    Que bueno que haya gente que hace “Dejenlo todo, y lancense a los caminos”

    Un fuerte abrazo, y a seguir adelante.

    Javier

    Me gusta

  2. Querido Javier:
    No tengo palabras…tu lo has dicho todo de una forma tan acertada…¡¡¡
    Gracias una vez mas por tus sabias reflexiones…mil gracias.
    Un amoroso abrazo
    Ruth

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s