Estrechamente cercanos


a

Recién llegado de la India y aún retengo en la pupila imágenes, miradas impactantes, momentos únicos, como el encuentro con esta niña de mirada impresionante y aspecto indescriptible. Tristeza, alegría, añoranza de un mundo extraño. Hoy paseábamos por un palacete en el levante, cerca de Valencia. Miraba por todas partes buscando esos rostros. Sentía la necesidad de abrazar a uno sólo de ellos. Me preguntaba sobre nuestras metas humanas y sobre la mezcolanza de crear algo bello, algo que pudiera llegarles aunque fuera en forma de sueño. Algo que pudiera ser devuelto a ese rostro perdido en las montañas del Rajastán.

Realmente sus rostros no están lejos. La meta más alta es aquella que nos ennoblece y nos hace más humanos. Por lo tanto, su cima está aquí dentro, estrechamente cercana a nosotros, cercana a sus miradas. Los niños aún encarnan algo del mundo angélico. Su inocencia, su prontitud a la hora de compartir una sonrisa, un halago silencioso, son señales inequívocas. Es tan fácil comunicarse con ellos. Es tan fácil recuperar la esperanza sobre cualquier cosa.

A veces necesito sentarme en silencio, mirar cualquier horizonte y pensar sobre el sentido de las cosas. Cuando penetras en tu finitud, en nuestros límites más nos damos cuenta de la paradoja de estar al mismo tiempo al borde de algo maravilloso. Es cierto que la muerte acecha y nos asusta, pero realmente es algo liberador. No es la muerte realmente lo que nos da miedo, más bien la mortandad en vida, no saber apreciar cada instante, no saber aprovechar cada segundo como si de un universo entero se tratara. Por eso cuando miro las fotos de esos niños que dejamos atrás siento esa necesidad casi mortuoria de no haber aprovechado aún más el tiempo con ellos, de no haber apretado sus luminarias para dejar impregnada sus vidas con una huella necesaria. Allí quedaron, impasibles ante un destino incierto. Pero también aquí, estrechamente cercanos  a nosotros, esperando la rebeldía, el salto cuántico hacia la vida real.

(Foto: Niña en Mount Abu, Rajastán, India, febrero de 2014)

Anuncios

One thought on “Estrechamente cercanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s