La certeza de abrir el corazón


 a

“Habiendo conocido el Amor, dejaré que todo siga su curso, seré dúctil como el viento, y aceptaré todo lo que la vida me depare, con entereza… La vida nunca se equivoca… Mi corazón está tan abierto como el cielo…” [K. S.]

Una de las cosas más difíciles de la vida es aceptar que todo está bien, que nada escapa al azar, que las cosas más absurdas obedecen a algún tipo de propósito. Esto no es una visión determinista. Nace de la observación constante sobre causas y efectos, sobre leyes naturales, sobre mecanismos que parecen concretar algún tipo de factores universales de alcance omnipresente.

Cuando abres el corazón a la vida la sorpresa es constante. Es como si te tiraras a un río de aguas rápidas que te llevaran de una a otra orilla de forma acelerada. No hay tregua para nada, no hay descanso posible porque todo fluye hacia algún tipo de respuesta.

El viernes estábamos en Castellón, el fin de semana en Alicante, ayer en Galicia y hoy en Cádiz. En todos esos lugares han pasado experiencias únicas y hermosas que han ensanchado nuestro interior, emotivas, todas cargadas de señales, de indicadores y resortes que sólo un observador atento podría cazar al vuelo. Todas esas marcas en el camino de la vida me hacían recordar a esas otras marcas que aparecían una y otra vez en el Camino de Santiago. Podía ver en el ritual de todos esos movimientos un denominador común: la flecha amarilla, el poderoso símbolo que te guía y acompaña a todo momento. ¿Y qué se hace cuando puedes ver las señales, las marcas? Seguirlas. No dudar. Caminar siguiendo su estela.

Cuando volvíamos de Galicia nacieron ante nosotros la maravillosa escena de dos arcoíris que surcaban todo el cielo. La escena se repitió un par de veces como símbolo de la alianza nueva y eterna. Realmente veníamos de sellar, bajo el manto mágico del ritual sagrado, una hermosa alianza. Es la misma que nos sigue estos días en nuestro interior y a la que no deseamos renunciar. El corazón está abierto como el cielo y palpita acelerado por la emoción. Ahora sabemos que todo sigue su curso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s