¿Qué pasa al final de nuestros días?


 DSC01020

Ayer a media noche escuché el llanto roto de una mujer sola que se preguntaba, ya rozando la madurez de su vida, por qué era todo tan complicado. Sentí su dolor como mío, hice de su soledad una compañera angustiosa por unos momentos. Sus lágrimas parecían bombardear los campos de flores que alguna vez tiñeron su juventud y esperanza. El lamento, el gemido, la pena, la tristeza. Fue un momento duro para todos.

La edad avanza irremediablemente. Nos llegan los achaques, algunas enfermedades, algún cáncer, tumores, dolencias de todo tipo. Me quejo de mi pequeño dolor en la espalda pero desaparece cuando la que considero mi segunda madre será operada de un cáncer la próxima semana. La edad no perdona, está ahí para recordarnos que el final es inevitable.

Hay personas que ante el reto de lo que se avecina como un caballo imparable están acompañadas, tienen familiares, parejas que están ahí para apoyar ese tránsito que nos desgarra la vida. Aún así existe mucha gente que no tiene a nadie, que llora desesperada en la oscuridad de la noche, escondiendo la cabeza bajo cualquier almohada mojada y preguntándose por qué, por qué tanto esfuerzo, tanta vida trabajada para luego terminar desamparada, sola y enferma.

Es una situación atroz de la que no somos del todo conscientes. Cerca de nosotros hay alguien que sufre, que afronta el último tramo de la vida con cierta desesperación y tristeza, con una soledad feroz. Es algo que está irremediablemente ahí, que nos llega a todos en algún momento de nuestro tránsito pero que no somos capaces de aceptar del todo, en consciencia, en plenitud.

Estos días madurábamos la idea dentro de un hermoso proyecto que estamos desarrollando en el interior. ¿Por qué no crear un espacio donde ese tránsito sea gozoso, lleno de calor humano y amor? ¿Por qué no permitir que esa despedida inevitable sea rodeado de jardines, de flores y bosques, de aves que vuelan por nuestras cabezas recordando que el Gran Espíritu nos espera? Quizás ahora tan sólo sea un sueño, pero algún día la humanidad hará de la muerte un hermoso jardín de flores apacible y tierno donde morir en paz.

Anuncios

6 thoughts on “¿Qué pasa al final de nuestros días?

  1. Unos familiares siempre habían pensado en crear un espacio en el que pudieran ir personas con patologías en estado terminal. Un lugar, como bien dices, donde ese paso hacia el otro lado fuera con calma y con una mano que coja la tuya en esos últimos momentos. Esa mano amiga y cariñosa que no debería faltarle a nadie en su tránsito a ese viaje, una mano con corazón.

    Con tanta sensibilidad, el mundo debería funcionar mucho mejor. No sé aún qué es lo que falla.

    Un cariñoso abrazo y fuerza, mucha fuerza, para tu segunda madre,

    Me gusta

  2. El sufrimiento y la desesperación son fruto de la NO aceptación.
    Es nuestra responsabilidad de vida que la conciencia acepte lo que es. La no resistencia es gozo, esa la sutil vibración de energía que nos adentra en el Ser.
    Vivir la vida o que la vida nos viva, esa es la cuestión.

    Me gusta

  3. Sobre lo que has escrito he reflexionado bastante. Desde nia la idea de la muerte, el personaje, incluso, estaba muy presente. Con el tiempo sent que la muerte es, al igual que el nacimiento, un cambio o transmutacin. Al igual que t, me pre-ocupaba el dolor, la soledad, la lucha en la que se realizaba ese trnsito tan temido y des-conocido. En mis sueos a veces me veo en lugares donde hay alguna persona que est a punto de abandonar su cuerpo fsico y me siento a su lado. Es muy importante ayudar en esos momentos y nuestra sociedad-cultura no lo contempla. Tambin espero que tengamos consciencia lcida de ese cambio de plano.

    Date: Thu, 6 Mar 2014 20:38:12 +0000 To: maba2512@hotmail.com

    Me gusta

  4. Unas veces nos empeñamos en no ser felices. Parece que necesitemos de nuestras lágrimas y sufrimiento para sentir dolor en su justa medida. Otras, sin embargo; las circunstancias, inseguridades, miedos y sobre todo desazón, no dejan ver más allá. Liberarse de emociones no es fácil. Casi siempre se adelantan y frustran finales felices, amores imposibles el descanso final tan merecido y deseado cuando llega el momento.
    Bonitas tus palabras. Gracias

    Me gusta

  5. Para mi la realidad es aquella que no sabemos apreciar.
    La muerte forma parte de la vida. En cuando nacemos ya nos estamos muriendo, ya estamos partiendo, es algo que todos deberiamos asumir, la vida es final, es muerte.
    El problema que yo veo es que no asumimos esa posibilidad de nuestra propia existencia, no asuminos nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestras emociones. No nos enseñan y menos nosotros aprendemos asumir nuestras propias responsabilidades. Si cada uno de nosotros asumimos nuestra propia responsabilidad, nos hacemos cargo de nosotros, no delegamos, no entregamos nuestro poder a otro, nunca… es posible que de esta forma podamos llegar plenos al final.
    Hay que asumir que la vida tiene un final, no tiene que ser con edad adulta, en cualquier momento podemos partir. Hay que asumir nuestra salud, la sabiduria de la alimentación de una mente sana y serena, vivir en plenitud con la consecuencia de nuestros pensamientos, no cara a los demás. Si somos capaces de empaparnos de lo importante, seremos capaces de llegar al final de nuestros dias en plenitud y de forma sana y saludable, no necesitaremos ayuda exterior porque nosotros seremos nuestros propios maestros, nuestros médicos, nuestros poetas… seremos sabios y afrontaremos todo en plenitud y disfrutando de cada instante con plena respondabilidad.
    Crear un lugar esta bien, pero más importante es facilitar pensamientos para que nos hagamos lideres de nuestras vida, siempre, siempre, siempre, hasta el último suspiro de nuestra vida, para mi es lo que merece la pena, no delegar todo lo contrario asumir nuestra vida…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s