Sonrisas y lágrimas


OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

IMGP1324

 

DSC01804

 

 

 

IMGP1325

 

DSC00379

 

DSC00346

 

enlaaldeagesemama

Estaba repasando las fotos que el amigo Koldo me enviaba para recopilar en un librito las hazañas de Kili-Kili y Kolo-Kolo por el mundo. Había algunas que me han conmovido viéndolas desde la distancia. Aquellas especialmente en las que teníamos que hacer reír a niños a los que les rondaba la muerte en lugares muchas veces inimaginables a nuestras cómodas mentalidades occidentales.

Las veía y recordaba todo ese dolor que existe más allá de nuestras cuatro paredes de seguridad. Todo el sufrimiento acumulado en tierras indómitas, donde una sequía o una epidemia puede arrasar a todo un pueblo. Aún a pesar de la pobreza extrema, a veces rozando la miseria y lo indignante, siempre podíamos sacar alguna sonrisa y siempre aquellos adorables y dulces niños eran capaces de estremecer nuestros corazones.

Hay escenas grabadas con firmeza pues me recuerdan lo afortunado que somos por hechos tan simples como el poder darnos una ducha, el poder abrir un grifo y que salga raudales de agua o el darle a un interruptor y disfrutar de la luz. Ni que hablar de la comida abundante, del vestido, del calzado y del techo. Sí, del techo, eso que nos parece tan normal y asumido y que muchos, muchos más de los que nos imaginamos, no pueden disfrutar.

Seguimos viviendo en un mundo miserable porque desde la egoísta prepotencia ignoramos todo lo que ocurre más allá de nuestro marco de seguridad. No somos capaces de ver desde la consciencia más delicada todo eso que aún está por hacer. La impotencia nos recorre inevitablemente, pero la dicha de poder ser un faro de luz aunque sea tan sólo por un mínimo instante nos da esperanza y nos alivia la carga del dolor que sentimos cuando vemos y tocamos plenamente toda esa intemperie de angustias.

Me sumiré en el silencio de la noche para recordar a esos niños, muchos de los cuales ya están en ese lugar que llaman cielo, esperando o trabajando para que desde aquí despertemos a la nueva consciencia. Los recuerdo y los abrazo como ellos hacían de forma tan intensa y alegre. Les susurraré en el idioma angélico palabras perdidas para que vuelvan a sonreír estén donde estén, hagan lo que hagan, y dejaré que ellos me susurran y me inspiren la urgencia de actuar.

 

Anuncios

One thought on “Sonrisas y lágrimas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s