Gracias de corazón almas libres


DSC01849 DSC01856 DSC01858

Hay momentos profundos que marcan, que siembran algo dentro, que florecen en la magia. Hoy hemos vivido uno de esos momentos. La presentación del libro del amigo Koldo, rodeado de amigos, con ese calor fraternal que se respira a raudales, con la sorpresa de reconocer a personas que no has visto en la vida pero que sabes que son ellos, que están ahí.

Momentos antes de la presentación llegó un ser muy especial que había venido desde Córdoba para plantear algunas cuestiones. Estaba preocupado y dolido por una situación atroz y tuvimos tiempo de dar un paseo, intentar tranquilizarlo porque de alguna forma comprendía y sentía su dolor, que también había sido el mío. Tras la charla comprendió que lo mejor era olvidar y enfocar la vida en otros asuntos. Se marchó a Córdoba tal y como había llegado y ambos nos sentimos satisfechos por el encuentro.

Y luego el milagro, la magia. El agradecimiento especial a Pilar por su generosa aportación y a Joaquín, al que siempre estoy agradecido por todos sus gestos inequívocos de hermandad y generosidad. Todos estuvieron cómodos y alegres en todo momento. A Koldo por habernos regalado su tiempo y su amistad en tantos y tantos momentos y su infinita generosidad y entrega y a su Muda Canción de Cuna por habernos abierto el corazón. A Laura B. que estuvo como siempre excelente atendiendo a unos y otros como un ángel que nos cuida y nos protege, que nos guía con su sonrisa y su bien estar. La grata sorpresa de reencontrarme con viejos amigos como María o Rosa, con tantas ganas de ayudar y poner orden en la casa. Y Ana, mi querida Ana, a la que he reconocido por su mirada, es decir, por su alma, sin saber a ciencia cierta si era o no era ella. Claro que era, aquí y ahora y en todos los tiempos. Y gracias también a Javier, recién llegado de una comunidad italiana, y a Paco y su mujer y a Gopala y a… todos y cada uno de vosotros que habéis estado con vuestro corazón aquí cerca, aquí dentro.

Ha sido tan hermoso el reencuentro de almas, el abrazo sentido de seres que sin saber porqué de alguna forma conectas y ya no puedes separarte de ellas. Y luego toda esa gente bonita, amigos y desconocidos que ya son parte nuestra porque hay un calor extraño, una cercanía misteriosa que brota cuando las almas se juntan desde las atalayas del amor y la compasión. Una familiaridad hermosa, apacible, necesaria. Una prolongación del alma grupal que nos respira y nos alienta y nos anima para que abracemos la vida con generosidad, sin miedo, con decisión y coraje.

Estoy francamente agradecido por la generosidad de tantos y tantos que hoy, a modo de guiño, han asistido al primer acto abierto del centro Dharana. El lugar se nos ha hecho ya pequeño. Sin haber abierto, de tanto corazón grande. Y nada mejor que hablar de vida en esta pequeña gestación. Por eso me encontraba especialmente feliz cuando en el oratorio, en la sala de meditación, esperaba una hermosa madre con su increíble bebé de apenas unos meses con esos grandes y vivos ojos azules. Esa madre y esa niña han sido los primeros en estrenar ese lugar de oración y retiro. Nos hemos sentado en círculo alrededor de una vela al final del encuentro a su lado. Ha sido un rato agradable el ver como la vida, por fin, brotaba de aquella caverna oscura que de alguna forma hemos transformado en un pequeñito punto de luz. Había gozo, ternura, amor y agradecimiento. Gracias de corazón almas libres.

Anuncios

3 thoughts on “Gracias de corazón almas libres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s