Cornellà de Llobregat, libre y con salida al mar


 castell-de-cornella-de-llobregat-110409_502

Vivir en un gran meandro siempre te hace diferente. De Cornellà siempre echábamos de menos que no tuviera salida al mar a pesar de que el río Llobregat que la baña vomita peces muertos gracias a la intensa industrialización de la comarca. Nuestra ciudad siempre fue diferente al resto de Cataluña y España. El seny de nuestro pueblo era una mezcla de gentes venidas de todas partes, primero de Galicia y Andalucía y Extremadura y luego de Marruecos, de Perú o de China, los cuales conviven pacíficamente con los autóctonos de la tierra, descendientes de payeses y personas del campo. Una ciudad cuya identidad era precisamente la falta de la misma y cuya política extrema la dibujábamos con aquellos carteles que colgábamos por toda la ciudad diciendo: “Vota a Rasputín”. Multiculturalidad, multilenguas, multiplicidad de casi todo.

Alguna vez antes del siglo XIV pertenecimos a las Franqueses del Llobregat, un territorio amplio cuyos privilegios aún añoramos. En aquella época, y antes de que existiera el decreto de Nova Planta, esos territorios fueron libres de todo tipo de lezdas reales, impuestos varios y otros tributos que en nuestro presente tenemos que pagar por partida triple.

Ahora vegetamos un tiempo de cambio, de posmodernidad. Vivimos el fin de un ciclo y el inicio de una nueva sociedad donde lo único que permanecerá será el cambio y la emancipación constante. Y a ese cambio queremos sumarnos los ciudadanos de Cornellà. No queremos despegarnos del espíritu de los tiempos y queremos, libremente, solicitar al gobierno de Cataluña y de España nuestro derecho a decidir. Nuestro seny y nuestra no-identidad nos obliga a pedir y solicitar democráticamente bajo los auspicios del espíritu de Rasputín nuestro derecho a la emancipación.

Nuestros argumentos son claros:

1)   Somos diferentes: multiculturales y multiraciales.

2)   Sentimos que la metrópoli de Barcelona, Cataluña en su conjunto y España en general nos expolian con impuestos abultados e injustos.

3)   Queremos decidir libremente sobre nuestro futuro.

4)   Anhelamos, al igual que los anhelos de los países catalanes, aumentar nuestro territorio y conseguir de paso salida al mar. Este es el sueño real de todo cornellanense. Creemos que nuestra identidad multicultural traspasa nuestras propias fronteras.

5)   Queremos recuperar nuestros derechos históricos y reivindicar la constitución de la nueva “Franqueses del Llobregat”.

6)   Deseamos llamarnos a partir de ahora “Kornella”, sin más, o, en todo caso, Franqueses de Kornella.

Refiriéndonos por lo tanto a nuestros argumentos económicos, territoriales, democráticos e identitarios, hemos decidido convocar un referéndum cuya pregunta será:

“¿Quiere usted que Cornellà sea independiente? Y si es así, ¿con salida al mar?”

En nombre de la libertad de todos los pueblos y todos los sentires, la emancipación real de todos los ciudadanos que deseen abrirse paso ante el yugo de cualquier tipo de leviatán, que así sea por el bien de la humanidad y la libertad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s