Madrid: le merde


 DSC_0170 DSC_0175 DSC_0181

Hoy los habitantes de Madrid hemos amanecido enterrados en mierda. Cuando cruzaba las dos calles que me separan del local no podía dar crédito a lo que veía. Basura por todas partes, cientos de bolsas tiradas por todos los rincones. Llegué a la puerta del local y casi no podía entrar. Lo primero que hice, después de suspirar paciente, fue buscar el recogedor y la escoba, una gran bolsa de basura industrial que luego se convirtió en dos y empezar a barrer la calle.

Me sorprendieron varias cosas. La primera, viéndola y recogiéndola con mis propias manos, es la cantidad de residuos que tiramos a la basura todos los días del año de todos los años de nuestra existencia. Más de tres millones de habitantes tirando todos los días basura y más basura no sólo por los cubos, también por los desagües. Millones de personas tirando y tirando cosas a veces inútiles, porque de todo me he encontrado esta mañana, y la mayoría de las veces, innecesarias. Luego me preguntaba dónde iba toda esa mierda, toda esa basura, toda esa inmundicia sin nombre. No quiero ni pensarlo, porque como digo, es la mugre de más de tres millones de habitantes.

La otra cosa que me sorprendió es la actitud de la gente ante lo que estaba ocurriendo. Una huelga del servicio de limpieza se había dedicado toda la noche a esparcir nuestros desperdicios por todas las calles a modo de protesta. Sobre esto no opinaré porque podría extenderme, pero sí aluciné con la actitud pasiva, pasota y despreocupada de todo el mundo. Los abuelos se quejaban, los adultos miraban insultantes al verme recoger la basura y el resto pasaba de largo como si eso no fuera con ellos. El incivismo o la falta de consciencia de lo grupal, de lo común, me sorprendió. Encima, a los pocos que nos atrevíamos a recoger algo nos miraban con extrañeza, como si fuéramos extraterrestres o algo parecido.

Cuando vi la actitud de la gente amplié el marco de limpieza y empecé a recoger también los portales de al lado, los del frente, los de la calle anexa. Más de una hora limpiando hasta que al menos media calle quedó decente. Pero todo parecía inútil ante la pasividad del mundo entero.

Madrid lleva ya meses extremadamente sucia. Pero lo de estos días debería hacernos recapacitar sobre como somos, como actuamos y como dirigimos los asuntos que afectan a toda la comunidad, incluidos nosotros mismos. El incivismo y la falta de consciencia hacia tantas cosas a veces me sobrepasan. De otra forma, ¿qué se puede esperar de una sociedad narcotizada y sucia por dentro? ¿Qué podemos esperar de una sociedad que contamina sus pulmones con alquitrán, las venas con alcohol y los estómagos con cadáveres? ¿Qué esperar de una sociedad de viles pasiones, deseos oscuros y egoístas y pensamientos que sólo juzgan o critican en vez de construir un mundo mejor y más sano? Un mismo patrón en más de tres millones de actitudes parecidas sólo puede crear un cáncer social, o lo que es peor, plantar las semillas de su propia autodestrucción. Así que sigamos así, en este viva la Pepa, hasta que terminemos por cargarnos todo. Absolutamente todo.

Anuncios

7 thoughts on “Madrid: le merde

  1. Tu escrito, Javier, toca muchos puntos distintos. Por quedarme con uno, diré que no veamos culpables a quienes no lo son. Tu gesto de ponerte a recoger es, como no podía ser de otra manera, bueno y admirable, pero debemos ser conscientes que todavía no estamos inmersos en ese mundo bueno, solidario y grupal, desde el respeto a la individualidad, que tantos deseáis (yo también) y por el cual trabajáis.

    Todo se andará…

    Me gusta

    • No es una cuestión de buscar culpables… Quizás solo quiero motivar el que nos miremos de vez en cuando, además de a nuestro hermoso ombligo, a nuestro propio espejo. Cuando nos miramos al espejo a veces hay cosas que no nos gustan de nosotros, como individuos y sociedad, y creo que deberíamos, me incluyo, por supuesto, mirar y remirar cada día más adentro para ver qué exportamos al mundo en el que vivimos. Y a veces, por desgracia, y me incluyo, sólo exportamos merde.

      Me gusta

      • A parte de que, quizá, sí es hora de buscar verdaderos culpables para poder así ir solucionando y disolviendo problemas, en lo demás estoy de acuerdo.

        …es que, a veces, me asusta el posible acercamiento a pensamientos o actitudes radicales aun siendo desde la mejor de las intenciones 😉

        Me gusta

  2. querido Xavi Boix…no puedes un “Quijote” en un mundo herido de muerte, necesitamos que seas uno más entre nosotrxs, entre esta inmensa mayoria que se encuentra apretando los machos…y lo dientes.
    Acuérdate de “Los Solidarios”…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s