Sánate a ti mismo y sanarás al mundo


a

El cuerpo es nuestro vehículo, pero también es nuestro templo. Tomar consciencia de esta realidad es encaminar nuestras vidas hacia otro sentido, hacia otro sentir, hacia otro escenario privilegiado.

La energía vital que recorre nuestro cuerpo nos conecta con la vida. Es una fuente de riqueza y de poder que nos hace ágiles, fuertes y hermosos. Cualquier gesto, cualquier tipo de acto responde a esta energía, a este arrojo de vida. Pero nunca somos conscientes de la calidad de la misma. ¿Qué tipo de energía nos recorre? ¿Qué tipo de vida nos anima?

Las emociones es la balsa que nos conduce por el vasto océano de la experiencia. Nos impulsa hacia uno u otro lugar, nos lleva a subir y a bajar o a voltear el mundo y sus caminos. Es nuestro motor, lo que nos impulsa, lo que atrae y repele, lo que nos conecta con el mundo sensible. También tiene su propia calidad dependiendo del dominio que ejerzamos sobre la misma. ¿Utilizamos el mundo emocional para dirigir nuestros pasos hacia la correcta consecución de nuestra vida y propósito o es el mundo emocional el que antoja nuestro devenir? ¿Quién domina a quien? ¿Hemos pensado alguna vez en ello? ¿Son las emociones las que dirigen nuestra vida o nos valemos de su fuerza y motor para alcanzar nuestras metas?

La mente es el faro de luz y la consciencia aquello capaz de penetrar toda tiniebla, todo velo, toda ilusión. La mente es el soporte de la consciencia, es el asiento donde descansa la sutileza, el arte y lo que nos conecta con el universo entero, con su infinitud. Pero muchas veces vivimos engañados por la ilusión mental, por el espejismo de sus propias creaciones, de sus miedos, de sus fantasías, de su criterio. Ocurre lo mismo que en los casos anteriores, ¿hemos pensado alguna vez en someter mediante el silencio y la meditación a ese poderoso foco de luz? ¿Hemos alguna vez pensado en como dirigir correctamente esa luz para caminar hacia nuestro destino o hemos dejado que la ilusión, la crítica, el espejismo, la ficción y la dualidad erren nuestros pasos? ¿Hemos sido alguna vez conscientes del poder creador de nuestra mente? ¿Hemos reflexionado sobre ello? ¿Y sobre la consciencia que nos gobierna? ¿Qué tipo de consciencia tenemos, y de qué calidad? ¿Con qué mundo nos conecta esa consciencia, con el de los sentidos, siempre tan limitados, o con el de la infinitud?

Enciende una vela blanca en tu templo y diseña sus paredes desde la sana intención de construir una luminosa catedral. Que cada piedra sea pulida para que encaje a la perfección en el edificio virtuoso, en el equilibrio y la rectitud. Observa tu cuerpo para que sea un vehículo perfecto que albergue la energía vital, la savia de la vida que debe ser limpia y pura, que debe alimentarse de cristalina agua, de pacíficos alimentos, de oxigenado aire y de luz, mucha luz. Su pureza hará que nuestras emociones sean nobles y estén calmadas, hará que no se dejen llevar por cualquier viento y serán firmes ante la adversidad. Un edificio fuerte y bien conservado soportará convenientemente los envites de la vida. Hará de nuestras emociones un campo equilibrado, ecuánime,  perfecto para que se aposente el jinete, el hacedor, el tejedor de mundos al que llamamos mente, la buena mente. Y ella será respetada y respetuosa con el mundo sensible, abrazando la unidad de todas las cosas sin juzgar, sin vacilar, sin caminar a ciegas, sin dudar.

Cuando todo esto ocurre, inevitablemente fortificamos el flujo de vida y la salubridad nos atraviesa, nos sanamos, somos partícipes de otro tipo de energía, de otro tipo de mecanismos que producen un halo de luz en el planeta que habitamos. Inevitablemente surge una simbiosis rítmica entre nosotros y el cuerpo mayor que moramos, ese navegante estelar al que llamamos Tierra. Si nos sanamos, sanaremos al mundo y la vida será bella, fuerte, sabia.

(Foto: © Наталья Ова)

Anuncios

One thought on “Sánate a ti mismo y sanarás al mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s