Nada te turbe


a

Cuando hoy nos tocaba exponer a nosotros parte del proyecto O Couso a un reducido grupo de amigos la verdad es que nos daba vértigo pensar lo que cuesta realizar, ni tan siquiera rozar, esos sueños interiores. A veces es inevitable entrar en esas crisis de fe que te interrogan sobre los porqués de las cosas. Ya casi tengo despejada esa incógnita con un recurso facilón: no me interesan los porqués. Lo complejo es el cómo. Es cierto que cada paso suma, que cada gesto se agradece desde el alma. Pero cada vez somos más conscientes de que alcanzar el ideal siempre ha sido una empresa titánica.

No entendemos de donde sale esa búsqueda, esa llamada, esa conversión que pretende relacionar lo interior con lo exterior sin barreras, sin nada que separe lo uno con lo otro. ¿Por qué hacemos unas cosas y no otras? Realmente la vida plana tiene sus ventajas. Pero cuando pretendes enredarte de forma voluntaria en proyectos ambiciosos uno siempre termina por achacarlo a fuerzas que nos empujan a lo irremediable.

Por alguna extraña razón existe una implicación no sólo intelectual y guerrera, también vital y urgente. Hay un anhelo combatiente, un espíritu que nos gobierna más allá de nuestros intereses particulares. Estamos como entregados a esa pasión por la vida, a ese modelo cocreador que nos arrebata de todo cuanto somos.

Santa Teresa de Jesús ya nos advertía: nada te turbe, nata te espante. Es la eficacia de la paciencia la que produce grandes obras en nosotros y en el mundo. Mira que no reina Dios sino en el alma pacífica y desinteresada, nos decía otro místico, San Juan de la Cruz. El alma que anda en amor, ni cansa, ni se cansa, nos decía. Quizás sea así todo, tan fácil, tan sencillo como entregarse sin miedo a todo ese mundo que nos espera. Seamos pacientes. Seamos valientes ante los retos y la necesidad, ante la urgencia de actuar y el devenir de los tiempos.

Anuncios

2 thoughts on “Nada te turbe

  1. 😉 Todavía soy de esas personas (sabiendo, desde luego, que no es lo más importante) con ramalazos de materialismo y en mis pensamientos existe aquella frase de “pues si a mí me tocara la lotería, haría esto y aquello…”,

    Pues bien, en “esto o aquello”, tiene un lugar destacado el poder deciros: “aquí tenéis esto para que podáis llevar a cabo ese sueño, no sé si utópico, tan maravilloso que sólo ansía compartir desde un lugar bueno y bonito lleno de luz”.

    En el mundo hacen falta muchas personas como vosotros y debemos cuidaros, mimaros…

    Abrazos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s