De la dictadura a la democracia: el pasado que no quiere pasar


suarez

La muerte de Adolfo Suárez, vista desde un plano arquetípico, ha sido como echar la primera pala de tierra sobre la tumba de un pasado que ya muere. Nuestras generaciones más jóvenes no recuerdan ya la dictadura y poco saben de esa manida transición. No comprenden los entresijos oscuros del Estado, de cómo un aparato rígido y obsoleto tuvo que engrasarse para entrar en la modernidad en un país roto y desangrado.

No lo comprenden ni les interesa. Ni falta que les hace para sobrevivir en el mundo global, para entender la necesidad de estar juntos en esta transición humana excepto para recordar y aprender de los fructuosos errores del pasado.

Hace un par de años tuve el honor de prologar para España el libro de Gene Sharp, “De la Dictadura a la Democracia, un sistema conceptual para la liberación”, editado en Dharana junto al Instituto Albert Eintein con sede en Boston, USA. Ante la muerte de Adolfo Suárez he comprendido lo que Sharp y muchos otros activistas de la noviolencia desean inspirar. El uso estratégico de la noviolencia pasa inevitablemente por una importante visión de futuro que observa irremediablemente como lo viejo, lo caduco, lo obtuso, termina enterrado. La muerte de Suarez simboliza el derrumbe de un viejo edificio que poco a poco está cayendo irremediablemente. Lo estamos viendo, lo estamos sintiendo en nuestro interior. Existe esa quietud de noviolencia, de espera paciente. Ahora la pregunta clave será: ¿qué nuevo edificio queremos construir?

El irreversible alzhéimer de Adolfo Suárez y su muerte sólo son el colofón final de ese pasado que no quiere pasar, como nos recuerda el periodista Gregorio Morán en una larga entrevista sobre la Transición haciendo alusión a esa expresión alemana acerca del nazismo que generó tanta polémica. Realmente en España hay una cierta combinación de alzhéimer, de olvido de la memoria colectiva por un lado y de ese pasado que se resiste a abandonarnos por otro. Aún no hemos encontrado el punto de equilibrio, pero la muerte de Suárez y quizás, cuando ocurra, la muerte del Rey, sirvan de catarsis colectiva. De quietud colectiva. De paz y alivio interior. De entierro común de un pasado y la siembra de un nuevo futuro.

Estamos asistiendo a los últimos coletazos del viejo régimen. Lo vemos en la corrupción a todos los niveles que hay en nuestro país. Lo vemos en un estado, un sistema y un conjunto de políticos nacidos de ese “chollo” llamado Transición que se aferran al poder a base de chantajes territoriales de todo tipo y calado. A base de silencios, conjuras, pactos y secretos de todo tipo.

Pero también vemos como esos pilares están cayendo poco a poco, irremediablemente. Algún día morirán los viejos dinosaurios de la Transición, morirá incluso la monarquía como heredera de un régimen anquilosado en las páginas de nuestra historia y nuestras instituciones. Moriremos todos los que de alguna forma participamos en esa batalla incomprensible entre hermanos. Y algo nuevo nacerá. Algo nuevo está destinado a suceder en una tierra hermosa, puente de unión y equilibrio entre África, América y Europa. Una tierra unida desde su más radical diversidad como ejemplo de lo que acontecerá en el futuro. La unión de lo diferente, la unidad en la diversidad de todos los seres del planeta.

Las nuevas generaciones tienen por delante un formidable reto: hacer que la unión y la concordia reinen por encima de intereses territoriales o partidistas. Más allá de instituciones o fronteras, tejer un nuevo mundo y una nueva tierra será tarea de titanes. Personas y personajes como Adolfo Suárez, no importa si fueron títeres o protagonistas de un momento histórico, sirvieron para recordarnos la ingente tarea. Nuestra será la responsabilidad de construir el nuevo mundo bajo los nuevos paradigmas o de crecer y perecer en la llama acerosa y punzante de lo añejo y caduco. Lo breve y efímero cae. La esencia prevalece.

Anuncios

2 thoughts on “De la dictadura a la democracia: el pasado que no quiere pasar

  1. Suarez representaba la semilla sana de lo que pretendía ser la democracia en España. Pero se lo quitaron de en medio.Los que tienen el poder quieren manejar a su antojo llamándolo democracia pero siendo dictadura. Ya lo advirtió Suarez en su renuncia ‘preparaos para lo que viene detrás de mí’ , o sea, 0 construcción democrática y mangoneo a tutiplén.

    Me gusta

  2. “Lo vemos en un estado, un sistema y un conjunto de políticos nacidos de ese “chollo” llamado Transición que se aferran al poder a base de chantajes territoriales de todo tipo y calado. A base de silencios, conjuras, pactos y secretos de todo tipo.” Me recordaste con estás palabras a la Venezuela actual donde los corruptos se aferran al poder a base de chantajes sobre la “cuarta república” culpando de sus errores a politicas anteriores, a lo viejo, a lo pasado, donde manipulan a la población sobre intervenciones extranjeras, donde hay silencio en los medios, donde la Guardia Nacional puede estár matando a las personas en la calle y asfixiándolos con gas lacrimogeno y nadie dice nada, todos callan, donde la comunidad internacional tiene la boca llena de petroleo y callan ante las injusticias mientras la gente muere en los hospitales por falta de insumos, esa es la “democracia” y “libertad” actual.

    La lucha debe ser por la democracia, sin importar partidos ni politicos, porque nosotros, los individuos, somos los que construimos el futuro, porque tu no le preguntas al médico que te trata a que partido pertenece y éste no te va dejar de tratar si perteneces al partido contrario o tienes un punto de vista distinto al de él.

    La política y las ideologías solo sirven a los que tienen el poder para controlarnos y dividirnos, para hacernos olvidar que somos seres humanos y que todos podemos convivir en paz y que nadie tiene derecho a obligarnos a nada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s