Hacia un mundo de oportunidades


DSC_0209

Hoy hacía un maravilloso día de invierno. Lluvia torrencial, viento, frío, mucho frío. Eso no impidió que pudiéramos dar un largo paseo desde casa al museo antropológico de Madrid. Allí recorrimos los diferentes espacios dedicados a culturas, pueblos y singularidades. Me quedé atento observando algunos objetos que me resultaron familiares por mi propia profesión. Como la linga, la cual, según algunos antropólogos, podría significar el órgano sexual de Shiva. La primera vez que vi una linga fue en la impresionante isla de Elefanta, en Bombay. Allí tuve unas bonitas experiencias con un grupo de monos que se atrevieron a jugar de forma amistosa. Fue un momento único que guardo retenido porque ese tipo de contacto con lo salvaje nos ayuda a entender muchas cosas sobre el fluir de la vida, sobre el esperar lo mejor de la experiencia no programada. Cuando te liberas de lo común ocurren mágicas situaciones como la de aquella tarde en India.

Tras salir del museo nos fuimos hasta el hotel Ritz donde habíamos quedado con una buena amiga que había llegado desde el sur de África, donde vive desde hace muchos años. Su historia personal es increíble y su vida es digna de una película de aventuras. En la lujosa habitación del Ritz tomamos un excelente chocolate con churros mientras hablábamos de mil historias y aventuras, de sueños, de sincronías, de la magia de la existencia. A media tarde apareció en la habitación una famosa periodista que trabaja en uno de esos programas del corazón y que mantiene una bonita amistad con nuestra amiga africana. Cuando estás acostumbrado a ver a alguien en la tele durante muchos años y luego la ves en la vida real siempre te sorprende ese tipo de encuentros. A pesar de que en estos años esto es muy frecuente en mi vida, nunca termino de acostumbrarme. Pasamos un buen rato y volvimos a casa agradecidos por esta tarde tan maravillosa y cargada de sorpresas y grata compañía.

A. no daba crédito a las experiencias de su segundo día en Madrid. Conocer a famosos, a gente única como nuestra amiga africana con sus historias de la selva y sus vivencias en esos mundos tan desconocidos y lejanos para nosotros. Ayer hablábamos de la abundancia cuando vives en lo que la vida te ofrece y no podía entender del todo la magia de esa abundancia cuando no se tiene nada. Han sido tantas las ocasiones en estos últimos años de terrible crisis en las que yo mismo me he visto en su misma situación que ahora, cuando la observo tan nerviosa y preocupada, doy gracias por todo lo maravilloso que ocurrió a mi alrededor cuando de repente me veía en mitad de la nada sin un céntimo o en situaciones de pérdidas dramáticas. Si dentro hay una profunda convicción en la vida, de alguna forma, la vida siempre responde. A veces tardamos años en comprender sus respuestas, pero siempre están ahí, justo en frente nuestra.

A., de alguna forma está empezando a comprender esta maravillosa relación vital. Se rebela ante su infortunio, pero no entiende que esa “mala suerte” posiblemente le esté conduciendo sin ella saberlo aún a un mundo de posibilidades. O mejor dicho, tal y como le ha salido hoy en una de esas cartas que coges al azar y que guardan un mensaje, un mundo de “oportunidades”. Ese creo que es realmente su mensaje, su aprendizaje. La vida está cargada de oportunidades, de opciones, de amplitud, de belleza, de esplendor, de coyunturas que nos aproximan a experiencias con las que jamás habíamos soñado. Hoy ha sido una buena muestra de ello. Mañana habrá más oportunidades de sentirnos despiertos y vivos. Tengo tantos deseos de abrazar esa vida. De exprimir cada uno de sus puntuales segundos.

(Foto: Los churros en el Ritz tienen forma de corazón. Quizás hasta eso se pudo convertir en una gran señal).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s