¿Por qué me detuve ante ti?


 a

Sencillamente porque apareciste milagrosamente, ataviada con tu manto de cielo, con tus rojizas llamas que penetraban en cada átomo celeste. Porque condujiste mi mirada hacia tu rostro infinito, hacia ese anhelo que consuma todo cuanto inspiras. Forzaste un encuentro en tu bóveda, una añoranza, un recuerdo. Fijaste en el átomo simiente esa promesa que nunca olvidemos en la sombra de lo que somos.

El atardecer no es tan sólo un momento mágico. Es inspirador su aliento, es apabullante su hermosura, su tapiz de colores imposibles y formas amarillentas que pululan entre nubes que se desplazan apacibles y vivas. Derrama un canto de esperanza semejante a la visión de todo lo omisible, de aquello que penetra el aleteo del rumor flamante. La centelleante chispa del anhelo remueve la incesante búsqueda. La curiosidad de un niño hace que nos detengamos siempre ante su presencia. El sol derrama en su extrema generosidad todo cuanto posee. Se consume para dotarnos de vida, se postra ante el universo entero para llover ante nosotros su calor y luz.

Y cuando somos capaces de sorprendernos maravillados ante su majestuosa realeza, nos arrodillamos, nos inclinamos, nos soslayamos presintiendo esa felicidad que nos conecta con el hilo conductor de la vida, con la cadena aurea serpenteante, con la llama de aquellos dioses que nos crearon. No podemos evitarlo, somos seres poderosos que nos postramos ante las maravillas de la vida. Y ese atardecer es una de ellas.

(Gracias a M., K., y J., por este fin de semana tan especial y hermoso).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s