Filipinas


a

Siento gran tristeza por los miles de muertos que ha arrasado el tifón Haiyan. Miles de muertos que según algunos expertos están relacionados con el uso masivo e incontrolado de aerosoles, especialmente en el sur de China. La ONU por fin se pronuncia claramente sobre los efectos del cambio climático en las catástrofes cada vez más agresivas y continuadas a las que estamos expuestos.

Y cuando hablamos de estas cosas nos llaman alarmistas o apocalípticos sectarios. Sin embargo los hechos están ahí, y cada vez con más virulencia. Sigamos pues en nuestra miopía. Sigamos en nuestra ceguera insulsa. Sigamos anclados en la ignorancia del que no quiere ver, del que pasa por la vida como si la vida no fuera con él.

Perdonad el tono de estos días, pero es que parece como si realmente estuviéramos viviendo en un mundo cada día más alocado y ciego.

Ahora toca un rato de silencio, al menos hasta que podamos contar uno a uno todos los que en estos días han perdido la vida de forma atroz. Que sus almas ahora sean libres y que renazcan en el flujo de la vida invisible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s