Hacia la experimentación de lo humano


IMG-20140610-WA0006

Alguien me ha preguntado esta mañana porqué estamos haciendo lo del Proyecto O Couso. La respuesta ha sido esta: “la política ha fracasado, la economía ha fracasado, el sistema ha fracasado. Es hora de hacer una nueva política en la acción diaria, una nueva economía del don basada en el apoyo mutuo y la cooperación y un nuevo sistema que nace del grupo y la comunidad, y no de ningún poder. ¿Qué es O Couso? Un grupo de personas que se organizan en comunidad donde se practica una nueva economía y una nueva política basada en la fraternidad, la igualdad y la libertad”…

Sin duda, O Couso es un reto, porque el sistema, la antigua política y la antigua economía la tenemos insertadas en nuestros genes. Algo expliqué en el librito “Creando Utopías”. La estructura, inevitablemente está dentro de nosotros. Por eso uno de los requisitos imprescindibles dentro de la comunidad es la de desestructurar esa psique añeja que llevamos implantada. ¿Cómo hacerlo? Para empezar dando la misma importancia a lo interior como a lo exterior. Ambas cosas no podrían existir por sí solas. Tan importante es ir al riachuelo a por agua para poder ducharnos o lavar los platos como la meditación que hacemos por las mañanas y los círculos de consciencia donde calibramos el estado de ánimo con el que vamos a empezar los trabajos.

El ritual interior es tan importante como la ritualización de lo exterior. Eso provoca ir cambiando viejas estructuras por unas nuevas, más saneadas y más adecuadas a los tiempos que corren. También significa transformarnos en algo nuevo, en algo diferente, en algo mejor.

¿Será posible el cambio? Realmente no lo sabemos. O Couso no deja de ser un experimento basado en unos ideales ambiciosos. La fraternidad verdadera, la igualdad y la libertad individual son retos que llegan en un momento convulso. Nadie hasta ahora se había planteado la necesidad de profundizar especialmente en la fuerza y la energía del apoyo mutuo y la cooperación como herramienta imprescindible en el nuevo mundo que todos queremos. Pero esto debe estar en total consonancia con la libertad individual para que el grupo no se vuelva un sistema cerrado y endogámico que anule la personalidad del individuo. El reto es poder estar en la alternativa pero sin olvidar nuestras vidas personales. Y el otro reto es estar creando algo nuevo pero sin olvidar lo viejo.

Como digo, un auténtico experimento humano, antropológico y cultural que merece la pena apoyar y experimentar. Si deseas hacerlo y comprobar en primera persona todo lo que allí estamos compartiendo no dudes en apuntarte a alguna de las semanas de experiencia que haremos este verano. La experiencia merece la pena.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s