El desafío


a

El desafío del próximo milenio será invitar a todos los pensadores del mundo a abandonar sus sectarismos, nacionalismos y partidismos para abrazar la unidad que nos hermana. Esa sensación de unidad y hermandad es palpable en cada viaje que hacemos con Emilio Carrillo donde ofrece charlas a diversidad de grupos pero todos con un principio interior común: el mejoramiento del planeta.

En todas las conferencias encontramos a personas que nos conocen ya sea por el blog o por el proyecto O Couso que se nos acercan para darnos ánimos y con ganas de colaborar de alguna forma. Ayer fue Javier y hoy Carmen, la cual está deseando que estemos en Galicia para “quitar hierbas” o lo que haga falta. Esta actitud nos emociona porque de alguna forma todos tenemos ganas de colaborar con el nuevo paradigma, con una nueva forma de hacer las cosas. En esos pequeños gestos podemos ver la unidad que existe y se entreteje entre seres que no se conocen pero que de alguna forma, trabajan por un bien común.

Hay una buena noticia y es que el proyecto ha recibido un gran impulso por la unión de dos fuerzas que van a aportar no sólo un considerable esfuerzo material sino que además, desde el minuto cero, estarán “quitando hierbas” y poniendo piedra sobre piedra en el propio terreno. Dicho así, esto significa que ya somos, otra vez, dos familias las que vamos a emprender la tremenda labor de reconstruir  el lugar. En pocos días iremos al terreno para valorar algunas cuestiones importantes y buscar los recursos que falten para emprender la aventura.

Os invitamos a que nos ayudéis en esta ya cada vez más cerca recta final para alcanzar el primer propósito. Si todo va bien, en pocas semanas podréis acompañarnos todo el tiempo que queráis a “quitar hierbas”, plantar árboles, cuidar la huerta o alicatar cuartos de baño. Cualquier ayuda del tipo que sea será bienvenida y por supuesto, lo que estamos creando, nunca lo olvidéis, es desde ya vuestra casa.

Lo único que esperamos es que emanen de forma espontanea corazones amorosos y mentes inteligentes capaces, con su ejemplo y dedicación, de vibrar un nuevo tipo de energía, un nuevo tipo de oscilamiento. Vivir, servir, trabajar y ejercer influencia sin pedir nada para el yo separado. Bucear en la unidad de todas las cosas y responsabilizarnos de nuestro paso por este hermoso planeta. El reto es grande, el desafío oportuno.

(Foto: © José Fangueiro)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s