Cartas de meditación ocultista


a

Estimado K,

con respecto a todas las cosas que hemos hablado este largo fin de semana, recopilo algunos textos extraídos del libro “Cartas de Meditación Ocultista”, libro del cual hemos sacado alguna inspiración para todo lo relacionado con el “Proyecto”. No quiere decir que nosotros estemos en el plano interior y subjetivo preparados para semejante hazaña tal y como la sugiere DK, pero sí vemos claras las pautas a seguir en cuanto a lo que DK sugirió para el futuro, y sentimos la necesidad de seguir sus pasos en todos los aspectos, no sólo en lo que respecta a nuestro trabajo interior como individuos (en nuestra triple manifestación) sino también en el trabajo exterior de servicio y acompañamiento, de estudio y meditación. DK hablaba de las Escuelas de Concentración. Dharana, el nombre de la fundación que hemos creado, es una de las fases de la meditación raja yoga y significa precisamente concentración. En nuestro interior vemos con luz cierto propósito y estamos dispuestos a dedicar el resto de nuestros días al mismo, siempre desde la humildad, la paciencia y la disciplina adecuada. Un abrazo sentido…

TEXTOS DEL LIBRO “CARTAS SOBRE MEDITACIÓN OCULTISTA”, DE DK.

Los estudiantes cuya tarea consista en hacer los preparativos necesarios, deberán descubrir por sí mismos el método, el lugar y el procedimiento. Todo debe ser forjado en la hoguera del esfuerzo y el experimento, y el precio a pagar será elevado, porque lo que así se obtiene, proporciona el residuo o núcleo sobre el cual se basará el trabajo posterior. Los errores no interesan, pues sólo sufre la transitoria personalidad. Lo importante es que haya aspiración y habilidad para emprender las cosas y capacidad para aprender las lecciones que los fracasos enseñan. Cuando los fracasos se consideran como valiosas lecciones, cuando el error se toma simplemente como advertencia para evitar un desastre y cuando el discípulo nunca pierde el tiempo en vana desesperación y en inútiles recriminaciones, entonces los Instructores observadores saben que el trabajo que el ego trata de realizar a través de cada aspecto del plano inferior, avanza en la forma deseada y que el éxito final es inevitable.

La ubicación. Esto es algo de suma importancia, pero diferirá según el lugar que se busque, sea para una escuela preparatoria o para una avanzada. Hablando en forma general (pues los requisitos nacionales varían mucho), las escuelas para trabajo preparatorio se situarán a una distancia razonable de algún gran centro poblado o ciudad, pero las de grado avanzado estarán más aisladas, y no serán tan fácilmente accesibles.

Sobre todas las cosas, la escuela preparatoria se concentra en el desarrollo del triple humano inferior, en su entrenamiento y servicio. Las escuelas avanzadas preparan definidamente y se ocupan de las ciencias, de impartir verdades cósmicas, del desenvolvimiento abstracto del estudiante y del trabajo en los niveles causales. En una, el trabajo se puede realizar mejor en el mundo de los humanos y en contacto con él; la otra, exige necesariamente un ambiente de relativa reclusión y libre de interrupciones.

En la escuela preparatoria aprende a adquirir este dominio; en la escuela avanzada se le podrán confiar otros contactos aparte del humano. En ambas la instrucción básica es la meditación en todos sus grados. ¿Por qué? Porque en las escuelas nunca se da información o instrucción precisa o un conglomerado de hechos, ni tampoco se emplean libros de texto complejos. El único objeto es encaminar al estudiante para que encuentre por sí mismo el conocimiento que necesita. ¿Cómo? Desarrollando la intuición por medio de la meditación y alcanzando cierta medida de control mental que permita descender la sabiduría al cerebro físico.

Las Escuelas avanzadas estarán lejos de los lugares densamente poblados de la tierra, con preferencia en las regiones montañosas, porque éstas tienen influencia directa sobre el estudiante y le imparten esa cualidad de fortaleza y firmeza, sus características predominantes. El mar o las grandes extensiones de agua, cerca de la escuela preparatoria, le recordará constantemente al estudiante su trabajo principal, la purificación, mientras que las montañas inculcarán al estudiante avanzado la idea de la fuerza cósmica y mantendrán constantemente ante él, el pensamiento del Monte de la Iniciación, al cual pronto tratará de ascender.

(Foto: © Esmar Abdul)

Anuncios

3 thoughts on “Cartas de meditación ocultista

  1. Querido Javier: ¿No te estarás pasando un pelín? ¿Quién va a dirigir semejante escuela? ¿Y los profes? Para una escuela masónica creo que estás capacitadísimo, pero… para lo que dice El Tibetano no sé dónde vas a buscar a los maestros.

    Abrazos.

    Me gusta

    • Estimada,
      la escuela será el campo, la tierra, el sol, y será dirigida por nuestros corazones y los maestros serán las flores, el jardín entero, los animalillos que nos acompañen, la cocina, la paciencia, el compartir, la compasión… Creo que tendremos un buen centro pedagógico en esas verdes montañas… 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s